Suecia 2 - 2 Inglaterra

INGLATERRA QUIERE ROMPER LA MALDICIÓN SUECA
INGLATERRA QUIERE ROMPER LA MALDICIÓN SUECA
 INGLATERRA QUIERE ROMPER LA MALDICIÓN SUECA

INGLATERRA QUIERE ROMPER LA MALDICIÓN SUECA

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio de  Colonia, Alemania. Martes 19 de junio de 2006

Los gigantes del grupo chocan en un duelo en el que los tres puntos no sólo cuentan con un valor estadístico, sino también con una dosis de orgullo invaluable para afrontar rondas siguientes. Inglaterra, matemáticamente calificado a los octavos de final, y Suecia, que sólo quedaría eliminado gracias a una catástrofe, prometen uno de los partidos más atractivos de la primera fase. Se trata, sin duda, de un banquete futbolístico que debe ser aprovechado por los amantes del balompié de alto nivel.

SUECIA

El cuadro sueco supo sobreponerse a un dubitativo inicio de Copa del Mundo. Tras el inesperado y doloroso empate ante Trinidad y Tobago, los dirigidos por Lars Lagerback compusieron el camino y derrotaron, sobre la hora, a Paraguay. Lo que era preocupación se convirtió en certeza, pues cuatro unidades lo colocan en una inmejorable posición de cara a las instancias definitivas.

La contienda frente a Paraguay no fue nada sencilla para el conjunto europeo. El estilo extremadamente conservador de los guaraníes propició que Suecia hiciera el gasto, que fuera la obligada a ofender y a luchar por el triunfo. Fueron ochenta y ocho minutos de  ilusiones estériles, de intentonas que no se cristalizaban. Cuando equipo y afición se hacían a la indeseable idea de sumar otra igualada,   Ljunberg anotó con la testa y selló virtualmente el acceso al selecto de grupo de los dieciséis.

La principal ausencia de la escuadra nórdica para el cotejo ante los ingleses será la del delantero de la Juventus de Turín, Zlatan Ibrahimovic, quien sufrió una pequeña lesión en la zona púbica durante el duelo contra Paraguay. De acuerdo a los informes del cuerpo médico de los Vikingos, se espera que el artillero esté listo para la siguiente ronda.

INGLATERRA

El equipo de Sven-Goran Eriksson ha sido egoísta con la afición que vive la Copa del Mundo. Pese a registrar seis puntos en su casillero, el equipo de la Rosa no ha logrado explotar al máximo su potencial. Gana con lo necesario, sufre para generar peligro en el arco enemigo y hasta se mete en apuros para conseguir la victoria. De cualquier manera, ya consiguió el primer objetivo: clasificar a la segunda ronda.

En su segundo compromiso dentro de Alemania 2006, Inglaterra sufrió más de la cuenta para derrotar a una enjundiosa Trinidad y Tobago. Tuvo que esperar los últimos diez minutos del cotejo para abrir el cerrojo caribeño en un par de ocasiones. Peter Crouch y Steven Gerrard se convirtieron en los artífices de  una victoria mucho más complicada de lo esperado.

El seleccionador inglés no ocultó sus intenciones de vencer a sus compatriotas. Aseguró que tiene fervientes deseos de acabar con la maldición que aqueja a Inglaterra sobre Suecia –los nórdicos marchan invictos frente a Inglaterra desde hace treinta y ocho años-. Consideró que es una buena oportunidad para  lograrlo, aunque teme, en especial, a la velocidad de Ljunberg.

En diversas declaraciones, Ericsson dejó entrever que dará descanso a Lampard y Gerrard, pues estos ya recibieron un cartón preventivo. Se espera que alineen de inicio  Michael Owen y Wayne Rooney.

PRENSA Baja el kit de medios del partido

EL PARTIDO

Será un duelo de poder a poder. La rivalidad entre ambos está más que declarada. Inglaterra hará hasta lo imposible por garantizar la primera posición de grupo, mientras que Suecia requiere del empate para asegurar matemáticamente su pasaporte a la siguiente fase.

La contienda será de fricción constante. La fortaleza física de los contendientes hace prever que habrá muchos roces, que se jugará al borde del reglamento. No sería raro que un solo gol marque la diferencia.

Creemos en el empate.

PRENSA Baja el kit de medios del partido

[mt][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×