Rechazan colombianos prohibición de jugar futbol en altura

La afición deportiva colombiana rechazó la medida de la FIFA que impide hacer partidos internacionales en estadios ubicados en la altura, lo que afecta a esta capital.
La afición deportiva colombiana rechazó la medida de la FIFA que impide hacer partidos internacionales en estadios ubicados en la altura, lo que afecta a esta capital.
 La afición deportiva colombiana rechazó la medida de la FIFA que impide hacer partidos internacionales en estadios ubicados en la altura, lo que afecta a esta capital.

MEDIOTIEMPO | Agencias8 de Junio de 2007

  • Aseguran que Argentina y Brasil le temen a la altura

La afición deportiva colombiana rechazó la medida de la FIFA que impide hacer partidos internacionales en estadios ubicados en la altura, lo que afecta a esta capital.

La gente del común calificó la medida como injusta, porque consideran que argumentar que jugar futbol en esos sitios es peligroso para la salud, no tiene ninguna base en la realidad.

"Yo soy futbolista aficionado, juego cada domingo con un equipo de mi empresa, pero nunca entreno entre semana por razones de trabajo. Tengo 40 años y me cuido muy poco, pero nunca he tenido problema por jugar en Bogotá", dijo Fernando Malagón.

Este trabajador de una empresa de telecomunicaciones se preguntó por qué la FIFA considera que hay peligro para jugadores profesionales, bien entrenados, alimentados y preparados, cuando no sucede nada para aficionados como él.

"Que nos digan cuándo han reportado un futbolista muerto por jugar en la altura, como sí se han visto en condiciones de calor extremo y a nivel del mar. Aquí miles de personas jugamos cada fin de semana sin problemas", aseguró.

Según cifras de la Liga de Futbol Aficionado de Bogotá, ciudad cuya altura promedio es de dos mil 600 metros, cada fin de semana juegan futbol más de 200 mil personas en diversos campeonatos y categorías, sin contar los partidos recreativos en barrios y parques.

Colombia, a través del técnico de la Selección absoluta, Jorge Luis Pinto, aspiraba a utilizar a Bogotá como sede del equipo nacional para las eliminatorias al mundial de 2010.

"Ahora nos quitan la oportunidad de disputar en nuestro estadio (El Campín) a la Selección. Y nos hace ver que jugar futbol en la ciudad es peligroso, cuando es nuestra gran pasión", aseguró, por su parte, Duberney Martínez, hincha furibundo del club profesional Santa Fe.

La determinación de la Federación Internaional de Futbol Asociación (FIFA) es percibida como un problema político más que futbolístico en el que tienen injerencia las Federaciones de Brasil y Argentina, que presionaron para evitar jugar en Bogotá porque le temen a la altura.

"Esos dos equipos no les gusta jugar en la altura porque a veces pierden. Por eso usan el poder que tienen en la FIFA para perjudicar a países como Colombia, Ecuador y Bolivia", aseguró Sandra Ruiz, abogada e hincha de la Selección.

Los aficionados colombianos sugirieron que la única solución posible es fortalecer un frente común con los demás países afectados, para tratar de lograr que la FIFA revoque la medida.

"Uno sabe que Bolivia, Perú, Ecuador o Colombia no tienen el mismo peso en la Confederación Sudamericana de Futbol que Brasil o Argentina, pero quizá unidos puedan lograr algo frente a este tema", dijo Ruiz.

Por su parte, Fernando Malagón consideró que "Pinto debe pensar en otras posibilidades como la (noreste) ciudad de Cúcuta, que está a nivel del mar y hay un calor que ahoga a los equipos visitantes a quienes se les dificulta jugar allí".

"Si no nos dejan jugar en Bogotá, que no es un ciudad muy alta, pues llevémoslos al calor extremo a ver si también prohíben jugar en canchas que tengan una humedad superior al 80 por ciento", concluyó.

[ntx][foto:

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×