United recuperó aliento en la Premier

Manchester United, sin Javier Hernández, venció al Fulham para tomar un respiro en su paso dentro de la Premier League
Manchester United, sin Javier Hernández, venció al Fulham para tomar un respiro en su paso dentro de la Premier League
 Manchester United, sin Javier Hernández, venció al Fulham para tomar un respiro en su paso dentro de la Premier League  (Foto: Getty, )
Londres, Inglaterra -
  • Javier Hernández se quedó en la banca
  • Los Red Devils llegaron a 17 unidades

La infernal fiesta duró 25 minutos. Tiempo suficiente para la victoria 3-1 del Manchester United, sin Javier Hernández, en el campo del Fulham.   Los Red Devils de David Moyes se metieron al Estadio Craven Cottage y con un primer tiempo perfecto gestaron su victoria que les permite tomar aliento en la Liga Premier al llegar a los 17 puntos.   Con este resultado, el United se pone a cinco puntos de los líderes Arsenal con 22 puntos y Liverpool con 20 que miden fuerzas entre ellos esta jornada.   La defensa de los cottagers falló en varias ocasiones, permitieron que les ganaran la espalda en más de una ocasión. La primera fue al 9’ cuando Robin van Persie filtró el balón para Wayne Rooney.   El “Niño malcriado” encaró al portero Maarten Stekelenburg pero en lugar de disparar optó por servir a Valencia, quien acompañaba la jugada y logró el 1-0 con un toque a la red al 9’.   A los 18 minutos Berbatov tuvo una opción de media vuelta pero falló en lo que habría sido el tanto del empate momentáneo.   Un minuto después, Scott Parker se resbaló en media cancha y dejó que el belga Adnan Janezag encabezara el contragolpe mortal. El mediocampista sirvió para Robin van Persie, quien mediante disparo potente colocó el 2-0 en la pizarra.   Los Red Devils seguían su fiesta como visitantes y no pasaron más de dos minutos cuando volvieron a mecer las redes de la portería rival.   Una vez más una habilitación mediante pase filtrado dejó solo a Van Persie, esta vez a un costado del área. El holandés hizo un “túnel” al defensa Fernando Amorebieta para que el balón llegara a Wayne Rooney en el 3-0 a los 23’.   El United ya no necesitó emplearse a fondo en el resto del partido; sin embargo, sus jugadores fueron objeto de múltiples faltas al grado de que Moyes fue obligado a realizar tres cambios después del entretiempo.   Tom Cleverley y Rafael salieron lesionados ante las entradas de los cottagers. Aunque la peor entrada llegó en los minutos finales.   Januzag peleaba un balón en el tiro de esquina cuando cayó al pasto debido a una falta de Senderos. Ya en el piso el zaguero Sascha Rieter no sólo lo pateó sino que además le pisó el tobillo sin que el silbante Lee Probert se diera cuenta.   Esto desató una serie de empujones entre jugadores de ambos equipos sin que nadie fuera expulsado.   El descuento del Fulham llegó al 64’ cuando Alexander Kacaniklic disparó desde fuera del área y gracias a un desvío de Rooney el balón se incrustó en la portería de David de Gea.

No te pierdas