Toluca 2 - 0 Deportivo Cúcuta

EN EL INFIERNO NO HUBO LUGAR PARA MILAGROS
EN EL INFIERNO NO HUBO LUGAR PARA MILAGROS
 EN EL INFIERNO NO HUBO LUGAR PARA MILAGROS

EN EL INFIERNO NO HUBO LUGAR PARA MILAGROS

Héctor Cruz | MEDIOTIEMPO (Enviado)Estadio Nemesio Díez, 8 de Mayo ante una regular entrada

  • Los Diablos sellaron un primer semestre para el olvido
  • Sinha y Scocco los anotadores

-Sigue toda la Copa Libertadores por Medio Tiempo

Por más que buscaron un milagro, los Diablos Rojos del Toluca no pudieron remontar el abultado marcador de 1-5 con el que fueron despachados en el partido de ida de los Octavos de Final de la Copa Libertadores ante el Cúcuta de Colombia.

En el encuentro de vuelta, celebrado en el Nemesio Díez, apenas doblegaron a sus rivales por 2-0, para quedar así fuera de la justa y con el futuro incierto del técnico Américo Gallego, quien no ha asegurado que permanecerá con el conjunto escarlata para el siguiente torneo.

A pesar de salir con todo al frente, Toluca careció de imaginación en la ofensiva, sus llegadas fueron predecibles, abusó de los toques en tres cuartos de cancha y de los centros desde las bandas, además de que la zaga del equipo sudamericano estuvo atenta, bien parada y sólida atrás.

El primer gol del encuentro fue obra del brasileño Sinha al minuto 21, en un disparo desde fuera del área, mientras que el segundo tanto fue anotado por Scocco al 90'; en un disparo cruzado.

Con el marcador global de 5-3, el Cúcuta de Colombia, quien participa por primera vez en este Torneo, avanzó a los Cuartos de Final de la Copa Libertadores y podría medirse ante el Necaxa si es que el equipo mexicano remonta el marcador.

PRIMER TIEMPO

Antes de que empezara el partido hubo una confusión, ya que ambos equipos salieron al campo con un uniforme en color blanco, poco común en los Diablos que dejaron el tradicional rojo.

Los técnicos de ambas escuadras dialogaron con el nazareno y finalmente se decidió que el equipo local se cambiara la playera por la color escarlata, esto retrasó el inicio del encuentro por alrededor de cuatro minutos.

Como era de esperarse con la desventaja en el marcador de 1-5, Toluca salió volcado al frente desde el arranque del cotejo, ante el apoyo de su gente, que si bien no llenó la otrora Bombonera, los que acudieron estuvieron muy animados durante los 45 minutos iniciales, con gritos de ¡sí se puede! o presionando en cada jugada del partido.

Toluca salió al campo con un aparato ofensivo para intimidar a cualquiera, conformado por Vicente Sánchez, Juan Francisco Palencia, Sinha e Ignacio Scocco, principalmente.

A los 4 minutos Scocco tuvo una oportunidad clara, en un centro largo que apenas pudo tocar con la testa y que la zaga visitante envió a tiro de esquina. Y en el cobro de este tiro de esquina, Da Silva remató a un costado, fue el segundo llamado a la puerta visitante en los primeros instantes.

El Cúcuta propuso el partido también desde la lógica, jugando al contragolpe, esperando resolver el trámite y avanzar a los Cuartos de Final de la Copa Libertadores, a través de la rapidez y peligrosidad de sus delanteros como Blas Antonio Pérez y Juan Manuel Martínez, quienes estuvieron siempre en la punta custodiados sólo por dos defensas rojos, Da Silva y Arias.

Al 15';, el jugador del equipo colombiano, Martínez, hizo una gran jugada, cuando recibió dentro del área y se quitó con un sombrerito a Jonathan Arias, ya frente a Cristante estrelló el balón en el cuerpo del guardameta, un aviso de que Cúcuta podía acabar con el sueño del milagro choricero en cualquier descuido.

Hasta este momento, a pesar de estar esperando el contragolpe, cuando tuvo el balón, el equipo visitante trató de guardarlo, con base en los toques en el medio campo y la velocidad, nunca se precipitó, ni tuvo temor a la oleada roja.

Toluca comenzó a abusar de los toques en la media cancha y fuera del área, donde siempre hubo un zaguero colombiano que rompió la pelota, deshaciendo la ofensiva choricera. Pero a  los 21’, Sinha, cansado de triangular tanto el balón la cancha rival, amagó desde fuera del área y sacó un disparo raso a la izquierda del portero colombiano, Robinson Zapata, inalcanzable, era el 1-0, 2-5 global que hacía soñar a los Diablos y a su público.

A partir de este momento, los escarlatas se encimaron sobre sus rivales, pero por momentos se desesperaron, se amontonaron en los tres cuartos de cancha o en su defecto, cuando fue necesario, el Cúcuta recurrió a las faltas para detener los avances rojos.

Durante los últimos 15 minutos del primer lapso, Toluca echó cada vez más atrás al Cúcuta, quien como podía impidió que el balón llegara a su portería, cada vez con mayor dificultad, pero los choriceros se veían repetitivos, intentando tocar fuera del área visitante donde más gente amontonada había y cuando trataban de abrir la cancha hacia los costados fueron imprecisos.

Poco a poco se desesperó el cuadro local, ya que a pesar de abrumar la meta contraria sólo un gol pudo conseguir en su lucha por remontar cuatro anotaciones.

SEGUNDO TIEMPO

Para la segunda parte, el Cúcuta quiso tener más posesión del balón porque durante la mayor parte del encuentro había estado metido en su área, trató de controlar el encuentro durante los primeros minutos pero muy pronto se replegó para defender su ventaja que hasta este momento continuaba siendo de 3 goles.

El "Tolo" Gallego muy pronto hizo un movimiento, al 56’ mandó al campo al refuerzo menos productivo que recureden los Diablos, al paraguayo Erwin Ávalos y sacó del campo a Juan Francisco Palencia. Como era de esperarse, la gente reprobó la sustitución porque el paraguayo no cayó con el pie derecho con los mexiquenses, y a pesar de haber llegado con cartel goleador, en lo que lleva con los Diablos Rojos no ha marcado ni una sola anotación.

Toluca tenía ahora dos rivales, al Cúcuta y al tiempo que corría, tres goles parecían demasiados para unos escarlatas que aunque estuvieron volcados al frente no pusieron en serios aprietos la meta contraria.

La desesperación comenzó a apoderarse del cuadro choricero, quien por lapsos perdió el control del esférico y cada vez estuvo más lejos de anotar el segundo, el Cúcuta comenzó a tocar la pelota cuando la recuperaba y cuando no, regresaba a plantarse en su propio campo para impedir así cualquier escalada mexiquense.

Gallego mandó su segundo cambio de la noche, metió a Manuel de la Torre en lugar de Diego de la Torre, buscando tener más recuperación de la pelota porque Cúcuta cada vez emparejaba más la posesión del balón en el campo.

Toluca ya ni siquiera abusaba de los toques o los centros porque cada vez tenía menos control del esférico, era el minuto 70’ y todo parecía decidido, se empezó a notar un cuadro rojo desmotivado, además comenzó a cometer muchas faltas que los colombianos aprovecharon para comerle varios segundos al tiempo que cada vez era menos.

Cúcuta se vio más inteligente que los choriceros y manejó el partido al ritmo que más le convino, apretó cuando tuvo que hacerlo y así logró sacar el resultado. En el último minuto del encuentro Scocco se encontró con el balón y dentro del área colombiana cruzó su disparo para la segunda anotación que llegó muy tarde, fue todo para los Diablos.

El partido concluyó en medio de un ambiente tenso en la cancha y la frustración de los locales por haber quedado fuera de la justa continental, para sumarse al fracaso en el torneo local.

ARBITRAJE

De regular a malo del venezolano Manuel Andarcia de Venezuela quien dejó que los jugadores de ambos equipos se pegaran de más porque no supo castigar con las tarjetas las jugadas fuertes, fue displicente y por momentos inclinó la balanza para los visitantes en las marcaciones. Dejó gratis en la cancha a Sergio Amaury Ponce entre otros y ya en el segundo tiempo no se atrevía a amonestar a quien ya tuviera una tarjeta, por más fuerte que fuera su infracción.

-Sigue toda la Copa Libertadores por Medio Tiempo

[mt][foto: C.Palma/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×