Advierte Médico que Maradona se hizo adicto porque nunca tuvo paz

Diego Armando Maradona se convirtió en una persona adicta porque las presiones que vivió desde que se convirtió en una estrella siendo adolescente le impidieron que tuviera paz, afirmó hoy su...
 Diego Armando Maradona se convirtió en una persona adicta porque las presiones que vivió desde que se convirtió en una estrella siendo adolescente le impidieron que tuviera paz, afirmó hoy su Médico personal, Alfredo Cahe.  

MEDIOTIEMPO | Agencias29 de Marzo de 2007

  • No tiene cirrosis

Diego Armando Maradona se convirtió en una persona adicta porque las presiones que vivió desde que se convirtió en una estrella siendo adolescente le impidieron que tuviera paz, afirmó hoy su Médico personal, Alfredo Cahe.  

"Es tan grande a veces la presión internacional sobre una persona que la explosión de su personalidad se va hacia a un lado, Diego tiene una fama real, una personalidad magnética poco común, mi impresión es que nunca tuvo paz", dijo.  

Cahe dio una rueda de prensa junto con un equipo de médicos en el Sanatorio Güemes, en donde el ídolo pampero fue internado anoche debido por una descompensación provocada por sus excesos con el alcohol, el tabaco y la comida.  

El galeno, que atiende al mejor futbolista de la historia argentina, advirtió que "el 10" nunca pudo tomar un café tranquilo en ninguna parte del mundo, porque casi desde que era un niño fue muy conocido.  

"Esa presión multiplicada en los años incide de una manera patológica, la presión sobre él ha sido constante y continua, porque lo que le falta a Diego es paz, nunca la ha tenido", lamentó.  

Otro de los médicos que atiende a Maradona, el especialista en psiquiatría y toxicología Carlos Lacep, desmintió a la prensa que el tratamiento vaya a incluir una internación siquiátrica.  

"La evaluación ahora es que está bien, tenemos que cumplir con esta etapa que es la desintoxicación, no sé si más adelante será necesaria una internación, pero ahora no me parece que sea así", dijo.  

En una segunda etapa, agregó, vendrá un proceso de cambio de hábitos para el cual se requerirá de mucha colaboración del paciente, porque todo dependerá de su decisión y esfuerzo personal de colaboración.  

Héctor Pezzela, Director del Sanatorio Güemes, precisó, por su parte, que Maradona no padece cirrosis, pero que su hígado tiene una hepatopatía crónica.  

"La cirrosas sería la última etapa, pero el cometido de esta internación y de la desintoxicación es que no se llegue a eso, porque no es un alcohólico consuetudinario", señaló.

[ntx][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×