Suecia 1 - 0 Paraguay

SUECIA Y PARAGUAY SE JUEGAN LA VIDA
SUECIA Y PARAGUAY SE JUEGAN LA VIDA
 SUECIA Y PARAGUAY SE JUEGAN LA VIDA

SUECIA Y PARAGUAY SE JUEGAN LA VIDA

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Olímpico de Berlín, Alemania. 15 de junio de 2006

  • Ninguno ganó en su primer duelo

Los puntos adquieren mayor relevancia. Suecia y Paraguay se juegan buena parte de sus posibilidades de acceder a la siguiente ronda en el compromiso que sostendrán sobre la cancha del estadio Olímpico de Berlín. Mientras el cuadro europeo se complicó la vida al ser incapaz de vencer a Trinidad y Tobago, Paraguay perdió decorosamente ante los ingleses. Ambos mantienen intactas sus posibilidades de clasificar a la siguiente ronda, aunque, de acuerdo a los rivales que tendrán en el último compromiso, da la impresión que los del Viejo Continente se juegan su pasaporte en este partido.

SUECIA

La escuadra dirigida por Lars Lagerback quedó a deber en su debut dentro de Alemania 2006. Pese a la evidente superioridad técnica de cada uno de sus elementos, los suecos no pudieron imponerse a Trinidad y Tobago. El empate, pese a que sumar siempre resulta importante, tuvo un amargo sabor a derrota. Ellos mismos se complicaron el camino; ahora, les llegó el turno para enmendarlo con una victoria ante los guaraníes, resultado con el que incluso podrían amarrar su lugar en los octavos de final.

El ambiente hacia el interior de la representación sueca no es el adecuado. Tras la igualada ante los trinitarios, Olof Mellberg, quien porta el gafete de capitán, y el mediocampista Freddie Ljunberg sostuvieron un intercambio de palabras que trató de ser minimizado por su estratega; sin embargo, ambos jugadores aceptaron el conato de bronca. Los rijosos se comprometieron a trabajar en pro de su Selección. No obstante, el cuerpo técnico deberá estar atento y demostrar capacidad para evitar que un pequeño conflicto alcance a perjudicar los interés deportivos en la máxima justa futbolística del orbe.

Pero no todo son malas noticias para Lagerback. De acuerdo a lo informado por él mismo, su portero titular, Andreas Isaksson, ya podrá ser tomado en cuenta, después de haber sido relegado del partido inicial por una contusión sufrida la semana pasada. Se espera que la incorporación del cancerbero sirva para incrementar la confianza en la retaguardia, aunque la verdadera preocupación se halla en sector ofensivo, donde se dejaron escapar demasiadas oportunidades durante la anterior confrontación.

PARAGUAY

Es el ahora o nunca para los sudamericanos. La oncena dirigida por Aníbal Ruiz está conciente de la peligrosa situación por la que atraviesa. El objetivo es claro: sumar a como dé lugar ante los suecos. De lo contrario, la eliminación tocaría a la puerta, pues casi con toda seguridad Inglaterra sumará otras tres unidades ante la débil Trinidad y Tobago. Con esa responsabilidad sobre los hombros, la escuadra guaraní tendrá que salir a ganar o morir.

En su primer partido en la presente Copa del Mundo, la representación paraguaya careció de los argumentos necesarios para generar peligro en la meta inglesa. La derrota por la mínima ante los de Sven-Goran Erikson entra en los parámetros lógicos; sin embargo, el equipo no mostró absolutamente nada en ataque, apenas tuvo un par de ocasiones de verdadero peligro. Sin duda, pesó la ausencia de José Saturnino Cardozo, quien tuvo que ser dado de baja por una lesión muscular.

Preocupado por la falta de punch en el área enemiga, el cuerpo técnico guaraní aprovechó los días de descanso entre uno y otro partido para probar algunas otras variantes. Es prácticamente un hecho que Carlos Paredes juegue un poco más adelantado de lo habitual. La intención es que el mediocampo esté conectado de mejor forma con la dupla atacante, conformada por Roque Santa Cruz y Nelson Haedo Valdez. Nelson “Pipino” Cuevas se mantiene como la primera opción de campo en la zona de concreción.

FECHA Baja aquí el Kit de Medios en PDF

EL PARTIDO

Las condiciones están dadas para observar un partido entretenido. Los riesgos para ambas escuadras son amplios, por lo que difícilmente se lanzarán decididamente hacia el frente. Los dos equipos apelarán al juego colectivo ordenado, bien parado atrás, para empezar a construir ocasiones en territorio enemigo.

En esta Copa del Mundo, las jugadas a balón parado han marcado la diferencia. No sería raro, debido a las condiciones,   que sea precisamente esa vía la que defina al ganador de las hostilidades.

Creemos en el triunfo de Suecia.

FECHA Baja aquí el Kit de Medios en PDF [mt][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×