Portugal (5) 0-0 (4) Argentina… Portugal en Semifinales

El guardameta Mika llegó a los 480 minutos de imbatibilidad en el Mundial Sub-20 y con dos atajadas en la tanda de penaltis que Portugal ganó por 4-3 garantizó la clasificación a las Semifinales y...
 El guardameta Mika llegó a los 480 minutos de imbatibilidad en el Mundial Sub-20 y con dos atajadas en la tanda de penaltis que Portugal ganó por 4-3 garantizó la clasificación a las Semifinales y dejó en la cuneta a Argentina.  (Foto: Reuters)
Cartagena, Colombia (Reuters) -
  • Los portugueses suman 531 minutos sin recibir gol en competencias de esta categoría

El guardameta Mika llegó a los 480 minutos de imbatibilidad en el Mundial Sub-20 y con dos atajadas en la tanda de penaltis que Portugal ganó por 4-3 garantizó la clasificación a las Semifinales y dejó en la cuneta a Argentina, el país que buscaba el séptimo título en su historia en el torneo. Tras este resultado, los portugueses suman 531 minutos sin recibir gol en competencias de esta categoría: el último se los marcó el chileno Vidal en Canadá 2007, cuando cayeron por 1-0 en Octavos de Final. Portugal y Argentina empataron sin goles en el tiempo reglamentario y los 30 minutos extras, pero en la tanda de penaltis logró sobreponerse a un mal comienzo, ya que el portero Estaban Andrada logró contener las ejecuciones de Danilo y Roderick. Mika ahogó el grito de Alán Ruiz y la celebración se dio cuando desvió el remate del lateral Nicolás Tagliafico. Para entonces ya había contado con la suerte de que Nicolás González Pires había estrellado su remate en un vertical. Un esfuerzo inmenso, un desgaste que puede pasar factura en el partido de las Semifinales que los de Ilidio Vale jugarán en Pereira contra el mejor del mano a mano entre Francia y Nigeria, que está por resolverse. Portugal busca su tercera corona y sorprendió en el Mundial de Colombia pues en cinco partidos, si bien no encajó gol, apenas firmó tres. El partido ofreció 120 minutos de cuidadoso tanteo y evidentes limitaciones para hacer daño al contrario. Sin un pacto oficial de no agresión, pero decididos a guardar gas y aire hasta para tiempo reglamentario y treinta minutos extra, portugueses y argentinos parecieron jugar con coordenadas precisas en la cancha para evitar el desgaste por el calor de 33 grados y la humedad relativa del 76 por ciento. La mitad de la cancha fue poblada de hombres para hacer más corto el tránsito del balón y las acciones recrearon por momentos partidos de los años setenta del siglo pasado, en los que los jugadores parecían tener tiempo para regatear y los defensores para corregir el fallo en la marca. Facundo Ferreyra apareció como solitario punta frente a la zaga invicta de los lusitanos. Para el ataque portugués las acciones las alternaron Nelson Oliveira, con mayor tendencia a moverse por la derecha, y Caetano, que comenzó por la izquierda pero terminó desplazándose por todo el frente. Erik Lamela, quien llegó a ser duda, tuvo destellos de su calidad, especialmente al levantar un par de tiros libres. Ferreyra apareció en la primera fase para levantar de cabeza un pase a Roberto Pereyra pero su remate a puerta fue rápidamente neutralizado por un defensor. Caetano fue el más incisivo en la ofensiva portuguesa gracias a su velocidad y picardía. Un remate suyo al recibir solitario un pase desde la línea de defensa de Danilo terminó manso en la manos de Andrada, que también estuvo atento para contener un remate franco de Luis Martins. Para el segundo tiempo, Portugal atrasó las líneas. Los de Walter Perazzo tomaron la iniciativa y Lamela apareció como lanzador. Ferreyra no alcanzó a uno de sus servicios y con otro lanzamiento de efecto al segundo palo obligó a salir a Mika para sacar el balón al córner. El mismo Mika neutralizó en dos tiempos un potente de remate de Juan Iturbe a los 61 minutos, sesenta segundos después de entrar por Ferreyra. Portugal se sacudió del dominio con dos ráfagas por izquierda y derecha sobre los setenta minutos. Pero a falta de diez para el fin del tiempo reglamentario la aguja del tanque de combustible de ambas Selecciones estaba a rojo. Caminando se jugó el tiempo extra de treinta minutos, aunque Rafael López, quien ingresó a los 94 por el correoso Caetano, tuvo una oportunidad clara al transformar con un taconazo un centro de Sergio Oliveira desde la izquierda. Andrada, que lució tan seguro en la contención tomó sin fuerza el balón envenenado, que se le escapó y le hizo volar al vertical para sostenerlo de nuevo. Andrada caminó con la cadencia de los héroes en la tanda de penaltis al detener dos remates, pero su colega Mika hizo lo mismo y, de contera, contó con la ayuda de Leandro González Pires, que estrelló su remate en el vertical. - FICHA TÉCNICA: Portugal: Mika; Cedric, Roderick, Nuno Reis, Luis Martins (m.120+2, Tiago Ferreira); Danilo, Pelé, Sergio Oliveira, Julio Alves (m.69, Saná); Nelson Oliveira y Caetano (m.94, Rafael Lopes).  Argentina: Andrada; Nervo, González Pirez, Galeano, Tagliafico; Pereyra (m.98, Vuletich), Laba, Battaglia, Luque (m.81, Ruiz); Lamela; y Ferreyra (m.60, Juan Iturbe). Tanda de penaltis: 5-4 Por Portugal marcaron Nuno Reis, Rafael Lopes, Nelson Oliveira, Tiago Ferreira y Sergio Oliveira. Mika detuvo los lanzamientos de Ruiz y Tagliafico. Por Argentina marcaron Lamela, Iturbe, Nervo y Vuletich. Estrelló su remate en el vertical González Pirez. Andrada detuvo el lanzamiento de Danilo y Roderick.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×