Holanda 0-0 Suiza... No se hacen daño en Amsterdam

La falta de contundencia contra Suiza castigó en Amsterdam a una pobre Holanda, que sigue sin convencer en su camino hacia la Eurocopa de 2012
 La falta de contundencia contra Suiza castigó en Amsterdam a una pobre Holanda, que sigue sin convencer en su camino hacia la Eurocopa de 2012  (Foto: Reuters)
Amsterdam, Holanda (Reuters) -
  •  Holanda dominó el partido, pero no pudo reflejarlo en el marcador

La falta de contundencia contra Suiza castigó en Amsterdam a una pobre Holanda, que sigue sin convencer en su camino hacia la Eurocopa de 2012 y encadena su segundo partido consecutivo sin ganar. El duelo arrancó de forma poco habitual para lo que suele ser un amistoso, con entradas duras del holandés Braafheid y el suizo Lichtsteiner. De hecho este último vio una tarjeta amarilla cuando ni siquiera se habían cumplido los diez primeros minutos. Finalizada la zozobra, fue Holanda la que tomó la manija del partido. Wesley Sneijder y Rafael Van der Vaart comenzaron a recibir balones en el centro del campo, encontrando en Ryan Babel a su mejor aliado. El futbolista del Hoffenheim, todo velocidad y desborde, puso en problemas por la izquierda al combinado helvético. De sus botas nacieron las dos ocasiones más claras de los locales, con sendos disparos desbaratados por el meta Diego Benaglio. Suiza por su parte, bien plantada sobre el terreno de juego, lo intentaba con un par de lanzamientos lejanos de Inler y buscando arriba la movilidad de Mehmedi. El joven atacante tenía la oportunidad más clara del primer tiempo, pero solo dentro del área mandaba su tiro al lateral de la red. En la segunda mitad Holanda incrementó la frecuencia de sus acciones ofensivas desde el pitido inicial. Sneijder probaba suerte con un disparo lejano que era enviado a córner. El saque dejaba el balón en las botas de Van der Vaart, que lo enviaba por encima del larguero poco antes de marcharse lesionado. Sin embargo fue Robin Van Persie el que más cerca estuvo del gol. Primero con un remate picado de cabeza que sacaba muy bien abajo Benaglio y, minutos más tarde, cruzando en exceso en una acción de uno contra uno propiciada por un fallo defensivo de Djorou. Conforme avanzaba el choque, la intensidad se iba perdiendo y ambos combinados dejaron de asomarse por las áreas. Tan solo un golpeo de Degen que pasó cerca del palo alteró la calma antes del final.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×