Liverpool despidió el año goleando al Swansea

El Liverpool goleó este lunes sin piedad al Swansea en Anfield (4-1) en el último encuentro de la primera vuelta de la Premier League y despidió un agridulce año 2014 con victoria.
El Liverpool goleó este lunes sin piedad al Swansea en Anfield (4-1) en el último encuentro de la primera vuelta de la Premier League y despidió un agridulce año 2014 con victoria.
 El Liverpool goleó este lunes sin piedad al Swansea en Anfield (4-1) en el último encuentro de la primera vuelta de la Premier League y despidió un agridulce año 2014 con victoria.
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  • Los "Reds" derrotó 4 a 1 al Swansea
  • Liverpool iniciará el año recibiendo a Leicester City

El Liverpool goleó este lunes sin piedad al Swansea en Anfield (4-1) en el último encuentro de la primera vuelta de la Premier League y despidió un agridulce año 2014 con victoria.

El conjunto del norte de Inglaterra, que llegó a acariciar el título de la Premier League la pasada temporada, no logró suplir con garantías la sonada baja del uruguayo Luis Suárez, fichado por el Barcelona el pasado verano, y deambula ahora en mitad de tabla.

En el último encuentro de 2014, los pupilos del Brendan Rodgers dijeron adiós al año con buen sabor de boca después de infligir, con tantos de Alberto Moreno, Adam Lallana y Jonjo Shelvey, en propia puerta, una sonora goleada al Swansea, uno de los equipos revelación de este curso en la Premier League.

El técnico de los "Reds" hizo cuatro cambios con respecto al once que se impuso hace tres días al Burnley en Turf Moor, y alineó a los españoles Alberto Moreno y Javier Manquillo, al alemán Emre Can y al guardameta belga Simon Mignolet.

Rodgers volvió a disponer una formación 3-4-3, la misma que empleó en los últimos tres encuentros ligueros de los "Reds" y que tantos buenos réditos le ha dado. Sin embargo, esta vez alineó a Can en la zaga, junto al eslovaco Martin Skrtel y al francés Mamadou Sakho.

Lucas Leiva y Jordan Herderson acompañaron a Moreno y a Manquillo en el centro del campo, mientras que el ataque lo formaron Adam Lallana, Raheem Sterling y Philippe Coutinho.

El Capitán "Red", el sempiterno Steven Gerrard, y el fichaje estrella del equipo esta temporada, el italiano Mario Balotelli, tuvieron que esperar su turno en el banquillo.

Por su parte, el entrenador del Swansea, Garry Monk, hizo tres cambios en el once: Jazz Richards, Leon Britton y Wanye Routledge, ocuparon el lugar de Ki Sung-Yeung, Ángel Rangel y Jefferson Montero, respectivamente.

A la media hora de juego, el conjunto local se puso por delante en el marcador gracias a una buena triangulación entre Alberto Moreno, Lallana y Henderson, y que finalizó el primero con un disparo sin oposición desde el corazón del área.

El defensa español, muy criticado en Inglaterra por su debilidad defensiva, anotó su segundo tanto esta temporada en la Premier League, después del que logró en la goleada de los "Reds" ante el Tottenham.

En los segundos 45 minutos, el público presente en el mítico estadio de Anfield vio cuatro goles: tres de su equipo y uno del Swansea.

A los seis minutos de la reanudación, Lallana presionó la salida de balón del guardameta Lukasz Fabianski y el disparo del polaco rebotó en el cuerpo del ex jugador del Southampton y entró en la portería, doblando así la ventaja local.

Del gol tonto de la jornada se pasó al descuento del Swansea apenas un minuto después: el galés Gylfi Sigurdsson aprovechó un error de la defensa del Liverpool para anotar su cuarto tanto de la temporada también con un disparo sin oposición desde dentro del área.

Sin embargo, nueve minutos más tarde, de nuevo Lallana restableció la diferencia de dos goles para el cinco veces campeón de Europa. El internacional inglés recibió un balón al borde del área, encaró a la defensa, se marchó por velocidad y definió a la perfección ante la salida de Fabianski.

En el 69, el centrocampista Jonjo Shelvey disipó cualquier posible acercamiento de los "swans" al enviar de cabeza en su propia portería un saque de esquina botado por Jordan Henderson.

Con el partido sentenciado, Brendan Rodgers dio ocho minutos al delantero Mario Balotelli, una de las decepciones de los "Reds" este curso, quien entró en sustitución de Raheem Sterling.

Sin embargo, el marcador no se volvió a mover y el Liverpool, que en tres días recibe al Leicester City en casa, en la vigésima jornada de la liga, despide su agridulce año 2014 con un balsámico triunfo.

 

No te pierdas