No jugaría como el América: DT del Inter

El técnico del equipo brasileño Internacional de Porto Alegre, Abel Braga, quien conquistó hoy con su equipo el Mundial de Clubes Japón 2006, señaló que su conjunto nunca jugaría como el América...
 El técnico del equipo brasileño Internacional de Porto Alegre, Abel Braga, quien conquistó hoy con su equipo el Mundial de Clubes Japón 2006, señaló que su conjunto nunca jugaría como el América de México, cuarto del torneo.

MEDIOTIEMPO | AgenciasEstadio Yokohama, 17 de Diciembre de 2006

  • Aseguró que jugaron con el corazón

El técnico del equipo brasileño Internacional de Porto Alegre, Abel Braga, quien conquistó hoy con su equipo el Mundial de Clubes Japón 2006, señaló que su conjunto nunca jugaría como el América de México, cuarto del torneo.

En declaraciones al canal TV Globo, tras la victoria del Inter. 1-0 sobre el Barcelona de España, Braga señaló que "yo dije que mi equipo no jugaría como el América de México. Hablé que iría a jugar con "fierro", pero que nunca daríamos porradas al Barcelona". El entrenador justificó así la interpretación dada a una declaración concedida antes del juego ante el monarca de la Liga de Campeones de Europa, por la Final del Mundial de Clubes, donde Braga criticó la "sutileza" con la que América jugó ante Barcelona.

Las Águilas del América, cuartos en el torneo al caer este domingo en la definición por el tercer puesto 2-1 ante el Al Ahly de Egipto, monarca africano, fueron goleados con facilidad en la Semifinal 4-0 por el Barcelona.

Medios brasileños, tras el comentario de Braga el sábado, insinuaron que el Internacional pondría en el terreno "juego fuerte" ante los astros del Barcelona, como el brasileño Ronaldinho Gaúcho, el portugués Anderson Luiz Deco o el mexicano Rafael Márquez.

Después de la victoria en la final, conseguida a 10 minutos de concluir el juego por el recién ingresado Adriano Gabirú, los comentaristas televisivos y radiales destacaron el "juego limpio" del Inter, que sin faltas alevosas pudo marcar y controlar a sus rivales.

Entre los jugadores más reconocidos por esa marcación sin exceso de faltas, la radio y la televisión elogiaron al lateral Ceará, encargado de la marcación del talentoso Ronaldinho Gaúcho, y los zagueros Indio y Fabiano Eller, que ganaron el duelo a sus rivales.

Braga agregó que "faltó técnica, habilidad y seguridad, pero la victoria fue extraordinaria. El equipo de ellos es excelente y sigue siendo el mejor del mundo. De 22 inscritos en el Mundial 14 eran extranjeros. Nosotros jugamos con el corazón".

Internacional de Porto Alegre, que después de ganar la Copa Libertadores transfirió a Europa al volante Paulo César Tinga y al delantero Rafael Sobís, jugadores de la selección brasileña, afrontó el Mundial de Clubes con futbolistas que nunca pasaron por la selección mayor.

Apenas el zaguero Fabiano Eller, con una convocatoria en la Selección adulta -sin jugar-; el peruano Martín Hidalgo, ausente por lesión para el juego final, y el colombiano Fabián Vargas, tenían experiencia en selecciones.

El atacante Pedro Iarley, ex jugador del argentino Boca Juniors de Buenos Aires y del mexicano Jaguares Chiapas de Tuxtla Gutiérrez, sostuvo por su parte que "estoy demasiado feliz, ni sé explicar lo que estoy pensando en este momento".

"Sé que voy a festejar con mucho "chimarrao" (mate tradicional en el sur brasileño, de donde es el Inter) y ';baiao de dois';", el plato típico de su natal y nororiental estado de Ceará, que se hace con arroz, frijol, tocino y queso.

Iarley fue escogido como el segundo mejor jugador del torneo, detrás del portugués de origen brasileño Deco, del Barcelona, y superando a su compatriota Ronaldinho Gaúcho, del mismo equipo catalán.

El Capitán Fernandao, por su parte, pidió cordura a los aficionados del Inter para evitar provocar a los seguidores de su histórico rival, el Gremio, quienes por 23 años, desde 1983 cuando ganaron la Copa Intercontinental, se burlaban de los "colorados".

"No podemos caer en esta onda de rivalidad con el Gremio o con cualquier club del mundo. Vinimos aquí (a Japón) y vencimos al Barcelona y eso es lo que importa. Ahora es hora de festejar", manifestó el corpulento y espigado atacante.

Fernandao lamentó haber tenido que salir por calambre, "sentí rabia", pero expresó su satisfacción porque su sustituto, Adriano Gabirú, marcó luego el tanto de la victoria, la más significativa en  los 97 años de historia del club.

[ntx][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×