Manchester United Campeón; 'CH14' dio pase a gol

A Javier Hernández le tomó 54 minutos poder aportar en la cancha pero finalmente ayudó al Manchester United a vencer 3-1 al Liverpool y ganar la International Champions Cup, disputada en Miami.
A Javier Hernández le tomó 54 minutos poder aportar en la cancha pero finalmente ayudó al Manchester United a vencer 3-1 al Liverpool y ganar la International Champions Cup, disputada en Miami.
 A Javier Hernández le tomó 54 minutos poder aportar en la cancha pero finalmente ayudó al Manchester United a vencer 3-1 al Liverpool y ganar la International Champions Cup, disputada en Miami.
Ciudad de México -
  • El delantero mexicano asistió a Rooney para iniciar la remontada de los "Red Devils"

A Javier Hernández le tomó 54 minutos poder aportar en la cancha pero finalmente ayudó al Manchester United a vencer 3-1 al Liverpool y ganar la International Champions Cup, disputada en Miami.

El delantero mexicano dio un pase para gol desde la derecha del área para Wayne Rooney, quien hizo gala de técnica individual y conectó el esférico de primera intención para cruzar al arquero y lograr el 1-1 parcial.

Conseguir ese tanto le había costado trabajo a los pupilos de Louis van Gaal. Todo porque a los 13 minutos Phil Jones cometió penalti sobre Sterling. El disparo fue acertado por Steven Gerrard  que dio la ventaja 1-0 al Liverpool. Así los "Reds" imponían condiciones.

Tras la jugada entre “Chicharito” y Rooney el duelo entró en una fase llena de cambios por parte de los dos equipos que en total realizaron once modificaciones. Sólo la de Antonio Valencia a los nueve minutos fue por lesión.

El resto fueron decisiones tácticas, entre ellas la salida de "CH14" por Shinji Kagawa a los 68 minutos.

A los 56’, una jugada de tres toques largos realizada por el United terminó con un pase para Juan Mata, quien en los linderos del área tomó el esférico y de media vuelta mandó su disparo, que fue desviado por la defensa y se concretó el 2-1.

Así cambiaron las condiciones y se cerraron los espacios para Sterling y Coutinho que habían sido la pesadilla de los "Red Devils".

Cuando agonizaba el duelo, Ashley Young realizó un desborde por la banda derecha que terminó en un centro a media altura que Kagawa no pudo controlar y sólo quitó velocidad al pase.

Afortunadamente para el japonés, apareció Jesse Lingard atrás de él, y tras controlar correctamente mandó un disparó al ángulo inferior izquierdo para dejar el 3-1 en la pizarra y un título más para el Manchester United.

No te pierdas