Portugal 1 - 0 Holanda

PESE A UN CAOS ARBITRAL, PORTUGAL ECHA A UNA SUCIA HOLANDA
PESE A UN CAOS ARBITRAL, PORTUGAL ECHA A UNA SUCIA HOLANDA
 PESE A UN CAOS ARBITRAL, PORTUGAL ECHA A UNA SUCIA HOLANDA

PESE A UN CAOS ARBITRAL, PORTUGAL ECHA A UNA SUCIA HOLANDA

Walter González | MEDIOTIEMPOFrankenstadion de Nuremberg, 25 de Junio de 2006

  • Mandaron lesionar a Cristiano Ronaldo
  • Gol de Maniche
  • El partido con más expulsados en un Mundial

Portugal clasificó a los Cuartos de Final al derrotar 1-0 a Holanda en un partido intensísimo y manchado por todos lados por un trabajo arbitral indigno que dejó el saldo de 4 expulsados, la mayor cantidad de tarjetas rojas que se ha dado en un Mundial.

Holanda sorprendió porque luego de tenernos acostumbrados a ser un ejemplo de futbol, mostró una cara sucia, sin honor y llena de antifutbol. Incluso, al minuto 7 los jugadores ya habían cumplido la orden de la banca de lesionar a Cristiano Ronaldo que fue agredido por una plancha artera de Boulahrouz que no fue sancionada con expulsión.

El gol fue de Maniche en una buena jugada, pero el partido se llenó de suciedad y Holanda nunca cambió su cara sucia, más preocupado por golpear, engañar y reclamar, que por jugar lo bien que sus jovencísimos jugadores pueden lograr.

Van Basten se llevó el abucheo por no alinear a Van Nistelrooy y por obligar a Holanda a practicar el antifutbol. Los aplausos son para Portugal, que si bien también tuvo que entrar al juego sucio, sacó la casta y con gran actitud, pese a estar buena parte del juego en desventaja numérica, siempre tuvo el mayor equilibrio entre defensa y ataque posible.

PRIMER TIEMPO

Apenas al minuto 1, Holanda presentó su velocidad y con una jugada relampagueante que Van Bommel culminó con un disparo a la derecha de la media luna, raso y cruzado apenas a centímetros del arco de Ricardo. La intensidad que le metía el equipo holandés al juego era amplia y 15 segundos después de disparar a gol Van Bommel le atizó a Cristiano Ronaldo en el medio campo y se ganó la primera amarilla del partido.

También quedó claro que los holandeses tenían la instrucción de ablandar a Cristiano pues apenas al 7’, Boulahrouz le dio un planchazo asesino en el muslo y fue otra amarilla que merecía ser roja. Totalmente antideportivo, Holanda buscó lesionar a Cristiano y lo consiguieron, pues el habilidoso extremo portugués siguió en el campo unos minutos pero con todo y que le bañaron la pierna con cloruro de etilo, al 34'; se derrumbaría en el campo y tendría que salir de cambio con el muslo inservible aunque ya dejando a su equipo con la ventaja en el marcador.

Holanda apostaba a la velocidad por las bandas mientras Portugal buscaba manejar la pelota de manera más elaborada, jugar, tocar a su ritmo semilento para tener un cambio tras pasar tres cuartos de cancha. Sin embargo, algo le pasaba a los holandeses, pues contrastaba su facilidad para elaborar un futbol rápido, con su actitud totalmente antideportiva, no sólo por haber ido a golpear como sistema a Cristiano Ronaldo, si no que buscaban engañar al árbitro simulando faltas, también como sistema.

Con un gran disparo, Maniche nos regresó el futbol al minuto 22 consiguiendo el primer gol del juego. Deco llegó por la derecha y centró para Pauleta que tocó perfecto hacia atrás para que Maniche fusilara a Van de Sar con un balazo imparable. Fue el 1-0.

Ahora sí, Holanda comenzó a preocuparse más por jugar futbol, pero también Portugal tenía cada vez mejor control de la pelota. Sin embargo, el duelo seguía demasiado intenso, sucio, desordenado por el árbitro y no podía prenderse en un ir y venir.

Al 37';, Van Persie mostró su calidad con una gran jugada en el área, recortó como maestro y disparó de tres dedos, pero a milímetros del poste más lejano. La jugada fue excelente, pero si Van Persie hubiera tocado la pelota, Sneijder definía sin problemas frente al arco.

El árbitro traía un desorden fenomenal. Le había permitido a Holanda ensuciar el juego y ahora los dos equipos estaban metidos en una riña casi callejara. Incluso el juez se comió un claro penal de Nuno Valente que le pegó un patadón a Robben. En juez marcó algo antes, nadie sabe aun bien qué fue. El portugués le había puesto los tachones en el hombro a Robben.

Al 44';, Pauleta estuvo cerca del segundo con una gran media vuelta a quemarropa que Van der Sar sacó con reflejos impresionantes. Sin embargo, el equipo luso sufriría la expulsión de Costinha, que se ganó la segunda amarilla por una mano sin sentido.

SEGUNDO TIEMPO

En el segundo tiempo, el juego arrancó muy bien, con mejor futbol y un ir y venir constante. El vértigo comenzó con un balazo que Cocu falló dentro del área al ponerlo directo al travesaño apenas a dos minutos de reiniciado el partido, en tanto, Miguel respondió con un arribo por la derecha que culminó con un disparo raso sin mucho ángulo, que rechazó Van der Sar.

En el mismo minuto, Ricardo sacó con dramatismo un balazo de Van Bommel que le botó antes y luego vimos un gran disparo de Maniche tras jugadón de Figo, que fue atrapado por Van de Sar. Sneijder respondió con un balazo lejano que tapó Ricardo con apuros.

La intensidad del partido crecía y también la ineptitud de un árbitro que no nos explicamos como estaba en un Mundial y menos, en estas instancias. Con el juego bravo y ante las mañas holandesas, ya Portugal estaba furioso y desesperado. Así, al fue 59';, amonestado Figo cuando sin balón de por medio se encaró con Van Bommel y alcanzó a dar un cabezazo, por lo que si se consideró como infracción, era roja.

Simao estuvo cerca al cobrar un tiro libre, pero al futbol encontró premio al 63’ cuando al fin Boulahrouz se fue expulsado, ese que arteramente lesionó a Cristiano Ronaldo se llevó la segunda amarilla por un codazo a Figo sobre la banda izquierda que calentó a las bancas pues el holandés cínicamente, se declaró el ofendido.

El dramatismo seguía. Hay que recordar que Portugal había jugado con un hombre menos desde el 45'; y se había mantenido firme en la defensiva, mientras respondía con profundidad a la ofensiva. Deco hacía un jugadón con maestría de un lado y  luego Robben respondía con un arribo por la izquierda que terminó con un balazo atajado con una barrida espectacular de Carvalho.

Holanda de nuevo mostró su pésima actitud cuando el árbitro había detenido el juego en pleno ataque portugués para asistir a un luso, pero cuando el juez reanudó con bote a tierra, con terrible hecho antideportivo el equipo de Van Basten, que ya era claro que respondía instrucciones desde la banca para evitar ser honorables, no regresó la pelota y fue abucheado por la sorprendida afición, el resto del encuentro.

Deco se fue expulsado por segunda amarilla y ya el árbitro no era más que un loco denigrando la Copa del Mundo.

Al 79';, Kuyt quedó solo por el centro y no pudo definir ante el achique de Ricardo, pero al ver que no había podido anotar, el holandés pateó al potero en lo que era una clara agresión.

Holanda presionaba. Tenía un hombre más y acosaba con velocidad, pero de manera atrabancada y sin capacidad de definición. Kuyt en dos ocasiones, primero con un disparo bonito desde fuera del área que atrapó Ricardo y luego quedándose a centímetros de empujar un centro raso desde la derecha, fue el que más cerca estuvo del empate.

Van Basten nunca metió a Van Nistelrooy al campo y nunca le cambió a Holanda su futbol sucio, ese futbol que denigraba aquél sistema del Futbol Total que revolucionó al balompié en la década de los setentas.

Portugal, con gran acierto, se defendía como premisa, pero también salía al frente y siempre llegaba al arco, con lo que lograban tomar aire y zafarse lo que podría haber sido un acoso brutal. Así, consiguieron llevarse uno de los partidos más desordenados y extraños que recordemos en un Mundial.

GOL

(22’) 1-0 Maniche. Buena jugada de Portugal, Deco llega por derecha y centra hacia Pauleta que controló y tocó hacia atrás para que Maniche fusile a la altura del punto penal.

ARBITRAJE

Pésimo, terrible, indigno del ruso Valentín Ivanov. Dejó de castigar una agresión mandada desde la banca que lesionó a Cristiano Ronaldo en el principio del juego y con ello enloqueció sin acierto ni criterio. Sería imposible mencionar todos los errores de Ivanov, fue sin duda uno de los trabajos más indignos en las Copas del Mundo que merece un castigo ejemplar.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×