Inter aumentó su ventaja tras ganar en Livorno

El Inter de Milán, con el campo de Mestalla en mente, se llevó el triunfo en la visita al Livorno (1-2) y aumentó la ventaja como líder a 16 puntos, toda vez que el Roma no pasó del empate en casa...
 El Inter de Milán, con el campo de Mestalla en mente, se llevó el triunfo en la visita al Livorno (1-2) y aumentó la ventaja como líder a 16 puntos, toda vez que el Roma no pasó del empate en casa del colista Ascoli (1-1), en partidos adelantados de la vi

MEDIOTIEMPO | Agencias3 de Marzo de 2007

  • Roma empató

El Inter de Milán, con el campo de Mestalla en mente, se llevó el triunfo en la visita al Livorno (1-2) y aumentó la ventaja como líder a 16 puntos, toda vez que el Roma no pasó del empate en casa del colista Ascoli (1-1), en partidos adelantados de la vigésimo séptima jornada liguera italiana.

Si había alguien que aún pensaba que el "scudetto" no estaba sentenciado a favor del Inter, hoy seguro que ni los más optimistas romanistas tendrán duda alguna pues los dieciséis puntos de ventaja entre ambos, pese a las doce jornadas (se debe recuperar la 22a.) por disputarse son más que apabullantes.

En una jornada donde Inter y Roma saltaron al terreno de juego pensando en sus difíciles compromisos de Liga de Campeones del martes en Valencia y Lyon, respectivamente, el conjunto interista cumplió, pero el romanista fracasó, y aún pudo serle peor ya que perdía con el colista a falta de cinco minutos para la conclusión.

Pese a tener en mente el estadio del "Mestalla", el técnico interista, que contó con las bajas de los lesionados Esteban Cambiasso y Patrick Vieira, de un "tocado" Adriano y del suspendido Hernán Crespo, concedió reposo a menos titulares de los previstos.

Así, puso en liza el siguiente once: Julio César; Burdisso, Samuel, Materazzi, Grosso (Figo, m.66); Dacourt (Maicon, m.55); Javier Zanetti, Stankovic (Córdoba, m.82), Maxwell; Julio Cruz, Ibrahimovic. Al menos, siete de los que iniciaron serán titulares ante el conjunto español y es que Mancini es de la opinión de que la mejor preparación llega con los partidos.

El Inter desde luego hoy no jugó un buen encuentro, pero sí realizó lo justo ante un débil rival para llevarse el triunfo y pensar ya totalmente en el compromiso europeo con la moral en todo lo alto. Además sabedor de que sigue arrollando en el propio campeonato, donde está imbatido, y, sobretodo, de que cuenta con un Ibrahimovic en forma y capaz él solo de desequilibrar.

Eso sí, en los primeros minutos el Inter se vio superado por el ánimo y las ganas de un Livorno muy inferior técnicamente pero más centrado en el choque.

Y justamente cuando el conjunto interista empezaba a carburar mejor (Stankovic al travesaño, m.23), en lanzamiento directo en saque de falta del capitán livornés Cristiano Lucarelli llegó el 1-0 (m.27). El tanto escoció al Inter, que con un notable Ibrahimovic estableció pronto la igualada.

El autor del 1-1 (m.34) fue el argentino Julio "Jardinero" Cruz, habitual en sacar las castañas del fuego a su equipo y que a la media vuelta mató una llamativa asistencia de tacón a cargo de Ibrahimovic. El sueco se estaba gustando, dejando muestras de sus mágicos toques, y antes del descanso pudo poner al Inter en ventaja.

En la segunda mitad, el Inter salió decidido a hacer suyo el partido y, con la entrada del brasileño Maicon por un Dacourt en baja forma, empujó más por banda y pudo anotar pronto su segundo tanto con nueva acciones de Ibrahimovic.

Enfrente, el Livorno que había cedido demasiado terreno, cerrando totalmente sus líneas entorno a su área y dejando su ofensiva a sorprender en un contragolpe. A este Inter no se le puede dejar jugar y lo demostró castigando al rival con el 1-2, en saque de falta de Ibrahimovic (m.65) que rozó en la barrera defensiva.

Inmediatamente saltó Figo, que ya estaba preparado desde minutos antes, y el Inter probó un centro del campo en rombo que bien podría ser el que presentará ante el Valencia: Javier Zanetti; Stankovic, Burdisso; Figo.

El Inter, pese a bajar su ritmo y dedicarse más a controlar la situación y el balón, pudo aumentar su ventaja; pero también pudo encajar el empate en acciones aisladas del Livorno, especialmente en disparos lejanos (m.80 y 82).

No llegó el tanto del Livorno pero sí las expulsiones en el Inter de Maicon y del técnico Mancini (m.83): el primero por aplaudir que el árbitro le mostrará tarjeta por alejar un balón ya con la falta pitada, el entrenador por protestar esa decisión arbitral.

Las expulsiones no pasarían de una mera anécdota de no ser que ambos pueden ser baja para el derbi milanés del próximo domingo (Inter-Milán).

Al contrario del Inter, el Roma salió arrollando en Ascoli Piceno y dispuso en los diez primeros minutos de unas cuatro ocasiones de gol. No las materializó y ello elevó el juego de un conjunto local que empezó a tutear a su ilustre visitantes.

Además, a la media hora, el Ascoli se aprovechó de un error defensivo romanista y, con Soncin, puso el 1-0 en el marcador. El Roma acusó el golpe y, pese a buscar la igualada, su juego no tenía fluidez y era bien controlado por el rival.

En la segunda mitad, el Roma siguió buscando el empate, pero seguía fallando en el remate final (Tavano, Mancini, Panucci) ante un Ascoli precavido y bien cerrado; y el capitán romanista Francesco Totti no estaba en vena.

Cuando todo parecía cerrarse con el triunfo del Ascoli, el sueco Wilhelmsson (m.84) logró la igualada al recoger un rechace del meta local tras disparo del chileno Pizarro. Un empate que no sirve de mucho al Roma, pues se ve aún más lejos del Inter; eso sí, es un resultado que los romanos firmarían para Lyon, pues le daría el pase.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×