Sudáfrica 0-0 Irak... Sudáfrica no pudo empezar con una victoria

Mohammed Kassid se erigió como la figura salvadora de Irak con un par de fenomenales atajadas para que el seleccionado dirigido por Bora Milutinovic sustrajese el domingo un empate 0-0 contra...
Mohammed Kassid se erigió como la figura salvadora de Irak con un par de fenomenales atajadas para que el seleccionado dirigido por Bora Milutinovic sustrajese el domingo un empate 0-0 contra Sudáfrica.
 Mohammed Kassid se erigió como la figura salvadora de Irak con un par de fenomenales atajadas para que el seleccionado dirigido por Bora Milutinovic sustrajese el domingo un empate 0-0 contra Sudáfrica.  (Foto: Reuters)
  • Cerca del final Sudáfrica tuvo la opción más clara

Mohammed Kassid se erigió como la figura salvadora de Irak con un par de fenomenales atajadas para que el seleccionado dirigido por Bora Milutinovic sustrajese el domingo un empate 0-0 contra Sudáfrica en el partido inaugural de la Copa Confederaciones. El empate supo derrota para el país anfitrión, complicando sus aspiraciones de avanzar a las semifinales y ser protagonista del torneo. La espectacularidad de Kassi en el arco iraquí no fue lo único que ahogó el grito de gol de los sudafricanos, que ejercieron un claro dominio en el estadio Ellis Park. Los "Bafana, Bafana" tuvieron un mala suerte que rayó en lo absurdo al encarar varias ocasiones en la que lo más difícil era fallar que embocar al fondo de la red. A seis minutos del final, por ejemplo, Kassid hizo una mala salida ante un centro y Kagisho Dikgacoi logró cabecear justo en frente de la raya de gol. Pero lo pelota pegó en la pierna del delantero Bernard Parker y un defensor iraquú llegó para despejar. Irak apeló a un esquema defensivo, con cinco hombres atrás, y se embolsó un inesperado primer punto dentro del Grupo A, que completan España y Nueva Zelanda. "Es muy temprano para eso", dijo Bora Milutinovic cuando le preguntaron si Irak podía pretender a sortear la primera fase. "Simplemente estoy muy feliz de como jugamos el partido. Hemos jugado un partido extraordinario". En términos generales fue un duelo en lo que muy poco se pudo rescatar en cuanto a calidad. Ni el enlace iraquí Nashat Akram y la figura sudafricana Teko Modise incidieron ante dos defensas bien plantadas. En el que fue tal vez el partido más importante de Sudáfrica en una década, el conjunto local sufrió una baja sensible antes del inicio cuando tuvo que prescindir del volante Steven Piennar. El jugador del Everton no se pudo recuperar completamente de un golpe en el tobillo, además de padecer un malestar estomacal. Pienaar entró a cinco del final, pero no tuvo impacto. "Mi arquero no tuvo nada que hacer en el partido, fue un espectador", se lamentó Joel Santana, el técnico brasileño de Sudáfrica. "Mis muchachos merecieron más".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×