Irán amargó el debut de Argentina en el Mundial Sub-17

Argentina igualó 1-1 con Irán este sábado en Dubái, en partido de la primera fecha del Grupo E del Mundial Sub-17 de Emiratos Árabes Unidos 2013, en el que se levantó de un gol tempranero pero le...
Argentina igualó 1-1 con Irán este sábado en Dubái, en partido de la primera fecha del Grupo E del Mundial Sub-17 de Emiratos Árabes Unidos 2013, en el que se levantó de un gol tempranero pero le faltó definición para liquidar a su rival.
 Argentina igualó 1-1 con Irán este sábado en Dubái, en partido de la primera fecha del Grupo E del Mundial Sub-17 de Emiratos Árabes Unidos 2013, en el que se levantó de un gol tempranero pero le faltó definición para liquidar a su rival.  (Foto: EFE)
Estadio Rashid, Dubái, Emiratos Árabes Unidos... (EFE) -
  • El Campeón de Sudamérica apenas rescató el empate
  • Irán ganaba a los 50 segundos de iniciado el partido
  • El próximo rival de la albiceleste será Canadá

Argentina igualó 1-1 con Irán este sábado en Dubái, en partido de la primera fecha del Grupo E del Mundial Sub-17 de Emiratos Árabes Unidos 2013, en el que se levantó de un gol tempranero pero le faltó definición para liquidar a un rival que lo puso en aprietos más de una vez.

Los iraníes se pusieron en ventaja con un disparo del lateral Mostafa Hashemi a los 50 segundos, mientras que el goleador Sebastián Driussi estableció la paridad en un juego que los Albicelestes terminaron con diez hombres por expulsión por doble amarilla del defensa Lucio Compagnucci (81).

"Creamos situaciones de gol, tal vez fallamos a la hora de definirlas. Pero hay que tener en cuenta que el rival fue duro. Me voy conforme con el desempeño de Argentina", afirmó el técnico argentino, Humberto Grondona en conferencia de prensa.

El empate dejó una igualdad “técnica” en el grupo, que arrancó con el empate 2-2 entre canadienses y austríacos, próximos rivales de la Albiceleste el lunes en Dubái. Los cuatro equipos suman una unidad.

Once veces mundialista, Argentina, bronce tres veces en la categoría (Italia-1991, Ecuador-1995 y Finlandia-2003), llegaba a esta competición con la chapa de Campeón Sudamericano y la ilusión de pelear el único título internacional que le falta a su Federación, pero la exhibición fue mediocre y le costará luchar contra Brasil, Uruguay y Nigeria, los más potentes por ahora.

El partido se abrió con un gol de "vestuario". Apenas 50 segundos de juego y el lateral Mostafa Hashemi lanzó un remate letal en forma de globo de unos 30 metros que se le coló por el segundo palo al portero argentino, Augusto Batalla.

"Nos sorprendió el gol. Siempre tenemos cosas por mejorar. Hoy el equipo tuvo cosas buenas y otras no tanto, pero por ser el primer partido del torneo, es más lo positivo que lo negativo", comentó Grondona.

Irán se agrandó enseguida, no se replegó y metió presión al Campeón Sudamericano, que terminó despertándose con un desborde del puntero Marcos Astina por derecha, lanzó un centro bajo que Driussi mandó a la red con un misil de derecha (15).

Allí se armó un partido parejo y entretenido, de ida y vuelta, que pudo romperse con otro latigazo de zurda de Ali Hazami que le sacó chispas al palo de Augusto Batalla, ya vencido (23).

Promediando la primera parte, Astina volvió a meter una aceleración terrible por derecha y con un remate cruzado exigió al portero iraní Mahdi Amini, que tapó bien abajo.

Casi sobre el cierre, Luis Lesczuk metio una buena pared con Astina y frente al arquero asiático, con ángulo cerrado, remató ancho desde la derecha (38), aunque los asiáticos respondieron poco después con un tiro franco desviado de Amir Mazloum desde inmejorable posición (42).

En la segunda parte ambos equipos se dieron un poco más de tregua. Argentina impuso el menejo del balón, frente a un Irán que se iba quedando sin gasolina con el correr de los minutos.

La más clara se la "comió" el delantero de River Plate Driussi, goleador albiceleste en el Sudamericano, quien se perdió un tanto increíble, al rematar muy alto el rebote largo del portero Amini de un fierrazo bien dirigido del ingresado Jonathan Cañete (71).

Grondona quería ganar el partido y metió cambios que le dieron resultado. Cristiano Pavone, reemplazante de Astina, metió un cabezazo que dio en el travesaño (78) tras un córner y hacía pensar que los sudamericanos en la recta final lo iban a liquidar.

Pero poco más pudo hacer, cuando Compagnucci dejó a su equipo con diez hombres por una falta infantil que le costó la segunda amarilla, sumada a otra cartulina evitable en el primer tiempo.

No te pierdas