Manchester United 8-2 Arsenal… 'CH14' jugó en diabólica goleada

Javier Hernández aumentó su cuota de minutos en la tercera Jornada de la Premier League cuando el Manchester United aplastó 8-2 al Arsenal en un Clásico que se pintó de rojo.
Javier Hernández aumentó su cuota de minutos en la tercera Jornada de la Premier League cuando el Manchester United aplastó 8-2 al Arsenal en un Clásico que se pintó de rojo.
 Javier Hernández aumentó su cuota de minutos en la tercera Jornada de la Premier League cuando el Manchester United aplastó 8-2 al Arsenal en un Clásico que se pintó de rojo.
Estadio Old Trafford ante un lleno -
  • Wayne Rooney se despachó con tres goles, dos de tiro libre y uno de penal
  • La escuadra londinense aún no se recupera de las salidas de Cesc Fábregas y Nasri

Javier Hernández aumentó su cuota de minutos en la tercera Jornada de la Premier League cuando el Manchester United aplastó 8-2 al Arsenal en un Clásico que se pintó de rojo.

El “Chicharito” inició el cotejo como suplente, pero ante la lesión del joven Danny Welbeck se abrió la oportunidad para que ingresara al terreno de juego al minuto 35, cuando el triunfo ya estaba encaminado para su equipo.

Lo malo para Hernández fue que en medio de la fiesta de goles del Manchester él no se hizo presente en el marcador, aunque sí se notó participativo y con mucha movilidad, generando espacios para sus compañeros.

En otros momentos, jugadores como Nani o Tom Cleverly no quisieron cederle el balón cuando estaba en posición para definir, y en una acción en la que se enfilaba al arco fue derribado y propició la expulsión de Carl Jenkinson.

El que de plano se robó la atención fue Wayne Rooney, que se despachó con tres anotaciones. El delantero inglés marcó dos goles en tiro libre y uno más en la ejecución de un tiro penal.

El Manchester reflejó en el marcador el pleno dominio y la superioridad que tuvo sobre el Arsenal, que sigue sin levantar en este inicio de Temporada y que luce desarticulado tras las salidas de Cesc Fábregas y Nasri, dos piezas que sostenían el funcionamiento del equipo dirigido por Arsene Wenger.

Para colmo del cuadro londinense, en momentos clave del duelo falló oportunidades que pudieron haber cambiado la historia de este encuentro, aunque al final la diferencia en el resultado opacó esos errores.

Welbeck abrió la cuenta al minuto 22 aprovechando un yerro de la defensa contraria, ya en los momentos que el local tenía el dominio del balón y que no dejaba hacer nada al rival. Eso sí, después se presentó un penal a favor del Arsenal que Robin van Persie desperdició entregando el disparo al portero David de Gea.

La falla del holandés al minuto 26 se convirtió en gol en contra para los visitantes. Apenas un par de minutos después Ashley Young amplió la ventaja para los de casa.

Las anotaciones de Rooney vinieron en los minutos 41, 64 y 82, para colocarse como el jugador más destacado del partido, pues superó al arquero Wojciech Szczesny en dos lanzamientos de tiro libre y uno más desde el manchón penal.

La goleada la redondearon Nani y Ji Sun-Park, además de un tanto más de Ashley Young, que así consiguió un doblete.

Por el Arsenal descontaron Theo Walcott y Robin van Persie a los minutos 45 y 74. Incluso, la visita pudo acortar distancias en el inicio del segundo tiempo cuando vivió sus mejores momentos, pero no pudo definir y después se le vino encima la aplanadora roja.

Con este resultado el Manchester United se mantuvo invicto con tres victorias en el mismo número de partidos jugados para llegar a nueve unidades, en tanto que el Arsenal sigue sin ganar y sólo registra un punto.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×