Racismo y sindicatos, focos rojos en la Euro

Polonia y Ucrania han cumplido con una impecable organización de la Eurocopa 2012, tanto, que los llevó a declararse listos para su arranque tres meses antes del partido inaugural. Sin embargo, no...
Polonia y Ucrania han cumplido con una impecable organización de la Eurocopa 2012, tanto, que los llevó a declararse listos para su arranque tres meses antes del partido inaugural. Sin embargo, no han podido escapar a problemas políticos y sociales.
 Polonia y Ucrania han cumplido con una impecable organización de la Eurocopa 2012, tanto, que los llevó a declararse listos para su arranque tres meses antes del partido inaugural. Sin embargo, no han podido escapar a problemas políticos y sociales.
Ciudad de México -
  • Grupos racistas y de derecha extrema en Ucrania han advertido sobre ataques
  • Sindicatos polacos anunciaron protestas y marchas con la intención de paralizar el torneo

Polonia y Ucrania han cumplido con una impecable organización de la Eurocopa 2012, tanto, que los llevó a declararse listos para su arranque tres meses antes del partido inaugural. Sin embargo, el torneo continental no ha podido escapar a problemas políticos y sociales, que si bien no amenazan su realización, sí ponen bajo advertencia a los organizadores.   A sólo unas horas de que se ponga a rodar el balón en el Estadio Nacional de Varsovia, le Euro 2012 vive sus momentos extra cancha más complicados, originados por amenazas de grupos racistas y de extrema derecha en Ucrania y conflictos sindicales que ponen en alerta a las autoridades en Polonia.   UCRANIA, AMENAZADA POR GRUPOS RACISTAS

El pasado 29 de mayo, el ex defensa de la Selección de Inglaterra, Sol Campbell hizo un llamado a los seguidores ingleses para no viajar a Ucrania, debido a los altos índices de racismo que se registran en el país ex soviético y a las advertencias que grupos racistas de realizar ataques durante la competencia.   “Quédense en casa, véanlo por la televisión. No se arriesguen, porque podrían acabar regresando en un ataúd”, dijo el zaguero en una entrevista a la BBC de Londres, donde además calificó como una equivocación por parte de la UEFA la designación de ambas sedes.   “La UEFA no debería haber elegido a estos países (Ucrania y Polonia) como anfitriones de un torneo de primer nivel”.   Pese a que el gobierno ucraniano rechazó tener problemas de racismo, familiares de jugadores, como el caso de Theo Walcott y Alex Oxlade-Chamberlain, han decidido no asistir al torneo por temor a ser víctimas de la violencia.   Incluso, los rumores sobre posibles ataques o burlas a jugadores, despertó el enojo del seleccionado italiano, Mario Balotelli, quien aseguró a la prensa inglesa que “mataría” al aficionado que se atreva a lanzarle una banana, dentro o fuera del terreno de juego.   “Si alguien me lanza una banana en la calle o sobre un terreno de juego iré a la cárcel, porque lo mataré. No voy a aceptar ningún tipo de racismo. Vamos a ver lo que sucede durante la Eurocopa, pero espero que no se produzca ningún tipo de incidente”.   SINDICATOS QUIEREN PARALIZAR POLONIA

En la otra sede, el problema pasa por lo político. El Sindicato Solidaridad, el sindicato más grande de toda Polonia, anunció la realización de marchas en las cuatro sedes polacas (Varsovia, Wroclaw, Poznan y Gdanske) que albergarán la Euro 2012, como forma de rechazo al aumento en la edad de jubilación que aprobó el gobierno del Primer Ministro, Donald Tusk.   De acuerdo a declaraciones levantadas por el diario polaco, Rzeczpospolita de integrantes del sindicato, las protestas tienen la intención de bloquear los eventos con motivo del torneo de futbol, incluyendo los partidos que se realizarán en los estadios donde jugarán las 16 Selecciones participantes.   “Además de la manifestación sindical tradicional también se están considerando otras formas de protesta, como el bloqueo de los lugares donde el Presidente y el Primer Ministro organicen banquetes para los representantes de la UEFA y los invitados extranjeros.   “Habrán manifestaciones en todas las ciudades que son sede de campeonato y en los días en que se disputen partidos”.   Pese a las amenazas de paralizar la Euro, el gobierno polaco confía en que llegarán a un acuerdo con los sindicatos antes de que Polonia y Grecia inauguren la competencia.   “Estoy convencido de que seremos capaces de llegar a un acuerdo con los dirigentes de los sindicatos para que no se eche a perder esta fiesta nacional con exageradas medidas radicales”, dijo el Primer Ministro Donald Tusk, quien añadió que la mayoría de la población, ve en el torneo una gran oportunidad de crecimiento.   “Estoy convencido de que la inmensa mayoría de la gente en Polonia abordará la Eurocopa como yo: como una gran oportunidad, una gran fiesta”.   Inmersos en problemas internos y a menos de 120 horas de que de arranque la Eurocopa 2012, Polonia y Ucrania aseguran no tener problemas para llevar a cabo la edición número 14 de la Eurocopa, torneo que se celebra desde 1960 ininterrumpidamente.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×