Barcelona 0-1 Zaragoza... El Zaragoza desactiva al Barça

El Zaragoza volvió a aparecer en el camino del Barcelona en la Copa del Rey para amargarle la vida, como ya hizo en la Temporada anterior, y conquistó el Camp Nou (0-1) obteniendo una victoria de...
 El Zaragoza volvió a aparecer en el camino del Barcelona en la Copa del Rey para amargarle la vida, como ya hizo en la Temporada anterior, y conquistó el Camp Nou (0-1) obteniendo una victoria de mérito, que premió su vocación ofensiva y que castigó la fa

MEDIOTIEMPO | Agencias31 de Enero de 2007

  • El gol premió la ambición del Zaragoza y retrató las lagunas defensivas del Barcelona

El Zaragoza volvió a aparecer en el camino del Barcelona en la Copa del Rey para amargarle la vida, como ya hizo en la Temporada anterior, y conquistó el Camp Nou (0-1) obteniendo una victoria de mérito, que premió su vocación ofensiva y que castigó la falta de efectividad del equipo azulgrana.

Todo lo previsto por su entrenador, Víctor Fernández, salió a la perfección para desesperación de Frank Rijkaard, cuyos argumentos no encontraron reflejo en el marcador, aunque no se le pudo reprochar actitud ni ganas al equipo catalán, desactivado por el entramado del Zaragoza en su propio estadio.

Empeñado en confirmar su recuperación, el Barcelona se sobrepuso al frío ambiente del estadio para intentar llevar la batuta del partido desde el arranque. Lo hizo desde la posesión de la pelota, en un intento de imponer su jerarquía, pero se consumió frente al empuje del equipo maño.

Se encontró con un Zaragoza muy serio, dispuesto a agriarle la noche. Ni siquiera la ausencia de Aimar mermó al equipo de Víctor Fernández, construido desde la solidez de sus dos centrales, hilvanado por una medular muy bien tejida y coronado por sus delanteros, dos "nueves" puros que obligan al rival a mantenerse siempre alerta.

La inspiración del Barça duró lo que tardó Iniesta en apagarse, contagiado por la ineficacia de su equipo. Dominó los primeros compases el equipo catalán y merodeó el área rival, pero le faltó contundencia para asustar de verdad al Zaragoza, tan convencido de sus opciones que jugó en todo momento con la comodidad de un grande.

Tuvo precisamente Iniesta la oportunidad de abrir el marcador a la media hora de juego en un mano a mano con César, pero le asaltaron las dudas y se quedó a medias entre el pase y el disparo.

Su error dio vida al Zaragoza. En un par de latigazos, el equipo de Víctor Fernández dejó temblando al Barcelona, a merced del futbol vertical de Sergio García y Diego Milito, dos delanteros acostumbrados a caminar en línea recta a la meta contraria, sin concesiones a la galería.

Primero Oscar recogió un balón de Milito para poner en apuros a Jorquera, hábil en el mano a mano. Más tarde fue Sergio García, autor de un potente disparo con la pierna izquierda que se estrelló en el palo, a falta de tres minutos para el descanso. Quedaba avisado el Barça de las virtudes del Zaragoza.

Ahogado por la presión del conjunto aragonés, el Barcelona reclamaba soluciones y Rijkaard las buscó en el banquillo. Prescindió de Edmílson y dio entrada a Giuly en el extremo derecho buscando velocidad en ataque y balones por detrás de la defensa rival.

El francés, brillante revulsivo, animó al Barça, pero sus entradas por el carril derecho no alcanzaron al equipo azulgrana, demasiado frío, incapaz de reaccionar ante la demostración de fe del Zaragoza.

No se amilanó Víctor Fernández, que apeló a la velocidad de Ewerthon para aprovechar los espacios de la zaga azulgrana. Fue el mejor síntoma para entender las intenciones del Zaragoza, que nunca renunció a su vocación futbolística por más que actuase en el estadio del líder de la Liga.

Estuvo Oscar a punto de batir a Jorquera en un remate acrobático con la pierna izquierda que se fue rozando el larguero, pero el gol llegó a balón parado y desde el corner, una de las eternas carencias del Barça. Diogo, libre de marca, cabeceó a la red ante la mirada de Oleguer y Jorquera el balón servido por D';Alessandro.

El gol premió la ambición del Zaragoza y retrató las lagunas defensivas del Barcelona, que perdió su primer partido de la Temporada en casa y volvió a quedarse cortado ante su peor rival, el que ya se cruzó en su camino el año pasado y el mismo que le obligará a remontar en La Romareda para aprobar su gran asignatura pendiente, la Copa del Rey.

Ficha técnica:

0 - Barcelona: Jorquera, Oleguer, Márquez, Puyol, Zambrotta (Gio, min. 60), Edmílson (Giuly, min. 60), Xavi (Gudjohnsen, min. 79), Deco, Iniesta, Ronaldinho y Saviola.

1 - Zaragoza: César, Diogo, Sergio Fernández, Gabi Milito, Juanfran, Zapater, Piqué (Movilla, min. 68), D';Alessandro, Oscar, Sergio García (Ewerthon, min. 66) y Diego Milito (Lafita, min. 83).

Gol: 0-1, min. 78: Diogo.

Árbitro: Rodríguez Santiago (Comité Castellano Leonés). Amonestó a Diogo (min. 31), Sergio García (min. 55), Gabi Milito (min. 58), Piqué (min. 63).

Incidencias: Partido de ida de los Cuartos de Final de la Copa del Rey disputado en el Camp Nou ante 31.015 espectadores. [EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×