Inglaterra 2 - 0 Trinidad y Tobago

INGLATERRA SUFRIÓ HORRORES, PERO YA ESTÁ EN OCTAVOS
INGLATERRA SUFRIÓ HORRORES, PERO YA ESTÁ EN OCTAVOS
 INGLATERRA SUFRIÓ HORRORES, PERO YA ESTÁ EN OCTAVOS

INGLATERRA SUFRIÓ HORRORES, PERO YA ESTÁ EN OCTAVOS

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio de Nuremberg, 15 de Junio de 2006

  • El 0-0 se prolongó hasta el 83’
  • Trinidad y Tobago hizo un gran partido

Inglaterra ganó 2-0 a Trinidad y Tobago en Nuremberg en un duelo muy tenso, en el que los ingleses pasaron unos problemas tremendos para abrir el marcador que al final no reflejó fielmente lo que sufrió el equipo de Sven Goran Eriksson.

El primer gol inglés cayó al minuto 83 con un cabezazo de Crouch a pase de Beckham y ya con la cortina abierta, Gerrard marcó un golazo en la compensación. Pese a que el dominio territorial fue claro de los ingleses, los trinitarios otra ves mostraron un gran trabajo defensivo y tuvieron varias oportunidades para anotar, incluso cuando cayó el primer tanto del partido, los caribeños acababan de perderse tres contragolpes.

Con esto, Inglaterra ya está clasificado a los Octavos de Final, pues Suecia y Paraguay se enfrentan más tarde y no hay oportunidad que ambos superen los 6 puntos que ya tienen los ingleses. Por su parte, Trinidad y Tobago mostró nuevamente un gran corazón, buen trabajo defensivo y orden táctico, pero pone un pie fuera de la Copa con sólo un punto.

PRIMER TIEMPO

Este primer tiempo fue parejo desde el inicio, con un dominio territorial inglés, pero con Trinidad y Tobago defendiéndose sin encerrarse totalmente, con mucha dinámica y una presión constante a cada rival que tuviera la pelota; los caribeños estuvieron más replegados que en su primer partido ante Suecia pero con mejores resultados defensivos.

Inglaterra logró la primera ocasión de gol al 5’, Lampard sacó un balazo desde fuera del área, la pelota se le movió a Bishlop quien tapó pero dejó la pelota suelta en el área para que Owen quedara con gran oportunidad, sin embargo, Michael no pudo acomodarse y echó fuera el contra-remate.

El partido no estaba nada fácil para los ingleses y a partir del 10’, Trinidad logró equilibrar muchísimo. El primer tiro a gol de los trinitarios fue al 12'; cuando  Whitley le pegó sin mayores complicaciones.

Los ingleses estaban mostrando calma, tal vez demasiada y el choque de estilos similares hacía que el duelo fuera mucho más equilibrado de lo que debería por las grandes diferencias entre ambos. Al 15';, Crouch estuvo muy cerca de empujar la pelota tras un excelente y largo centro de Cole; el altísimo jugador llegó barriéndose a segundo poste pero el portero alcanzó a tapar aunque la pelota igualmente no iba a gol.

Las acciones cayeron en un largo lapso de lucha, no había mucha preocupación inglesa por buscar variantes mientras Trinidad mantenía el orden y comenzaba a salir. Tanto que al 36’ los caribeños casi abren el marcador cuando en un corner, el portero Robinson se pasó de fea manera y la pelota le cayó a Stern, que con la cabeza, echó la pelota afuera perdiéndose un gol que hubiera complicado aun más la vida a los ingleses.

Inglaterra apretó en el cierre, aprovechando que los trinitarios abrieron un poco los espacios cayendo en trampas de atracción que los ingleses planteaban. Así, al 41'; Owen bajó con gran técnica un largo pase y tocó atrás para Lampard quien de primera disparó por encima del arco perdiéndose otra oportunidad clara.

La segunda de este acoso inglés llegó por conducto de Beckham que entró por derecha y sacó un preciso centro para Crouch que al intentar tirarse una especie de descompuesta media tijera, acabó fallando al rematar más cerca del banderín de corner que del arco cuando estaba solo frente al arco.

Sin embargo, los trinitarios no se asustaron y aunque se acababan de salvar, volvieron a exhibir a la zaga inglesa y realmente de milagro no marcaron el primero. Los corazones ingleses se detuvieron por un instante cuando tras una jugada confusa, de nuevo el arquero Robinson salió mal y la pelota quedó flotando en el área para que Stern John, entre tres defensas ingleses, alcanzara a empujar la pelota hacia el arco abierto. La pelota se dirigía dramáticamente a la redes, pero Terry, con una impresionante reacción, salvó la pelota sobre la línea con una rapidísima chilena.

SEGUNDO TIEMPO

La parte complementaria inició con todo igual, la misma tónica y el mismo equilibrio, siempre con un dominio territorial de Inglaterra, aceptado y controlado por los trinitarios.

Al minuto 56';, de nuevo Beckham puso un gran servicio al cobrar un largo tiro libre para Owen que entró por detrás de todos y quedo solo frente el arco, pero el "Niño Maravilla" falló increíblemente. Tres minutos después, Owen dejaría el campo para el ingreso de Rooney.

Con Wayne Rooney los ingleses aprovecharon para acelerar un poco el juego, pero la coraza que armaba Trinidad en su área rebotaba todo pese a que comenzaba un bombardeo constante. Las pocas que pasaban no eran aprovechadas, como la que tuvo Crouch al 69'; que con la cabeza, echó a centímetros del travesaño, muy presionando por Sancho.

A partir del minuto 65';, Trinidad comenzó a cazar un contragolpe, lo olfateó, lo planeó y en tres ocasiones lo llevó a cabo, sin embargo, John tuvo dos que salvó apenas la zaga trinitaria y la misma suerte corrió la del recién ingresado Glen que mano a mano hizo una gran jugada pero ya en el área, no supo como definir y un defensor lo despojó del esférico.

El partido mejoraba, Inglaterra estaba volcado al frente y los contragolpes trinitarios seguían, por lo que por primera vez la cancha era un imán inevitable para la mirada. La emoción de ver que un carísimo equipo ingles no podía con el debutante de la copa, con jugadores más cerca de el amateurismo que de la fama, provocaba expresiones de sorpresa y una gran tensión.

Al 76'; vimos tal vez la jugada más bonita del partido,con una gran combinación Crouch-Rooney-Crouch, tras la que este último dejó solo a Lampard que disparó en el área pero directo a las manos del arquero Hislop. Un minuto después, el propio Lampard recibió en la derecha del área y sacó un disparo cruzado que pasó a medio metro del arco… el gol no caía, los ingleses comenzaban a sentir un sudorcito frío recorrerles el cuello.

Sin embargo, los excelentes pases de Beckham que viene fino para este torneo, acabarían por romper el jarrón que tantas y tantas veces había ido al agua. Esto fue al minuto 83’ cuando el "Spice Boy" tomó la pelota pasando el medio campo y sacó un centro muy preciso para el gigantesco Crouch que nuevamente superó la marca de Sancho, pero ahora sí pudo conectar de lleno con la frente metiendo la pelota al arco trinitario por encima del impotente arquero Hislop que por la gran potencia del remate quedó sin poder reaccionar.

Se rompió el maleficio y ahora Inglaterra, después de sufrir sobremanera ante los trinitarios, consiguió el 2-0 al 91';, con un bellísimo disparo de Gerrard afuera de la punta derecha del área grande y que con mucha potencia se incrustó en el ángulo superior a la derecha del portero. Así, el marcador no reflejaba los problemas que pasó Inglaterra ante un equipo con mucho corazón.

Todavía Trinidad mandó la pelota a las redes con un taquito de John pero la jugada fue bien anulada por un claro fuera de juego.

ARBITRAJE

Bueno del Tori Kamikawa, con mucha sobriedad dejó correr el juego con acierto y no tuvo malas decisiones; tuvo un buen manejo de las tarjetas. Bien el Asistente 1 en el gol trinitario que fue anulado.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×