EUA 2-2 Haití... En un suspiro, EUA rescató el empate

Haití sigue dando sorpresas, la oncena caribeña estuvo muy cerca de hacer historia en la cancha del Gillette Stadium al tener en la lona por 90 minutos al cuadro de Estados Unidos, sin embargo, un...
 Haití sigue dando sorpresas, la oncena caribeña estuvo muy cerca de hacer historia en la cancha del Gillette Stadium al tener en la lona por 90 minutos al cuadro de Estados Unidos, sin embargo, un golazo de Holden borró todo el esfuerzo haitiano.  (Foto: Notimex)
Gillette Stadium de Foxborough, Massachusetts... -
  • Holden empató para los de casa al 91

Haití sigue dando sorpresas, la oncena caribeña estuvo muy cerca de hacer historia en la cancha del Gillette Stadium al tener en la lona por 90 minutos al cuadro de Estados Unidos, sin embargo, un golazo de Holden borró todo el esfuerzo de los haitianos y regresó a la realidad al equipo de Haití que se ha quedado con cuatro puntos en el Grupo B y con ello clasifica a los Cuartos de Final de la Copa de Oro.

El equipo estadounidense encontró el primer tanto de la ventaja sobre Haití al minuto 5 por conducto de Arnaud. Al comenzar el complemento Haití hizo efectivo el 1-1 con Sirin y dos minutos después encontró la ventaja de la mano de Chery.

En tiempo de compensación llegó el tanto de la igualada de Estados Unidos con un riflazo de Stuart Holden y con ello, el equipo de Las Barras y las Estrellas, acumuló siete puntos que le valieron para el primer lugar del Grupo B y con ello, también avanzan a la siguiente Fase que se jugará el próximo fin de semana.

EL PARTIDO

Antes de comenzar el segundo tiempo del encuentro entre Estados Unidos y Haití, cientos de aficionados en el Gillette Stadium pensaron que todo pintaba para una evidente victoria del cuadro anfitrión ante los caribeños, sobre todo cuando pasaron más de 40 minutos en los que los jugadores de Las Barras y las Estrellas se cansaron de llegar a la meta de Jean Zephirin.

Desde el 5, David Arnaud, aprovechó un pase filtrado de Stuart Holden y en el momento justo le quebró la cintura al zaguero haitiano para tocar con la zurda el balón que se convirtió en el tanto de la ventaja 1-0 del equipo estadounidense.

A partir de dicho instante el encuentro fue de los muchachos dirigidos por Bob Bradley, al 23 un cabezazo de Jay Heaps a primer palo le dio un nuevo aviso a Zephirin, el conjunto de casa estaba buscando el segundo tanto del partido aprovechando los zurcos defensivos en el rectángulo verde.

Un riflazo de la pierna derecha de Holden al 28, picó en la portería caribeña y mordió la línea de gol, sin embargo, el tanto no fue válido ya que el esférico no pasó la raya. Sesenta segundos después, Fabrice Noel respondió con un tiro de media distancia que salvó el meta estadounidense Luis Robles.

Así se consumió la primera parte, la confianza en la escuadra blanca creció en el vestidor tras 15 minutos de descanso pero, nadie esperaba un giro anímico de los haitianos a quienes sólo les bastaron dos minutos para cambiar el rostro del encuentro.

Al correr el 46, Haití probó suerte en el área de definición y salió victorioso. Saint-Preux metió un pase elevado tras dejar en el camino al zaguero Jay Heaps, el esférico tenía un sólo destino: la testa de Vaniel Sirin, el mediocampista sólo empujó para marcar el 1-1.

Haití aprovechó el instante de desconcierto y dos minutos después anotó el 1-2 aprovechando de nueva cuenta un oso defensivo de Jimmy Conrad, quien perdió la pelota sin tener en cuenta que Mones Chery tenía guardada una bazuca en la diestra y con ello definió el tanto de la victoria al 48. El esférico besó la red una fracción de segundo y salió disparado entre una defensa incrédula.

Haití aguantó con lo que pudo a unos estadounidenses que intentaron remar contracorriente y Estados Unidos se metió en problemas. Con los nervios y la desesperación por el cronómetro, el cuadro local dejó de lado la táctica y le dio paso a los balonazos, cualidad que los de Bradley no saben manejar ya que sin orden suelen ser poco efectivos.

A pesar de todo y tal vez, sin merecerlo. Los muchachos de Bradley encontraron el 2-2 en tiempo de compensación gracias a que un talentoso Holden se atrevió a tomar el balón con pierna derecha y así, la envió al fondo de la puerta de Haití y tras ello llegó el silbatazo final de Walter Quesada.

EL ARBITRAJE

Walter Quesada tuvo un buen trabajo, a pesar de que el partido se volvió ríspido sobretodo en la segunda mitad, el silbante mantuvo el orden y mostró pocas tarjetas, no tuvo ocasiones para la polémica y mostró una buena forma física al ir y venir junto con el balón a lo largo y ancho de la cancha.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×