Volvió la alegría a Old Trafford

Tarde pero la alegría regresó a Manchester y a Old Trafford tras el debut de Ryan Giggs en el banquillo del United, que esta noche se aprovechó de un débil Norwich City para darle su primera...
Tarde pero la alegría regresó a Manchester y a Old Trafford tras el debut de Ryan Giggs en el banquillo del United, que esta noche se aprovechó de un débil Norwich City para darle su primera victoria como entrenador al galés.
 Tarde pero la alegría regresó a Manchester y a Old Trafford tras el debut de Ryan Giggs en el banquillo del United, que esta noche se aprovechó de un débil Norwich City para darle su primera victoria como entrenador al galés.  (Foto: Getty, )
Estadio Old Trafford, Manchester, Inglaterra -
  • Dos goles de Rooney y dos Mata le dieron la victoria a los "Red Devils"
  • El delantero mexicano, Javier Hernández jugó los últimos 19 minutos

Tarde pero la alegría regresó a Manchester y a Old Trafford tras el debut de Ryan Giggs en el banquillo del United, que esta noche se aprovechó de un débil Norwich City para darle su primera victoria como entrenador al que hasta hace una semana todavía era parte del plantel y que tuvo que dejar el uniforme para cubrir el lugar de David Moyes. Estreno de ensueño para el ex jugador galés, que a pesar de que ya no pelea ni por la Premier League ni por un lugar en Champions, el triunfo de hoy le dio una ligera esperanza de ganarse un boleto a la Europa League y no quedarse fuera de las competiciones europeas la próxima temporada. Los "Canarios" aguantaron sólo 45 minutos. Cuando parecía que se irían al descanso con un 0-0 y que la posibilidad de sumar en campo ajeno era factible, una pena máxima al minuto 44 y un disparo potente de Wayne Rooney, a tres minutos después de iniciada la parte complementaria, despedazaron al equipo visitante, que ya no tuvo armas para responderle a un motivado United. Giggs mandó al terreno de juego a Juan Mata al 60' y cinco minutos después el español apareció solo dentro del área para marcarle el tercer tanto al Norwich, que pasa por momento difícil, ya que está cerca de la zona roja del descenso, a sólo un punto del Fullham que marcha en la posición 18 de la clasificación. El Manchester se aprovechó de la necesidad del visitante. Le regaló la pelota, se echó para atrás y comenzó a atacar por medio de contragolpes, que le dieron pocos resultados, sin embargo, en la parte de atrás pudo mantener su portería en cero. Al 73' y en una jugada similar a la del tercer tanto, otra vez el ex jugador del Chelsea y Valencia volvió a sorprender a la defensa. El mediocampista, dentro del área chica sólo tuvo que poner la cabeza para cambiarle la dirección a un tiro-centro del ecuatoriano Antonio Valencia y así, decretar la goleada en Old Trafford. La victoria le permitió los "Red Devils" llegar a 60 unidades y ponerse a seis del Tottenham y a nueve de Everton, clubes que aspiran a ocupar los lugares en la Europa League. Por lo que el conjunto dirigido por Ryan Giggs tendrá que ganar los tres partidos que le restan y esperar un tropiezo de sus rivales para, por lo menos, entrar a una competencia europea el siguiente año.  

No te pierdas