Toronto 2-1 Cruz Azul... La Máquina perdió ante Toronto

Cruz Azul no pudo debutar con un triunfo en la Fase de Grupos de la Concachampions pues terminó cayendo 2-1 frente al Toronto en Canadá. El equipo celeste con una combinación de suplentes,...
Cruz Azul no pudo debutar con un triunfo en la Fase de Grupos de la Concachampions pues terminó cayendo 2-1 frente al Toronto en Canadá. El equipo celeste con una combinación de suplentes, cobijados por titulares indiscutibles, faltó al buen futbol.
 Cruz Azul no pudo debutar con un triunfo en la Fase de Grupos de la Concachampions pues terminó cayendo 2-1 frente al Toronto en Canadá. El equipo celeste con una combinación de suplentes, cobijados por titulares indiscutibles, faltó al buen futbol.  (Foto: Notimex)
BMO Field Stadium ante una muy buena entrada -
  • La Máquina cayó 2-1 en su primer duelo de la Fase de Grupos en la Concachampions

Cruz Azul no pudo debutar con un triunfo en la Fase de Grupos de la Concachampions pues terminó cayendo 2-1 frente al Toronto en Canadá. El equipo celeste con una combinación de suplentes, cobijados por titulares indiscutibles, faltó al buen futbol y la contundencia.

Enrique Meza quiso tener una rotación natural en su plantel, pero la falta de trabajo de conjunto terminó por evidenciar los errores de los que regularmente ocupan la banca.

Toronto supo aprovecharse de la situación y en el primer tiempo finiquito el juego con un 2-0; el gol del honor fue por conducto de Christian Giménez quien cobró un tiro libre, cuando el marcador estaba en sus últimos minutos, para dejar el balón en el fondo de la red y el 2-1 en la pizarra.

Con la derrota La Máquina se quedó sin puntos y con el último lugar del Grupo 1, Toronto se estancó en la primera posición con tres unidades y un +1; sin embargo, ambos planteles podrán cambiar de posición después del partido entre Real Salt Lake y Árabe Unido (rivales de Grupo) que se celebrará este miércoles.

EL PARTIDO

Las piernas poco a poco comenzaban a hacer estragos en los jugadores celestes, por ello para evitar que hubiera una lesión de gravedad que alejara a las estrellas de La Máquina del Torneo local, Enrique Meza decidió hacer cambios para su juego ante Toronto.

El equipo canadiense no parecía ser un rival sumamente complicado por eso el estratega mexicano decidió mandar un cuadro mixto, con jugadores que regularmente están en la banca arropados por titulares indiscutibles (Pinto, Pineda y Villa).

Sus decisiones pronto pagaron factura, apenas era el minuto 3 cuando cayó el gol. Diego Cervantes y Julio Domínguez, los dos centrales improvisados, no se hablaron para despejar una redonda que tenía mucho peligro, De Rosario se aprovechó de la situación y logró conectar el balón para meterlo cerca del manchón penal, Saric llegó para cabecear y dejar sin oportunidad a Gutiérrez.

Toronto en su casa y ante su gente tenía el partido como lo había soñado, la victoria era suya cuando el juego estaba naciendo y sólo había que manejar el encuentro, jugar con la desesperación del rival, cuidarse bien en la última línea y aprovechar por la vía del contragolpe una nueva jugada de gol.

La Máquina no se opuso a la decisión de los canadienses, y aunque por momentos trataron de encontrarse en la cancha, la falta de Gerardo Torrado en el medio campo comenzó a pesar más de la cuenta.

El equipo de Meza no tenía un camino ni forma, tanto que la oportunidad más clara de gol que logró elaborar fue hasta el minuto 40 cuando Pinto se escabulló por la banda para dejar un centro que Vela conectó con la marca encima pero que el arquero logró detener tras estirarse con exigencia.

Toronto supo que podía matar y lo hizo. En un pase de Hscanovics, Mista logró prender el balón con la pierna izquierda cuando se encontraba fuera del área, la redonda fue alcanzada por Yosgart pero el arquero no logró detenerla.

En el medio tiempo Meza hizo cambios, metió a Torrado y Giménez para tratar de modificar el rumbo del juego, después hizo lo mismo al hacer ingresar a Javier Orozco pero lo único que logró fue tener el control del balón y que su rival se olvidara de atacar. La contundencia y las jugadas de verdadero peligro escasearon en el cuadro celeste porque el equipo no tuvo la claridad necesaria para definir frente al marco.

Cruz Azul encontró el gol demasiado tarde cuando Christian Giménez prendió un balón, al cobrar un tiro libre, que se metió pegado al poste derecho; después no hubo más.

EL ARBITRAJE

Courtney Campbell. Regular pues aunque siempre estuvo cerca de la jugada por momentos permitió roces con demasiada fuerza sin sacar una tarjeta, sólo sancionando de palabra.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×