Preparan vigilancia en Italia para el Lazio-Roma

Cerca de millar y medio de agentes del orden, entre policía municipal, carabineros y bomberos, vigilarán el derbi romano Lazio-Roma, de la decimoquinta jornada liguera, que se disputa en la noche...
Cerca de millar y medio de agentes del orden, entre policía municipal, carabineros y bomberos, vigilarán el derbi romano Lazio-Roma, de la decimoquinta jornada liguera, que se disputa en la noche del próximo domingo y que ya en día antes verá controles al
 Cerca de millar y medio de agentes del orden, entre policía municipal, carabineros y bomberos, vigilarán el derbi romano Lazio-Roma, de la decimoquinta jornada liguera, que se disputa en la noche del próximo domingo y que ya en día antes verá controles al

MEDIOTIEMPO | Agencias6 de Diciembre de 2006

  • Quieren evitar problemas con los "ultras"

Cerca de millar y medio de agentes del orden, entre policía municipal, carabineros y bomberos, vigilarán el derbi romano Lazio-Roma, de la decimoquinta jornada liguera, que se disputa en la noche del próximo domingo y que ya en día antes verá controles alrededor del estadio Olímpico, escenario del mismo.

Los derbis romanos, junto a la pasión que conlleva en toda la ciudad, que lo vive ya durante toda la semana previa como en pocas partes, produce habitualmente grandes tensiones y graves enfrentamientos entre dos aficiones que se "odian a muerte".

La lista de incidentes, agresiones, heridos y todo tipo de actos violentos es demasiada amplia en un derbi que este domingo vivirá su 127 versión, la 64 con el Lazio formalmente en casa ya que ambos comparten estadio.

Precisamente, por ello, ha sido desde algunos sectores criticada la circunstancia de que el partido se juegue a las 20:30 tiempo de Italia, y no por la tarde como el resto de la jornada, lo que haría con la luz del día más evitables los incidentes.

En el intento de evitar que acontezcan incidentes entre ambas aficiones, el Gobierno Civil de Roma ya ha dispuesto amplias medidas de seguridad, que entre otras cosas contempla la presencia de unos mil quinientos efectivos de las fuerzas del orden, que se unirán a casi los 300 privados que desplegará el Lazio dentro del estadio "Olímpico".

El estadio ya será controlado y rodeado por la policía desde la noche del sábado para evitar que, como en años anteriores, los "ultras" de uno y otro equipo aprovechen la noche previa para dejar objetos (bastones, barras de hierro, bengalas, etc.) escondidos en los arbustos, árboles y estatuas que se encuentran en la zona.

Es muy probable que, como en otras ocasiones, el propio estadio Olímpico permanezca iluminado en la noche del sábado.

Los controles, que ya de por sí para acceder al estadio Olímpico son habitualmente intensos al haberse instalado hace varios meses rejas metálicas en un perímetro de unos cien metros alrededor de la instalación que no permiten el paso a quien no lleve la entrada, serán aún más exhaustivos.

Se realizarán varios filtros, ya desde varios centenares de metros antes de llegar al estadio, en las calles adyacentes, con el fin de evitar que grupos de "ultras" de un equipo puedan esperar a los del rival en su camino al partido.

Algo que tristemente viene sucediendo a menudo y, por ejemplo, aconteció el pasado sábado cuando seguidores del Roma tendieron una emboscada a los del Atalanta que viajaban en autobuses.

En sus controles la policía empleará también unidades de perros y helicópteros que volarán durante horas antes del partido sobre los alrededores del Olímpico.

El estadio estará a rebosar, pues ya se llevan vendidas unas 53 mil entradas, quedando agotadas las de los fondos (donde se ubican los seguidores más fieles de uno y otro equipo) y sólo quedando de momento disponibles las localidades más caras de las tribunas centrales (143, 100, 70 y 55 euros).

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×