Manchester United 1-6 Manchester City... 'Citizens', 'incendiaron' Old Trafford

La guerra civil se volvió azul por segundo partido consecutivo. Apenas en la semana incendió su casa y ahora repitió la historia pero en hogar ajeno.
 La guerra civil se volvió azul por segundo partido consecutivo. Apenas en la semana incendió su casa y ahora repitió la historia pero en hogar ajeno.
Manchester, Inglaterra -
  • "Chicharito" ingresó a los 65 minutos y puso un pase para gol
  • Ya es de cinco puntos la distancia que hay entre los de Mancini y Ferguson

La guerra civil se volvió azul por segundo partido consecutivo. Apenas en la semana incendió su casa y ahora repitió la historia pero en hogar ajeno.

Un extraordinario Mario Balotelli hizo pedazos la defensa del United para combinarse con Agüero, Dzeko y Silva sellando un 1-6 en Old Trafford que pone cinco puntos de distancia entre el City y el United en la cima de la Premier League.

Manchester United comenzó manejando la pelota y los tiempos del partido. Con Welbeck y Rooney en el ataque, dejando a Javier Hernández en el banquillo, Sir Alex Ferguson intentó proponer un partido en el que la creatividad no estuvo de su lado y si con el italiano Mario Balotelli que definió de gran forma para poner en ventaja a su equipo.

¿Por qué siempre yo? Fue la pregunta que se hizo "Súper Mario" en el festejo del tanto que desequilibró el partido. Silva inició la jugada filtrando un pase a Milner, quien metió una diagonal retrasada al área de los "Red Devils" para que, de primera intención y con gran colocación, Balotelli pusiera el balón pegado al poste izquierdo de la cabaña del español De Gea.

El United intentó reaccionar ante un Old Trafford que recibió un auténtico balde de agua fría.

Sin embargo, lo peor estaba por venir y el "incendio" por vivir su momento más álgido en el Manchester United.

No habían pasado dos minutos del segundo tiempo cuando Jonny Evans dejó al United con 10 hombres. El zaguero central detuvo a Balotelli cuando el italiano ya se enfilaba a un mano a mano con De Gea, por lo que el Árbitro Central de inmediato lo mandó a las regaderas.

Los "Red Devils" parecían no estar afectados y de hecho comenzaban a generar espacios que les permitieron ponerle un poco de peligro a la portería visitante. Nada pasó.

El chispazo que terminaría por "incendiar" Old Trafford llegaría con una extraordinaria jugada de David Silva, un gran pase de Milner y mejor definición de Balotelli, quien le prendió fuego a su casa y luego al estadio del Manchester United con dos goles que marcaron el rumbo del partido.

Ahí Ferguson quiso corregir ingresando a "Chicharito" y Phil Jones, pero el daño ya estaba hecho y de poco sirvieron los cambios. Sergio Agüero alzó la mano cuando puso el último clavo al ataúd del United con el tercer gol del encuentro.

El marcador se hizo decoroso con el golazo que Darren Fletcher marcó. El escocés realizó una gran pared con "Chicharito", quien dejó servido el esférico para un golpeo excelso que se clavó en el ángulo.

La ofensa fue tan grande para el City como la sonrisa en la cara de su técnico Roberto Mancini. De ahí que Silva y Dzeko no se quisieron quedar atrás en el plano goleador y se aprovecharon de un desfondado y desastroso Manchester United para poner tres goles más en su cuenta (dos de Dzeko y uno de Silva) y sellar un fulminante y humillante 1-6 que borra cualquier duda de quién es el verdadero líder de la Premier League.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×