Alemania 3 - 1 Portugal

ALEMANIA LE REGALA EL TERCER SITIO A SU AFICIÓN
 ALEMANIA LE REGALA EL TERCER SITIO A SU AFICIÓN

ALEMANIA LE REGALA EL TERCER SITIO A SU AFICIÓN

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Gottlieb Daimler, Stuttgart. Sábado 8 de julio de 2006

Alemania rescató el tercer sitio de la Copa del Mundo al imponerse por tres goles a uno a su similar de Portugal. Con una inspirada actuación de Bastian Schweinsteiger, los teutones se llevaron el juego del consuelo y miran hacia un futuro promisorio y lleno de oportunidades.

PRIMER TIEMPO

La fiera teutona estaba herida. Alemania muy lejos estuvo de menospreciar el partido por el tercer lugar. Hizo hasta lo imposible por recompensar a su afición con una demostración de garra y orgullo plausible bajo cualquier óptica. Desde que el silbatazo inicial se dejó escuchar, los de Jürgen Klinsmann hicieron evidentes sus intenciones de abandonar la Copa del Mundo con un triunfo en los bolsillos.

Los albores de la confrontación fueron de dominio para los anfitriones. Fundamentando su ataque en el toque vertical de la pelota, la escuadra germana tuvo algunas ocasiones de peligro sobre la puerta de Ricardo. Klose, el indomable artillero teutón, estaba ahí, comandando la tropa ofensiva de su conjunto y deseando incrementar su ventaja con respecto a sus perseguidores más cercanos en la batalla por el reinado de goleo individual.

Conforme discurrió la primera mitad, empezaron a disminuir las emociones en ambas porterías. Portugal, pese al susto de los minutos iniciales, soportó la embestida y se fue a los vestidores con un cero a cero que metía mayor responsabilidad al cuadro de casa.

SEGUNDO TIEMPO

La hospitalaria nación alemana no estaba dispuesta a quedarse sin un lugar en el podio. El grito contenido a lo largo de toda la parte inicial pudo liberarse hasta el décimo minuto del complemento, cuando Schweinsteiger comenzó la que sería una memorable actuación. Picó hacia el centro, se quitó a un par, disparó con potencia y sorprendió a Ricardo, quien no alcanzó a reaccionar por la velocidad del balón.

El festival teutón ya no pararía. Bastian volvió a ser partícipe de un tanto alemán. Tiro libre a favor de los de casa. Schweinsteiger dispara raso. Petit, con rostro de alerta extrema, se barre y toca el esférico. La fortuna se pintó de los colores germanos. El balón acabó en las redes. Dos a cero a favor de Alemania. Todo Stuttgart saltando y sonriendo.

Faltaba la cereza al pastel, el justo colofón a una Copa del Mundo que fue, pese a la eliminación, satisfactoria para los de Klinsmann. De nuevo, por si faltaba algo, Schweinsteiger fue el autor intelectual del tercer dardo sobre el corazón luso. Aparece por izquierda, pica hacia el centro, encuentra una rendija entre los zagueros y tira con precisión quirúrgica para incrustar la de gajos en el arco portugués.

Mientras un sector de las tribunas coreaba el nombre de Klinsmann, los de Scolari sacaron la casta y tejieron el tanto de la honra. De Figo para Nuno. Gomes se tiende de palomita y hace un poco más decoroso el marcador. Buen partido para despedirse de la Copa del Mundo.

Alemania se despidió de su Mundial con una victoria que sirve como epílogo de una historia que siembra esperanza de cara al futuro. Los teutones no consiguieron la Copa del Mundo, pero dieron pie a pensar en que el cambio generacional puede ser exitoso. Klose, en lo individual, está muy cerca de ser el máximo artillero de la justa.

GOLES

1-0 Schweinsteiger pica hacia el centro, se quita a dos y saca disparo que no alcanza a ser atajado por Ricardo. (55´)

2-0 Schweinsteiger ejecuta tiro libre. Petit intenta rechazar y acaba metiendo el balón en propia meta. (61´)

3-0 Se repite la dosis. Schweinsteiger pica de la izquierda hacia el centro, encuentra un hueco en la zaga y dispara con tremenda precisión para marcar un soberbio gol. (78´)

3-1 Centro de Luis Figo que remata de palomita Nuno Gomes. (87´)

[mt][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×