Manchester United 4-4 Everton... Presión al líder tras dejar escapar al triunfo

Trepidante encuentro que significó un duro golpe al ánimo del Manchester United. Cuando todo parecía resuelto por el extraordinario partido de Rooney y Welbeck a la ofensiva, bastaron dos minutos...
Trepidante encuentro que significó un duro golpe al ánimo del Manchester United. Cuando todo parecía resuelto por el extraordinario partido de Rooney y Welbeck a la ofensiva, bastaron dos minutos de desastre en la zaga para perder el triunfo.
 Trepidante encuentro que significó un duro golpe al ánimo del Manchester United. Cuando todo parecía resuelto por el extraordinario partido de Rooney y Welbeck a la ofensiva, bastaron dos minutos de desastre en la zaga para perder el triunfo.
Old Trafford ante una buena entrada -
  • El City tiene la oportunidad de reducir la ventaja a sólo tres puntos
  • Los “Red Devils” perdieron una ventaja de dos goles en par de ocasiones
  • La próxima semana se juega el Derbi de Manchester que definirá la Premier

Trepidante encuentro que significó un duro golpe al ánimo del Manchester United. Cuando todo parecía resuelto por el extraordinario partido de Wayne Rooney y Danny Welbeck a la ofensiva, bastaron dos minutos de desastre en la zaga para que el Everton pusiera el 4-4 con el que los “Red Devils” suman un punto que sirve de muy poco en su aspiración por el título de la Premier League.   Fueron dos ocasiones en las que el cotejo parecía resuelto para el equipo de Ferguson, pues llegaron a tener ventaja de 3-1 y 4-2, pero la relajación llegó y todo terminó con un doloroso punto que puede significar el fracaso en el año para el cuadro de Ferguson. Javier Hernández apenas tuvo siete minutos de participación.   Con un inicio descontrolado que le valió dos oportunidades de gol en contra, Manchester United mostró las carencias ofensivas que ha tenido a lo largo de la temporada, pues con el dominio del esférico y marcando el ritmo del partido, no lograba generar peligro a la ofensiva.   Fue Luis Nani quien encendió la chispa en el ataque del United con un par de tiros desde fuera del área. El duelo entró en un letargo que no le convenía a los locales que buscaban mantener la ventaja de cinco puntos sobre el Manchester City de cara al derbi de la próxima semana en la que prácticamente se puede definir el título de la Premier League, aunque Jelavic fue el encargado de poner la emoción.   El reloj había rebasado la media hora de juego cuando el delantero del Everton apareció a segundo poste para ganar el cabezazo a Evans y poner el balón lejos del alcance de De Gea para el 1-0 en el partido.   Sólo nueve minutos duró la felicidad de los visitantes, pues el partido se empató con un buen centro de Nani que Rooney alcanzó a desviar para devolver la paridad al marcador, aunque el funcionamiento del United no era algo de lo que se podía presumir.   Para el segundo tiempo, las revoluciones aumentaron al máximo. El regaño de Ferguson sirvió para que Welbeck despertara y lo hiciera con una obra de arte. El inglés recibió la pelota fuera del área y sin pensarlo dos veces sacó un tiro al ángulo de Howard para poner el 2-1.   Apenas dos minutos después, Nani amplió la ventaja con una buena definición ante la salida del portero visitante. Todo parecía resuelto con el 3-1 en Old Trafford y la cabeza de los “Red Devils” comenzó a pensar en el Etihad Stadium del próximo domingo. El Everton no estaba de acuerdo. La desventaja de dos tantos no fue suficiente para que bajaran los brazos y Fellaini así lo demostró con una extraordinaria definición de volea que batió a De Gea para regresar la esperanza de un lado y el nervio del otro.   Como siempre Rooney resolvía los problemas, aunque sólo de momento. El “10” del United marcó el 4-2 a falta de 20 minutos de partido, aunque eso no parecía importante, pues la fiesta de los locales ya visualizaba una coronación en la cancha del acérrimo rival.   Fue entonces cuando el concierto de errores defensivos apareció en la defensa de los pupilos de Ferguson. Al 82’ Jelavic devolvió las ilusiones con un buen tanto y dos minutos más tarde, Fellaini volvió loco a Ferdinad y puso un “regalo” a la llegada de Pienaar, quien empujó el esférico para silenciar el “Teatro de los Sueños” que en ese momento estaba más cerca de las pesadillas.   Ferguson lanzó toda la carne al asador con el ingreso de Jones y Hernández, pero fue Ferdinand quien tuvo la última oportunidad en un tiro desde fuera del área que Howard sacó con un extraordinario lance.   Los “Red Devils” ampliaron la ventaja a seis puntos sobre el Manchester City, pero aún con el juego pendiente de la jornada por lo que todo puede quedar en tres puntos de cara al derbi de la próxima semana que será auténticamente una final.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×