Marathón 2-0 Toluca... Marathón le quitó el invicto al Diablo

Toluca perdió su invicto en la Concachampions. El equipo mexiquense, que había tenido un paso perfecto en la Fase de Grupos del torneo centroamericano, no fue ni la sombra del cuadro poderoso que...
Toluca perdió su invicto en la Concachampions. El equipo mexiquense, que había tenido un paso perfecto en la Fase de Grupos del torneo centroamericano, no fue ni la sombra del cuadro poderoso que había mostrado.
 Toluca perdió su invicto en la Concachampions. El equipo mexiquense, que había tenido un paso perfecto en la Fase de Grupos del torneo centroamericano, no fue ni la sombra del cuadro poderoso que había mostrado.  (Foto: Notimex)
Estadio Olímpico Metropolitano, San Pedro Sula -
  • El equipo de Toluca se desdibujó en Honduras

Toluca perdió su invicto en la Concachampions. El equipo mexiquense, que había tenido un paso perfecto en la Fase de Grupos del torneo centroamericano, no fue ni la sombra del cuadro poderoso que había mostrado y con una escuadra B, que fue siendo reforzada por hombres como Sinha y Mancilla, no pudo levantarse. Marathón, el mismo equipo que en la Bombonera perdió 7-0, venció a unos Diablos, que no fueron no tan Diablos, 2-0 en el Estadio Olímpico Metropolitano. Con el triunfo logró ponerse en la pelea, empatando con DC United a seis unidades. Toluca con 12 puntos prácticamente se encuentra calificado, y sólo tendrá que vencer o empatar con el DC United en la última fecha de la Fase de Grupos; aunque si pierde y Marathón gana, los pingos estarían automáticamente en la siguiente ronda. El cuadro hondureño necesita ganar y esperar que DC United empate o pierda, pues en caso de que ambas escuadras empaten en la última jornada, la diferencia de goles favorece a los americanos. EL PARTIDO Manuel Keosseain durante la semana meditó sobre su estancia en el equipo Marathón como estratega. Los resultados que estaba dando en la Concachampions no eran buenos, el equipo estaba a un juego de quedarse fuera si Toluca volvía a aplastarlo con su potencial ofensivo, como lo hizo en el Nemesio Díez con un 7-0. Entonces se dio su última oportunidad, habló con su cuadro y trató de cerrar filas. Así, justo cuando Walter López dio el silbatazo inicial, el equipo hondureño comenzó a trazar el camino de la victoria. Fue ahí cuando se encontró a un Toluca que no era un Diablo. El equipo de José Manuel de la Torre se desdibujaba en cada trazo, su potencial no era el de antes, su fuerza en la zaga era efímera. El estratega de los Diablos desde que comenzó el juego se dio cuenta que el grupo mexiquense no era el que estaba acostumbrado a disfrutar del futbol. Así, el error fue inevitable, tan sólo al minuto 7 en un pase largo para Martínez, Francisco Gamboa le cometió una pena máxima. El balón no le había quedado franco a Martínez, por ello cuando intentó acomodarse, el jugador rojo no dudo en dejarle caer todo su cuerpo. El silbante, sin titubear, marcó la pena máxima y sólo dos minutos más tarde, después de los inevitables reclamos, Martínez se perfiló para cobrar. El jugador hondureño le mostró el lado izquierdo a Talavera, y el arquero de los Diablos decidió tirarse hacia dicho costado, pero el balón que salió de la pierna derecha de Martínez, entró en el centro, con mucha potencia. El letargo en el juego fue inevitable, Toluca no tenía una idea clara de cómo atacar, fue como si sus fuerzas hubieran sido asaltadas por los rifles y metralletas que los custodiaron en su estancia en Honduras. El segundo gol de la noche para Marathón otra vez llegó gracias a su buena fortuna y el desconcierto de los Diablos. En un rechazo de la defensa mexiquense, Mejía disparó de izquierda raso, el esférico tuvo un leve desvío y entró sin problema a la portería al minuto 34'. De la Torre no podía seguir cediendo el partido, la calificación se encuentra en la bolsa, sólo una fatalidad podía arrancársela, pero la derrota no era, por nada, un estado en el que le gustaba reposar. Así, decidió mandar a Antonio Naelson "Sinha" a la cancha para apoyar a un equipo B, que estaba sufriendo de más; pero el naturalizado mexicano no pudo imprimirle su magia al juego. Y pese a que Toluca logró hacerse del balón y controlar el juego, su efectividad para llegar al marco rival era tan nula, que fue hasta el minuto 75 cuando encontraron una jugada de peligro. Romagnoli disparó con potencia después de que Sinha le cedió el esférico con ventajas, pero el obús del argentino terminó yéndose a un costado. Toluca volvió entonces a cometer otro grave error. Después de que tenía un hombre de más, tras la expulsión de Ástor Shermon, Diego Novaretti hizo una falta en el área que no sólo se convirtió en una pena máxima, sino también en su salida inmediata del juego al recibir el segundo cartón amarillo de la noche. El regalo que Jerry Palacios recibió para cobrar el penal, fue mal aprovechado, su disparo fue potente, pero pegó en el travesaño; sin embargo, la victoria ya era suya, lo fue desde los primeros minutos de juego. ARBITRAJE Regular de Walter López, quien permitió que los locales cometieran muchas faltas al inicio del partido, sin sancionarlas. Poco a poco se vio obligado a sacar las tarjetas amarillas, hasta que llegó a expulsar a tres hombres por ver dos veces en el partido el cartón preventivo. Sin embargo, el juego no fue brusco.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×