Autoridades prevén restringir entrada a grupos violentos a estadios

Las autoridades francesas prevén restringir la entrada a los estadios de futbol a fín de disolver a las organizaciones de fanáticos que cometen acciones violentas, cada vez más presentes en el futbol.
Las autoridades francesas prevén restringir la entrada a los estadios de futbol a fín de disolver a las organizaciones de fanáticos que cometen acciones violentas, cada vez más presentes en el futbol.
 Las autoridades francesas prevén restringir la entrada a los estadios de futbol a fín de disolver a las organizaciones de fanáticos que cometen acciones violentas, cada vez más presentes en el futbol.

MEDIOTIEMPO | Agencias2 de Diciembre de 2006

  • Con la finalidad de evitar la violencia

Las autoridades francesas prevén restringir la entrada a los estadios de futbol a fín de disolver a las organizaciones de fanáticos que cometen acciones violentas, cada vez más presentes en el futbol.

El anuncio y otros relativos al aumento de la seguridad en busca de un ambiente "limpio, sin violencia y familiar", fueron realizados esta semana por el Ministro del Interior francés, Nicolas Sarkozy, y por el Alcalde de París, Bertrand Delanoe.

Una serie de drásticas medidas afectaría sobre todo a los seguidores del equipo Paris Saint-Germain (PSG), uno de los cuatro principales del país que cuenta con una de las aficiones más violentas junto a la de Marsella.

Un grupo de seguidores del equipo, los denominados "Boulogne Boys" está en el origen del fortalecimiento de las medidas de seguridad en los estadios en los que se pretende prohibir el acceso a estos grupos.

Durante el ataque de miembros de esta banda a un seguidor del equipo israelí Hapoel de Tel-Aviv, el pasado 23 de Noviembre, un policía no uniformado mató de un disparo a un joven para defender al seguidor judío y a él mismo de un linchamiento.

Los jóvenes miembros del Boulogne Boys persiguieron luego al policía, que era de raza negra, y al seguidor hebreo al grito de "negros y judíos fuera. Francia para los franceses".

El episodio se sumó a los insultos racistas de este grupo durante los partidos de PSG, y a sus violentos enfrentamientos con aficionados de otros equipos, lo que provocó una fuerte reacción entre las autoridades galas.

"Preferimos ver algunas gradas vacías del estadio que tener la mala compañía de estos grupos", declaró el ministro del Interior (Gobernación) Nicolas Sarkozy.

A partir de ahora, "las asociaciones de hinchas que no se desmarquen de movimientos racistas o acciones violentas serán inmediatamente disueltas", precisó el ministro.

"Queremos que el futbol siga siendo un espectáculo familiar", añadió Sarkozy, candidato a las elecciones presidenciales francesas del año próximo.

Como primera medida concreta, la policía prohibirá el acceso al Parque de los Príncipes de París a los 140 seguidores catalogados como más violentos de PSG.

Otra de las medidas que se estudian a petición de un grupo de  parlamentarios galos es la supresión de las subvenciones públicas como las que el Ayuntamiento de París concede al PSG, una parte de las cuales va destinada a los grupos de fanáticos.

En el caso del PSG, el equipo recibe 2.3 millones de euros anuales (unos tres millones de dólares), del Ayuntamiento parisino.

El Alcalde de París, el socialista Bertrand Delanoe, sugirió por su parte el cierre, por al menos un partido, de la tribuna Boulogne en la que se congregan los fanáticos más violentos.

La ex Ministra de Deportes, Marie-George Buffet, pidió el cierre del estadio del PSG al público durante todo el año para que el equipo de la capital de Francia "reaccione y adopte sus propias medidas para evitar nuevos incidentes".

El caso podría costar la existencia al club, uno de los más laureados y conocidos de Francia en el mundo de acuerdo a la revista France Football, que piensa que le podría acarrear graves pérdidas de imagen y económicas.

[ntx][foto:EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×