México 2 - 1 Cuba

¡UFF, QUÉ SUSTO!... SE GANÓ, AHORA A HACERLO BIEN
¡UFF, QUÉ SUSTO!... SE GANÓ, AHORA A HACERLO BIEN
 ¡UFF, QUÉ SUSTO!... SE GANÓ, AHORA A HACERLO BIEN

¡UFF, QUÉ SUSTO!... SE GANÓ, AHORA A HACERLO BIEN

Alberto Ramos | MEDIOTIEMPOGiant Stadium, 8 de Junio de 2007 ante una buena entrada

  • Cuba, sorprendentemente competitiva
  • México sufrió terriblemente el primer tiempo
  • La cancha, improvisada con un rompecabezas de pasto

En un juego sorprendentemente complicado, México logró la victoria 2-1 a pesar de tener una noche para el olvido ante una Cuba que mostró un nivel competitivo absolutamente inesperado.

El juego parecía arrancar bien, pero un golazo de los cubanos tras un aparente fuera de juego que no se marcó, provocó la angustia y desorden del Tri que tardó en reaccionar ante la potencia física, gran velocidad y toque rápido de los caribeños que hay que ponerlos como serios candidatos en el grupo.

México consiguió el empate con gol de Jared y ya en el segundo tiempo gracias a un error del portero Molina, Nery Castillo empujó ante arco abierto para el tanto de la victoria y marcar su primer gol con la playera verde en el duelo que, por cierto, ya lo obliga a jugar por México solamente a nivel Selección.

Al final México logró controlar más o menos el juego y acabó sacando el apretado triunfo sin muchos sobresaltos, pero en los primeros 45 minutos Cuba nos dio una buena clase de humildad y entrega.

México suma 3 puntos y encabeza el Grupo 3 junto con Panamá que derrotó a Honduras en el preeliminar.

ASÍ SE PARÓ EL TRI

Considerando que el Tri enfrentaba al rival más débil del grupo y que sólo tendría dos días de descanso para el segundo partido ante Honduras, Hugo alineó un equipo con algunos hombres que se esperaban en el banquillo y dejó para mejor ocasión a Cuauhtémoc y Osorio. La cancha, muy pesada, improvisada y apenas cubierta un día y medio antes con bloques de pasto natural (sí, en serio así fue), hacía que México tomara algunas previsiones físicas.

Así, el Tri alineó con Ochoa en el arco, el "Gringo" Castro por derecha, Magallón y "Maza" en la central y Jaime Lozano por izquierda. En la contención, Pável Pardo salió como única barrera, pero con las complicaciones cubanas Arce, que arrancó por derecha, tuvo que juntársele. Guardado bien pegado a la banda izquierda y el "Bofo" por el centro (perdido). Nery Castillo aparecía como segundo delantero más pegado a la banda derecha y Jared Borgetti como punta.

PRIMER TIEMPO

México arrancó bien, tomando el control del partido y con la inmediata intención de atacar con Nery Castillo por la derecha y tocando la puerta con dos centros en los primeros 10 minutos.

Sin embargo, también Cuba, se plantó muy bien en el campo, siendo muy rápidos y fuertes, con muy buenos recorridos. Lo que mejor denotaba Cuba en los primeros minutos era una buena velocidad de sus laterales que dificultaban los arribos de Guardado por izquierda y Castillo por derecha, pero poco a poco fueron mostrando también un sorprendente nivel técnico y orden táctico, con potencia y buen manejo del esférico en los ataques. A leguas se notó que si nosotros no los conocíamos, ellos a nosotros sí.

Al 15’, en balón parado cobrado por Pável, el Tri tomó en la salida a la línea cubana y Jared, en el área chica aprovechando la mala salida del portero, recentró de cabeza pero la defensa alcanzó a tapar antes de que Nery empujara ante arco abierto.

México era superior, sin duda se estaba enfrentando a un equipo con nivel inesperado pero dominaba el partido hasta que al 22’, Cuba hizo el primer gol. La jugada fue en un contragolpe rápido y bien llevado; el último pase parecía tomar a Alcántara en fuera de juego, pero el Asistente 2 no marcó y el delantero cubano controló, recortó de gran manera a Castro y definió con una inusitada maestría poniendo la pelota en el ángulo a la izquierda de Ochoa para el 0-1 sorprendente.

El gol puso a Cuba en los cuernos de la luna y claro, como era lógico, México se desordenó, se desconcertó pues el rival desconocido estaba resultado más rápido y más fuerte de lo que podíamos imaginar. Fueron minutos desconocidos en los que Cuba tomó el control.

Poco a poco México fue superando a un "Bofo" que perdía cada balón que tomaba y entendió que dividiendo la pelota los cubanos ganarían por fuerza y velocidad; así, regresó la calma y el dominio del partido. Al 25’ Nery Castillo estuvo a punto de hacer un golazo al entrar a pase filtrado por la izquierda y disparar bombeado; la pelota iba perfecta, pero el arquero Molina en un lance tremendo, desvió el intento y logró que el esférico se incrustara en el travesaño en lugar de las redes.

Cuba seguía saliendo a la menor oportunidad y al 29’, Alcántara cabeceó por encima del arco tras una buena jugada. Al 31’, Nery de nuevo hizo una buena jugada en el área pero la defensa tapa el disparo dentro del área.

Al 37’, al fin México logró el empate cuando el "Bofo" tuvo el espacio para mandar un centro afuera de la esquina izquierda del área, exacto para Jared que remató solo en el borde del área chica con la cabeza para el 1-1.

Las aguas más o menos regresaron a su nivel y México cerró el primer tiempo como debió haberlo jugado siempre, encimando al rival y explotando las bandas. Al 42’ Guardado sacó un buen centro desde la izquierda y tras un rebote, Arce erró frente al arco y permitió que el portero Molina atajara el esférico. Todavía la pelota quedó atorada en el área y cuando parecía que detenían a Nery Castillo en el suelo impidiéndole rematar, el árbitro marcó falta del mexicano.

SEGUNDO TIEMPO

Para la segunda mitad, a Hugo no le quedó más opción que sacar a Bautista quien salvo el gran pase en el gol, había perdido una inusitada cantidad de balones. En su lugar entró Francisco Fonseca quien con su potencia logró que el equipo mexicano mejorara al frente.

Fue precisamente el "Kikín" el que generó la jugada que le dio la ventaja a México. Al minuto 55 Fonseca entró por la derecha y en la esquina del área grande disparó potente pero sin colocación, sin embargo, el portero Molina que le había quitado un golazo a Nery en la primera parte, ahora le regaló la anotación soltando la pelota para que el flamante mexicano Castillo, se estrenara con la playera verde empujando ante arco abierto en el área chica; 2-1.

México tomó una decisión necesaria para crear los espacios que estaba cerrando Cuba. Dejó que el rival se adelantara para comenzar a bombardearlos a la espalda de los centrales, una fórmula que dio resultados y regresó las aguas a su nivel pues los cubanos ya no podrían vulnerar a la defensa mexicana que tenía siempre superioridad numérica y poco a poco México fue controlando el partido.

El Tri apretó un poco y con esos trazos largos, ahora sí explotó la falta de experiencia de la zaga cubana. Por primera vez en el duelo se veía que México tenía el juego en sus manos y aunque recibía algunos embates, los destruía con acierto. Hugo, ya con el juego a favor, acomodó sus piezas metiendo a Torrado para soltar un poco más a Arce y ubicar a Fonseca como pleno delantero.

Al 78’, un gran centro de Castillo desde la izquierda fue cabeceado por "Kikín" en el corazón del área, pero el arquero sacó la pelota con una buena atajada; obligándonos nuevamente a dudar de su nivel pues en el juego tuvo momentos de brillantez y en contraparte se comió de manera infantil el gol del triunfo mexicano.

Así se desarrolló el partido, México respiró aliviado en un debut difícil en esta Copa de Oro ante el que hasta el momento es el equipo más sorprendente del torneo. La cancha provocaba calambres a los jugadores cubanos que corrieron lo imposible para equilibrar la desventaja de nivel con México. Hay que recordar que el terreno de juego prácticamente se improvisó pues apenas hace día y medio se terminó de cubrir la superficie sintética con rollos de pasto que claramente se separaban y por ende, formaban una superficie floja, pesadísima para jugar futbol.

ARBITRAJE

Regular del salvadoreño Joel Aguilar que ha sido lo más flojito que hemos visto en el torneo, marcando muchas faltas que no eran y en las que los jugadores de ambos equipos caían al tropezarse con la superficie o en francos clavados. El Asistente 2 no marcó un fuera de juego en el gol cubano pero en el segundo tiempo siguió errando, ahora a favor del equipo mexicano.

[mt][foto: M.Venegas/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×