Liverpool cedió puntos en casa ante el Aston Villa

El Liverpool dejó escapar este sábado dos puntos en casa ante un combativo Aston Villa (2-2) y se quedó a tiro para que el Everton le desbanque de las posiciones de Champions League si el lunes...
El Liverpool dejó escapar este sábado dos puntos en casa ante un combativo Aston Villa (2-2) y se quedó a tiro para que el Everton le desbanque de las posiciones de Champions League si el lunes derrota al West Bromwich a domicilio.
 El Liverpool dejó escapar este sábado dos puntos en casa ante un combativo Aston Villa (2-2) y se quedó a tiro para que el Everton le desbanque de las posiciones de Champions League si el lunes derrota al West Bromwich a domicilio.
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  • Gerrad puso el empate desde el manchón penal al 53’

El Liverpool dejó escapar este sábado dos puntos en casa ante un combativo Aston Villa (2-2) y se quedó a tiro para que el Everton le desbanque de las posiciones de Champions League si el lunes derrota al West Bromwich a domicilio. Los de Brendan Rodgers, que vieron como los visitantes se adelantaban con dos goles en el primer tiempo, amagaron con la remontada gracias un tanto de Daniel Sturridge instantes antes del descanso y un penalti convertido por Steven Gerrard al inicio del segundo tiempo. El Aston Villa logró impedir sin embargo que los "Reds" acabaran de darle la vuelta al marcador y se llevaron de Anfield un empate que deja al conjunto del uruguayo Luis Suárez a ocho puntos del Arsenal, que es el líder. En los primeros veinte minutos, los de Paul Lambert crearon hasta tres ocasiones de peligro que podrían haberles puesto por delante, incluido un cabezazo del inglés Ciaran Clark que se estrelló en el palo. Los "Reds" estaban acorralados en su campo y su defensa sufría más de la cuenta, hasta que terminaron sucumbiendo al empuje de los visitantes en el minuto 25. El inglés Gabriel Agbonlahor se internó por la izquierda hasta la línea de fondo y trazó un pase perpendicular que encontró el pie del austríaco Andreas Weimann, que se anotó el primer gol de la tarde. Para sorpresa de los aficionados que abarrotaban Anfield, que esperaban que su equipo se recompusiera tras ese jarro de agua fría, el Villa volvió a asestar un golpe a los de Rodgers apenas diez minutos después. Los visitantes burlaron de nuevo a la defensa local, esta vez por la derecha, y trazaron un centro que Simon Mignolet no supo medir. Las dudas en la salida del portero belga propiciaron que su compatriota Christian Benteke se adelantara para rematar de cabeza a la red. Con el minuto 45 cumplido, segundos antes del pitido final del primer tiempo, Sturridge marcó un gol psicológico para los locales. El internacional inglés definió una jugada colectiva que había iniciado Suárez y logró extender cierto optimismo en Anfield antes del descanso. El partido parecía tomar definitivamente un nuevo cariz cuando en el minuto siete de la segunda parte el árbitro señaló un controvertido penalti a favor de los locales que se encargó de convertir el Capitán Steven Gerrard. Suárez se internó en el área con el balón controlado y se abrió hacia la izquierda ante la salida del portero, que alargó la mano cuando el delantero se había quedado casi sin ángulo y rozó aparentemente el pie del astro uruguayo, que se fue al suelo. El Liverpool sellaba así el empate con cuarenta minutos por delante para finalizar la remontada, pero se mostró incapaz de volver a batir a los visitantes y tuvo que conformarse con un punto que pone en peligro su cuarta posición en la tabla.

No te pierdas