Ronaldo debutó con el Milán en la liga italiana

Cuatro años y nueve meses después de su último partido en la Primera División Italiana, entonces como jugador del Inter, el brasileño Ronaldo regresó hoy victorioso al Calcio, ahora en el Milán en...
Cuatro años y nueve meses después de su último partido en la Primera División Italiana, entonces como jugador del Inter, el brasileño Ronaldo regresó hoy victorioso al Calcio, ahora en el Milán en el partido liguero contra el Livorno.
 Cuatro años y nueve meses después de su último partido en la Primera División Italiana, entonces como jugador del Inter, el brasileño Ronaldo regresó hoy victorioso al Calcio, ahora en el Milán en el partido liguero contra el Livorno.

MEDIOTIEMPO | Agencias11 de Febrero de 2007

  • Entró de cambio al minuto 62

Cuatro años y nueve meses después de su último partido en la Primera División Italiana, entonces como jugador del Inter, el brasileño Ronaldo regresó hoy victorioso al Calcio, ahora en el Milán en el partido liguero contra el Livorno.

El debut de Ronaldo como milanista en terreno propio, con el número 99 en la camiseta, ha tenido lugar en el minuto 62, sustituyendo a su compatriota Ricardo Oliveira, con el marcador en empate (1-1).

La última aparición de Ronaldo en el fútbol italiano databa del 5 de Mayo de 2002, en un Lazio-Inter de Milán de triste recuerdo para él, pues en ese partido el conjunto interista perdió y, con ello, se le escapó un título que tenía en sus manos.

Ronaldo, que terminó el partido en el banquillo, tras ser sustituido por el entonces técnico interista, el argentino Héctor Cúper, lloró desconsoladamente al ver escaparse el scudetto y ya por su cabeza rondó la idea de irse del Inter.

Lo que aconteció tras el Mundial victorioso de Brasil, donde Ronaldo además fue el máximo goleador del torneo.

Ahora, cuatro años y nueve meses después, y con la camiseta del eterno rival del Inter, Ronaldo ha vuelto a jugar en el Calcio.

Ya había recibido los aplausos de los presentes (sólo los abonados del Milán) en el momento en que saltó a calentar en la banda, pero fue objeto de una mayor ovación en el momento de entrar al terreno de juego.

Saltó al campo justo cuando el reloj marcaba las 16.23 hora local, cuando se llevaban 62 minutos de juego, y curiosamente en el lugar de un Oliveira que fue fichado el pasado Agosto en su lugar tras no aceptar entonces el Real Madrid la oferta de unos 18 millones de euros que el Milán ofrecía este verano por sus servicios.

Durante la media hora que estuvo sobre el césped de un "Giuseppe Meazza" en que jugó un centenar de partidos oficiales como interistas, Ronaldo no anotó pero dio suerte a su equipo: el Milán anotó el decisivo 2-1 apenas seis minutos después de su ingreso, con un gran tanto del checo Marek Jankulovski.

En su haber personal, Ronaldo tuvo un buen debut, se movió con ganas y entusiasmo, a partir del minuto 79 jugó como única punta al ser sustituido Alberto Gilardino por un centrocampista, y realizó tres remates a la meta rival.

Los mejores fueron un disparo desde fuera del área que obligó al meta del Livorno a la parada (m.82) y un disparo que se perdió junto a la cepa del poste derecho (m.84). Incluso se permitió alguna que otra "serpentina" (m.92).

Evidenció no ser aún el Ronaldo de antaño, pero ser recuperable para un Milán que precisa de sus goles en busca de la zona Liga de Campeones de Europa. De momento, en su debut, cumplió.

RONALDO FELIZ

Ronaldo, se mostró "feliz" y "contento" de la media hora que jugó, aunque dijo que aún debe lograr "una mayor adaptación" a sus nuevos compañeros.

"Diríamos que ha ido bien, todo es distinto y aún debo aprender mucho de este grupo; pero ha sido un inicio que me ha gustado. Ha sido una bella jornada", dijo Ronaldo, apenas concluido el encuentro.

Su último partido con el Inter en el milanés "Giuseppe Meazza" fue el 28 de Abril de 2002, ante el Piacenza (3-1, para el conjunto interista). Ahí anotó su último gol con el Inter.

"Basta ya con las preguntas sobre el Inter, he estado después cuatro años y medio con el Real Madrid. Pienso en el partido de hoy y agradezco a todos mis compañeros porque no ha sido fácil llegar y jugar de inmediato. Ellos me conocen, pero aún nos falta mejorar la adaptación", apuntó.

Ronaldo dijo haberse sentido "bien" tanto en los minutos en que jugó con Alberto Gilardino en punto como en los que estuvo solo en ataque. Eso sí le faltó redondear la tarde con un gol, del cual estuvo cerca.

"Se fue el disparo por poco, pero estoy contento. Es sólo el inicio. Seguro que llegarán los goles, pero lo que más me interesa es ganar y ser feliz", añadió.

Ronaldo, además, reconoció que durante la cena mantenida hace días con Silvio Berlusconi, presidente y propietario del Milán, este no le pidió nada en concreto, sino que le dijo "no volver a cortarse el pelo y, sobre todo, anotar muchos goles", finalizó. [EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×