Norwich City 1-2 Manchester United... El inagotable Ryan Giggs salvó el barco

En un partido en el que la efectividad tuvo prioridad sobre cualquier lujo, el Manchester United derrotó 1-2 al Norwich City en partido correspondiente a la Jornada 26 de la Premier League y en...
En un partido en el que la efectividad tuvo prioridad sobre cualquier lujo, el Manchester United derrotó 1-2 al Norwich City en partido correspondiente a la Jornada 26 de la Premier League y en donde Ryan Giggs fue el auténtico héroe.
 En un partido en el que la efectividad tuvo prioridad sobre cualquier lujo, el Manchester United derrotó 1-2 al Norwich City en partido correspondiente a la Jornada 26 de la Premier League y en donde Ryan Giggs fue el auténtico héroe.
Estadio Carrow Road ante un lleno -
  • El cuadro de Ferguson se mantiene a dos puntos de los “Citizens”
  • Javier Hernández disputó 63 minutos sin oportunidades claras

En un partido en el que la efectividad tuvo prioridad sobre cualquier lujo, el Manchester United derrotó 1-2 al Norwich City en partido correspondiente a la Jornada 26 de la Premier League y en donde Ryan Giggs fue el auténtico héroe.

Muy temprano en el partido, los "Red Devils" tomaron ventaja. Fue el eterno Paul Scholes, quien al minuto 7 remató de cabeza un centro que llegó desde la banda derecha tras un buen desborde del portugués Nani para mover el marcador.

A partir de ese momento y pese a la condición de visitante, el United recordó un poco del futbol que el año pasado lo llevó a ser Campeón de su Liga y a disputar la Final de la UEFA Champions League, por lo que dominaba el esférico y le daba buena circulación.

La profundidad tampoco fue un argumento que este día presentó el equipo de Ferguson. Con Giggs y Nani bien abiertos por las bandas, además de la llegada constante de Welbeck, no existieron llegadas de gol claras para ampliar la ventaja.

La ausencia de Wayne Rooney fue el factor que más descompuso el accionar de los "Red Devils", aunque ya desde media semana habían mostrado algunas carencias que costaron la derrota ante el Ajax en la Europa League.

Para la segunda mitad, el timonel del United buscó variantes en el ataque y el primer sacrificado fue el mexicano "Chicharito" Hernández,  quien al 63’ dejó su lugar a Ashley Young.

Por su parte, los locales intentaron con centros poco claros, y que si bien le ponían nervio a la cabaña del arquero español, David de Gea, tampoco generaron un verdadero peligro para pensar en el empate.

La oportunidad para ampliar el marcador llegó a los 64' cuando Danny Welbeck quedó sólo frente al arquero, al que techó pero sin la potencia suficiente, pues un defensa alcanzó a sacar la pelota en la línea.

Y como el que perdona pierde es prácticamente una ley, a los 84' el  Norwich halló el justo premio a su insistencia. Tras un tiro de esquina, la marca de Ferdinand y de Evans fue una auténtica caricatura que Gran Holt aprovechó para dar una media vuelta de zurda y colgar el balón del ángulo en un golazo.

Todavía el mismo Welbeck tuvo la chance de recuperar la ventaja tras un  esplendido centro de Giggs que no remató pese a no tener marca alguna. Tuvo que ser el inagotable volante de Gales, quien llegó en tiempo de compensación para poner el 1-2 tras un centro de Young y de esa forma mantener a su equipo en la pelea.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×