Inglaterra 2-1 Italia... Defoe vengó a los ingleses

Un golazo al contragolpe del veloz Jermain Defoe, volteó el partido amistoso entre Inglaterra e Italia en Berna. La victoria significó la venganza de la eliminación británica en la pasada Eurocopa...
Un golazo al contragolpe del veloz Jermain Defoe, volteó el partido amistoso entre Inglaterra e Italia en Berna. La victoria significó la venganza de la eliminación británica en la pasada Eurocopa de Polonia y Ucrania, ante la subcampeona.
 Un golazo al contragolpe del veloz Jermain Defoe, volteó el partido amistoso entre Inglaterra e Italia en Berna. La victoria significó la venganza de la eliminación británica en la pasada Eurocopa de Polonia y Ucrania, ante la subcampeona.
Berna, Suiza (Reuters) -

Un golazo al contragolpe del veloz Jermain Defoe, volteó el partido amistoso entre Inglaterra e Italia en Berna. La victoria significó la venganza de la eliminación británica en la pasada Eurocopa de Polonia y Ucrania, ante la subcampeona. El encuentro tuvo ausencias como Wayne Rooney, Andrea Pirlo, Antonio Casano o Mario Balotelli, sin embargo, el atractivo de un clásico europeo, con el que Inglaterra vengó su último disgusto, siempre será interesante.

Inglaterra lo hizo sin brillantez, pero siendo práctico. A un ritmo lento, con la figura de Frank Lampard dirigiendo al equipo, regresando a sus orígenes, en su estilo directo, ante una Italia que confirma su revolución. Fue dueña del balón y estuvo en campo rival, sin nervios, y solo le faltó acierto al rematar. Hasta ocho futbolistas debutaron con Cesare Prandelli en la Selección Italiana, y mantuvieron el buen gusto por el juego. Con Diamanti poniendo pimienta a cada acción a balón parado, dirigidos por de Rossi, y haciendo daño con la movilidad de Nocerino, Italia dejó buenas sensaciones.

Jack Butland se estrenó en la portería de Inglaterra con 19 años. Tuvo mucho trabajo en el primer a tiempo. Sacó una falta escorada de Diamanti a los quince minutos, pero poco pudo hacer en el corner en el que De Rossi se adelantó a todos los defensores, para cabecear con fuerza a gol. Inglaterra llegaba de forma aislada. Con Johnson en banda derecha como jugador más activo. Carroll perdonó las que tuvo, pero Inglaterra devolvió el golpe a Italia de la misma manera. Un saque de esquina que cabeceó Jagielka a la red. El partido pudo caer a cualquier lado. Sirigu, el sustituto de Buffon, sacó un potente disparo de Lampard. Diamanti no encontró puerta con el suyo antes del descanso.

En la reanudación, Italia comenzó fuerte. Destro perdonó en una buena acción, con disparo tras un giro dentro del área, y Peluso disparó con todo al lateral de la red, tras un pase al espacio de Diamanti. Milner con Walker, lateral de largo recorrido que exhibe su físico cada partido, empezaron a hacer daño por la banda derecha. Sirigu sacó centros peligrosos. El gol anulado a Cahill por falta en ataque, en un corner de Lescott, era el aviso de la remontada. A diez minutos del final, un rápido contragolpe inglés cayó en las botas de Defoe. Cuando parecía que leía mal el ataque, inventó un recorte con un derechazo que se coló en la escuadra, tras tocar en la punta del guante del portero italiano.

Fue la venganza de Inglaterra en un partido de pruebas para dos selecciones grandes del 'Viejo Continente'.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×