Cientos de hinchas se manifiestan en París tras la muerte de un aficionado

Cientos de hinchas del París Saint-Germain se manifestaron hoy en los alrededores del Parque de los Príncipes en memoria del aficionado que murió por un disparo de un policía el pasado día 23.
 Cientos de hinchas del París Saint-Germain se manifestaron hoy en los alrededores del Parque de los Príncipes en memoria del aficionado que murió por un disparo de un policía el pasado día 23.

MEDIOTIEMPO | Agencias2 de Diciembre de 2006

  • La concentración se desarrolló de forma silenciosa

Cientos de hinchas del París Saint-Germain se manifestaron hoy en los alrededores del Parque de los Príncipes en memoria del aficionado que murió por un disparo de un policía el pasado día 23.

La concentración, que terminó en el lugar en el que el joven aficionado murió, se desarrolló de forma silenciosa y, lo que hizo inútil el gran dispositivo policial desplegado en previsión de posibles altercados.

Los aficionados del PSG quisieron con esta marcha mostrar su indignación por la muerte de Julien Ouemener, fallecido tras recibir un balazo de un agente que, según su versión, defendía a un hincha del Hapoel Tel Aviv, que había ganado en el Parque de los Príncipes en partido de Copa UEFA (2-4).

Ese hecho, que fue seguido de una ola de actos violentos entorno al club, provocó que las autoridades policiales ordenaran el endurecimiento de las medidas contra los "hooligans" del PSG, antes de decidir aplazamiento del encuentro entre el club de la capital y el Toulouse previsto para este fin de semana.

El mundo del futbol en Francia condenó la violencia y se puso en guardia contra lo que consideran una deriva peligrosa para el deporte.

El Ministro del Interior, Nicolás Sarkozy, afirmó que se disolverán las peñas que no condenen la violencia y que no se responsabilicen de los actos de sus miembros, horas antes de que la Prefectura de París afirmara que impedirá el acceso a la tribuna "Boulogne", considerada como una de las más radicales.

El ambiente se fue complicando con el paso de los días, hasta ordenar el aplazamiento del partido, un hecho sin precedentes en el futbol francés.

Frente a la versión oficial, que indica que el agente disparó en defensa propia, los aficionados aseguraron durante la manifestación de hoy que el policía les provocó y se consideran víctimas de una creciente presión.

Una investigación interna tratará de aclarar unos hechos que han provocado una gran polémica en el país.

El Presidente de la Liga de Futbol Profesional (LFP), Frédéric Thiriez, aseguró hoy en una emisora de radio que "en el entorno del PSG hay entre 300 y 400 individuos peligrosos" fichados por la policía y pidió "una represión policial y judicial sin fisuras" para solucionar el problema "como han hecho los ingleses".

Se mostró favorable a la prohibición "preventiva" de acceso al estadio de estos aficionados violentos, como complemento de una "prohibición judicial" para aquellos que hayan sido condenados por actos violentos.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×