Manchester C. 1-0 Manchester U… No habrá ‘triplete’ para los ‘Red Devils’

La posibilidad de obtener el triplete se diluyó para el Manchester United al caer 1-0 ante su acérrimo rival, el Manchester City que de paso clasificó a la Final de la FA Cup y dejó sin...
La posibilidad de obtener el triplete se diluyó para el Manchester United al caer 1-0 ante su acérrimo rival, el Manchester City que de paso clasificó a la Final de la FA Cup y dejó sin oportunidad al equipo de Sir Alex Ferguson.
 La posibilidad de obtener el triplete se diluyó para el Manchester United al caer 1-0 ante su acérrimo rival, el Manchester City que de paso clasificó a la Final de la FA Cup y dejó sin oportunidad al equipo de Sir Alex Ferguson.
Wembley Stadium -
  • Manchester City espera al ganador del duelo entre Bolton y Stoke City
  • Javier Hernández disputó 25 minutos al ingresar de cambio

La posibilidad de obtener el triplete se diluyó para el Manchester United al caer 1-0 ante su acérrimo rival, el Manchester City que de paso clasificó a la Final de la FA Cup y dejó sin oportunidad al equipo de Sir Alex Ferguson. Los ‘Red Devils’ tendrán que conformarse con disputar las Semifinales de la UEFA Champions League e intentar mantenerse en el liderato de la Premier League, aunque el ‘triplete’ era un sueño que parecía cerca. Los primeros suspiros del partido fueron todos para el Manchester United. El equipo de Alex Ferguson fue quien puso el futbol y manejo la pelota los primeros minutos del encuentro, aunque la realidad es que no inquieto del todo la portería de Joe Hart, portero del Manchester City. El partido se disputó en su mayor parte en la media cancha que defendían los ‘Citizens’ que aguardaban con la posibilidad de contragolpear y de esa forma encontrar el tanto que les diera la ventaja. A pesar del dominio territorial, los “Red Devils” no se encontraban del todo cómodos en la cancha, la presencia de Berbatov en el eje del ataque no era del todo efectiva y fue a través del juego aéreo como encontraron las opciones más importantes que no tuvieron ese peligro que acostumbran llevar los ataques que elabora el equipo de Ferguson. Como por arte de magia Manchester City despertó a los 30 minutos y se dio cuenta de la importancia del partido que estaba disputando, le quitaron la pelota al United y generaron las opciones de gol que los ‘Red Devils’ no pudieron concretar en los primeros lapsos del encuentro. De hecho, la primera de peligro llegó a los 32’ con una media vuelta de Barry que disparó con la marca de Ferdinand estrellando la pelota en las redes pero por la parte de afuera. El holandés De Jong fue otro que metió un balazo de fuera del área para zumbar el poste izquierdo de la cabaña de Van der Saar. Todo se fue parejo en los cartones al medio tiempo, aunque el dominio y el control del encuentro ya era todo de la escuadra de Roberto Mancini, situación que no cambio para la segunda mitad cuando los ‘Citizens’ encontraron el gol que les dio la ventaja definitiva y el pase a la Gran Final. La pifia llegó a los 52’, Carrick, mediocampista del United, perdió el esférico justo a las afueras del área cuando intentaba salir jugando, Yayá Toure tomó la pelota y taladró la defensa de los ‘Red Devils’ para ponerse solo frente a Van der Saar, a quien fusiló con un tiro raso que le pasó por en medio de las piernas para abrir el tanteador. De inmediato Ferguson decidió cambiar el parado de su equipo y mandó a la cancha al mexicano Javier Hernández a los 65’. Fue en ese mismo minuto cuando Nani se encontró con la opción más importante para su equipo cuando cobró un tiro libre que la barrera alcanzó a desviar complicando el trabajo del portero que alcanzó a meter un manotazo para que el balón se estrellará en el poste y muriera el peligro. Todo se complico para los ‘Red Devils’ a los 71 minutos de partido. El experimentado Paul Scholes dejó para otro día la prudencia y le metió un planchazo al argentino Zabaleta por lo que el árbitro no dudó en sacarle la tarjeta roja y mandarlo temprano a las regaderas. Ahí, el ataque del United se murió prácticamente pues se generó un hueco entre los mediocampistas y Javier Hernández, que no tenía las pelotas suficientes para generar alguna jugada que le permitiera empatar el marcador. Ya con un Manchester United completamente volcado al frente, los ‘Citizens’ tuvieron algunos contragolpes que no pudieron definir provocando que los últimos minutos se volvieran dramáticos y eternos para Roberto Mancini que supo manejar el partido y terminar con la ventaja que lo pone en la Final de la FA Cup esperando rival que saldrá del encuentro entre el Bolton Wanderers y el Stoke City.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×