Irlanda 0-2 Brasil... El Pentacampéon venció a Irlanda y recuperó a Adriano

Carlos Dunga, seleccionador nacional brasileño tendrá hoy un poco más claro qué hombres se llevará al Mundial de Sudáfrica después de derrotar por 2-0 a una correosa Irlanda, que comenzó apretando...
Carlos Dunga, seleccionador nacional brasileño tendrá hoy un poco más claro qué hombres se llevará al Mundial de Sudáfrica después de derrotar por 2-0 a una correosa Irlanda, que comenzó apretando a los Pentacampeones, pero acabó sucumbiendo.
 Carlos Dunga, seleccionador nacional brasileño tendrá hoy un poco más claro qué hombres se llevará al Mundial de Sudáfrica después de derrotar por 2-0 a una correosa Irlanda, que comenzó apretando a los Pentacampeones, pero acabó sucumbiendo.  (Foto: Notimex)
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  • Kaká tomó las riendas y su sola presencia en la frontal sirvió para provocar tal pánico entre los irlandeses

Carlos Dunga, seleccionador nacional brasileño tendrá hoy un poco más claro qué hombres se llevará al Mundial de Sudáfrica después de derrotar por 2-0 a una correosa Irlanda, que comenzó apretando a los Pentacampeones, pero acabó sucumbiendo a la magia de Kaka, Robinho y un recuperado Adriano.

Antes del partido Dunga debió ver los carteles que preguntaban dónde estaba Ronaldinho, quien viene destacando en los últimos partidos del Milán italiano, pero al que el técnico ha dado pocas esperanzas de volver al equipo. El de hoy era, además, el último partido que disputará Brasil antes de que Dunga anuncie la lista para la cita mundialista y más de uno tenía mucho que demostrar. Irlanda, por su parte, trató de meterse en el espíritu de un encuentro amistoso e intentó jugar la pelota, en parte también para reivindicar la que considera una injusta ausencia de Sudáfrica, en una repesca marcada por una mano del francés Thierry Henry que propició el tanto de la clasificación francesa.

No obstante, un gol en propia meta de Andrews a pase de Robinho y otro del ex madridista tras una triangulación espectacular con Kaká y Grafite acabaron con la Selección que entrena el italiano Giovanni Trapattoni. Brasil salió a dominar a Irlanda, con Adriano muy activo, presionando la salida del balón y al propio meta rival, aunque la primera ocasión de gol llegó de una internada de Robbie Keane, cuyo tiro cruzado y sin mordiente lo atajó sin problemas Julio Cesar. Bien plantada en el campo, la media "verde," con Andrews y Whelan, impedía al contrincante combinar. Sólo las subidas de Maicon, doblado en un par de ocasiones por Kaká, creaban sensación de peligro en el área de Given. De las imprecisiones del centro del campo brasileño se aprovecharon durante los primeros minutos dos jugadores que cuando están en forma son cuchillos para las defensas rivales, como son el habilidoso extremo Damien Duff y el capitán Keane, quien estuvo descartado por lesión para este choque hasta última hora de hoy. Con teórica superioridad física y juego rápido y vertical, Irlanda achuchaba en los primeros minutos a Brasil, pero se exponía a sus contraataques. El más peligroso llegó de una combinación entre Robinho y Adriano, quienes, tras plantarse en el área, dispusieron de sendos disparos a puerta, bien bloqueados por la defensa del trébol. Los hombres de Dunga parecían haberse sacudido la presión inicial de la mano de Kaká, quien había dado un paso al frente, y pidió a sus compañeros que adelantasen posiciones. Encajonada como estaba Brasil, al atacante madridista, incrustado por detrás de Adriano y Robinho, no le llegaban balones. Cuando lo hicieron, Kaká tomó las riendas del equipo y su sola presencia en la frontal con la bola en los pies sirvió para provocar tal pánico entre los irlandeses que estos preferían derribarlo que marcarlo. El "Emperador" aprovechó una de estas faltas directas al borde del área para disparar con potencia, pero sin demasiada colocación, y que Given despejase el balón a córner. Y de nuevo Kaká, al borde del descanso, condujo el esférico desde su propio campo para conectar con Maicon, muy activo en el lateral, y éste con Robinho, cuya centro al área despejó con mala fortuna Andrews al fondo de las mallas. La segunda mitad comenzó como la primera, con Irlanda presionando y tocando, como si se hubiese relajado con el gol en contra y quisiera llegar a la portería contraría a base de combinaciones. Un poco como lo que hizo frente a Francia en el partido de ida de clasificación para el Mundial, en el que desplegó un fútbol espectacular, muy alejado de la rigidez táctica, marca de la casa Trapattoni, que le caracterizó durante la fase de grupos. Con el partido moviéndose rápidamente de costa a costa, Robinho se encontró en su salsa y tomó protagonismo en su banda. El ex madridista probó varias internadas, algunas bicicletas y un pase atrás a la llegada de Michel Bastos, quien soltó un zapatazo que salió rozando la cruceta. El partido se rompió y ambos entrenadores decidieron comenzar la ruleta de cambios a media hora del final para probar nuevos jugadores y mantener el dibujo táctico. Dunga sacó a Ramires y metió a Dani Alves en el centro del campo, por delante del interista Maicon, su rival para el puesto en el lateral derecho. La primera bola que tocó el barcelonista fue la que le robó a un defensa irlandés al borde del área, que le valió para plantarse delante de Given, regatearlo y, solo ante la portería, mandar el balón fuera. No fue el único. Robinho tampoco pudo, casi a portería vacía, dirigir un centro de un Kaka que volvió a brillar en la segunda parte. Para entonces, Irlanda ya no existía y Brasil empezó a deleitar a los muchos compatriotas que se desplazaron hasta el Emirates Stadium del Arsenal con un juego de salón. De una triangulación para enmarcar entre Kaka, Grafite -que había sustituido a Adriano- y Robinho salió el segundo gol de los hombres de Dunga, quien parece saber sacar lo mejor del ex madridista en combinado nacional. Buenas noticias pues para el técnico de la Pentacampeona de cara al Mundial. Kaka es para su país el que todavía no es para el Real Madrid, Adriano está recuperado para el futbol y Robinho es feliz vistiendo la "canarinha".

- Ficha técnica:

0 - Irlanda: Given; Kelly, McShane, St. Ledger, Kilbane; Andrews, Whelan (Gibson m.56), Lawrence (McCarthy m.68), Duff (McGeady m.56); Doyle (Best m.78), Keane.

2 - Brasil: Julio César; Maicon (Carlos Eduardo, m.84), Juan, Lucio (Luisao m.83), Michel Bastos; Gilberto Silva, Felipe Melo, Ramires (Alves m.64), Kaká; Robinho (Nilmar, m.77), Adriano (Grafite m.64). Goles: 1-0, m.44: Andrews, en propia meta; 2-0, m.75: Robinho Árbitro: Mike Dean (Inglaterra). Incidencias: encuentro amistoso disputado en el Emirates Stadium de Londres ante unos 40.000 espectadores.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×