Honduras 2 - 1 México

NO, AÚN NO CAMINA... ¿QUÉ TE PASÓ CUAU?
 NO, AÚN NO CAMINA... ¿QUÉ TE PASÓ CUAU?

NO, AÚN NO CAMINA... ¿QUÉ TE PASÓ CUAU?

Alberto Ramos | MEDIOTIEMPOGiant Stadium, 10 de Junio de 2007 ante una buena entrada

  • Blanco aventó al Tri al barranco dando un codazo de roja al 49’
  • Los "europeos" mexicanos, muy pero muy lejos de su nivel
  • Oswaldo, el mejor

México no camina y empujado al precipicio por una expulsión imperdonable de Blanco al 49’ y unos "europeos" lejísimos de su nivel, cayó 2-1 con Honduras con la mala fortuna de recibir el gol de la diferencia en el minuto 90’ sin posibilidad de reacción.

El equipo mexicano aún no está a nivel, tuvo un inicio difícil y cuando ganaba y parecía que al fin controlaba el partido para comenzar a jugar bien, Blanco pegó un codazo de novato y dejó al Tri con 10 al 49’. Los "europeos" no entran en ritmo y lucen lentos, con bajo nivel de juego; Salcido que había hecho ayer un show porque no jugó más que 5 minutos del primer partido, Osorio anda lento y eso lo hace ver sin entrega, Pável Pardo que mejoró un poco pero tampoco alcanza a defender bien, son los que llaman la atención pues se esperaba que el Tri mejorara con ellos en el campo. Sin duda, da la impresión que los "figurones" mexicanos despreciaron este torneo y ahora están metidos en un lío.

Hugo, con declaraciones "jalamarca", ha logrado desviar la atención de la mayoría de los medios que han hablando más de los comentarios del técnico que de los jugadores. Pero después de esta derrota, la presión crecerá, las críticas, justificadas o carroñeras serán implacables y el Tri de Hugo tendrá su primera prueba de paciencia y sobre todo, la primera obligación de triunfo ante Panamá en la J3.

Este fue la primera derrota de Hugo en un partido oficial como técnico de la Selección Mexicana que se quedó con 3 puntos permaneciendo en el segundo lugar del Grupo 3 esperando lo que pase con Panamá y Cuba.

ASÍ SE PARÓ EL TRI

México presentó ya un esbozo de su alineación ideal y tal como dijo Hugo, hubo rotación de los hombres que tuvieron un gran desgaste ante Cuba. Oswaldo en el arco, Osorio (aún lento) en la lateral derecha, Magallón (muy nervioso) y Salcido (fuera de tiempo) en la central, Ramón Morales por izquierda; Torrado y Pável sin poder tomar la riendas en el doble pivote, Guardado por izquierda "Venado" por derecha, Cuauhtémoc (imperdonable) como y con el "10" y Bravo como única punta.

PRIMER TIEMPO

México arrancó el partido con total disposición de proponer, manejar la pelota, atacar con calma y sapiencia buscando elaborar bien las jugadas. Sin embargo, México logró dominar los primeros minutos pero corrió el riesgo de quedar mano a mano atrás en los contragolpes hondureños que se volvían muy peligrosos.

El primer problema era por la izquierda, donde Ramón Morales quedaba siempre en medio de las jugadas, sin poder dar salida al equipo y con muchísimos problemas para marcar. A esto se le sumaba que Pável y Torrado tenían un lío tremendo para adaptarse a la cancha y en el tiempo que perdían para acomodarse, los hondureños les apretaban y quitaban la pelota.

El juego se puso emocionante, nervioso para el Tri que con un Magallón extrañamente nervioso y Salcido con los mismos problemas para adaptarse a la terrible cancha del Giant, sufrió durante unos 10 minutos.

El primer intento hondureño fue débil, cuando al 4’, un centro de Pavón fue cabeceado por Costly a las manos de Oswaldo, pero lo difícil llegó después. Al 7’, en un contragolpe, Magallón falló de fea forma y le puso la pelota en bandeja a Costly con todas las ventajas en el área, pero el hondureño falló peor, volando su disparo. Al 10’, en un corner, tal vez en los minutos de más desconcierto para la zaga verde, Izaguirre cabeceó por encima del arco.

Parecía que México iba asentándose en el campo en zona baja, pero al 12’ el árbitro tico Walter Quesada le regaló de forma increíble un penal a Honduras. La jugada tuvo un titubeo de los centrales mexicanos y Oswaldo había resuelto perfectamente quitándole claramente la pelota a Costly, sin embargo, el juez marcó la pena máxima en tal vez la decisión arbitral más absurda que hemos visto en los últimos tiempos. Afortunadamente hubo justicia divina pues Guevara falló la gran oportunidad estrellando la pelota en el poste.

México fue saliendo, muy poco a poco Torrado comenzó a aparecer en el campo y Pavel a tocar más balones. Cuauhtémoc, intentaba ordenar los ataques e intentaba ir adaptándose a los movimientos de Bravo. Al 15’ el Tri olfateó el gol cuando un disparo de Cuau en un tiro libre fue escupido por Vallecillo pero Magallón falló cuando tenía el rebote ante el arco y al 17’, un buen arribo del "Venado" por derecha trajo un centro que remató Cuau punteando la pelota apenas por un lado del arco.

Claramente se notaba la mejoría del Tri luego de haberse asentado en el campo; comenzaba a jugar, a imponer su mejor técnica, poco a poco, pero se notaba. Así llegó una jugada por derecha en la que el "Venado" tomó le pelota en la esquina del área grande, hizo un recorte de rutina e increíblemente Izaguirre lo pateó en un pena máxima inocente que el juez indicó sin objeciones. Cuauhtémoc cobró al centro, con maestría para anotar el 0-1 al 28’.

Tal como se esperaba, la ventaja en el marcador le regresó al Tri confianza y un poco de nivel de juego, además que provocó una baja de ritmo a los hondureños que en los últimos 15 minutos del primer tiempo se administraron luego del gran esfuerzo en el pressing de los primeros minutos, aunque sin dejar de llegar.

México controló totalmente el último tercio de la primera mitad, tocó, llegó, probó y mejoró, y a pesar de que Ramón Morales nunca logró jugar aceptablemente, dejó de sufrir. Todavía al 41’, un excelente tiro de Guardado pasó muy cerca del rincón a la izquierda del portero.

SEGUNDO TIEMPO

Cuando México parecía tener la calma y el control del partido para intentar mejorar en su juego, la segunda mitad arrancó con un graso error de Cuauhtémoc que acabó siendo definitivo para la primera derrota oficial del Tri con Hugo al frente.

Antes de eso, al 46’ hubo un susto cuando Oswaldo manoteó y ayudado con el travesaño logró atajar un cabezazo a quemarropa de Caballeros, sin embargo, el Tri parecía comenzar a jugar con la pelota cuando vino la expulsión.

Al 49’, Blanco se calentó con Caballeros en el área y le pegó un codazo en el estómago sin balón de por medio que el Asistente 2 vio e informó al tico Quesada que no dudó en expulsar a Cuauhtémoc.

Con un hombre menos, el Tri de nuevo se confundió. Hugo intentó mantener el equipo tal cual sólo retrasando un poco más al "Venado" Medina, pero no lograron frenar a los catrachos que comenzaron a atacar a velocidad, filtrando balones entre la zaga mexicana que volvió a llenarse de inseguridad.

Salcido, Osorio, Magallón y no se diga Ramón Morales, no encontraban la manera de demostrar su nivel y les ganaban la espalda en todas las jugadas. Así, el primer aviso lo hizo Pavón al 57’,al quedar solo en el área a gran pase de Guevara, pero punteó la pelota apenas por un lado del arco.

El gol del empate cayó como una consecuencia lógica por la incapacidad de la zaga mexicana de controlar los arribos catrachos. Al 59’, Costly entró solo al área por izquierda a pase filtrado que por enésima vez dejó atrás a los defensas mexicanos, se quitó a Oswaldo que por miedo al penal no metió las manos, y anotó ante arco abierto con excelente velocidad de piernas. Fue el 1-1.

Al 61’, el "Venado" Medina entró al área por izquierda y sacó un buen disparo a primer poste, pero el arquero Vallecillo mandó a corner con una mano, jugada que le permitió al Tri revivir al frente.

Hugo ajustó; metió al "Maza" a la central en lugar del desastroso Ramón Morales con lo que Salcido ocupó la lateral izquierda al 63’ y una vez recuperada la calma atrás, entró Arce al 74’, con lo que más o menos se recuperó el medio campo y al 83’ entró Fonseca por Bravo para tener ilusión de triunfo y darle aire al equipo.

Sin embargo, Honduras seguía aprovechando muy bien el hombre de más, superando a Torrado y Pavel en el medio campo y filtrando balones. Obviamente México jugaba a ganar y por lo tanto se quedaba mano a mano atrás, pero sin estar tranquilo ya controlaba mejor las acciones.

El partido se emparejó, surgió una leve esperanza para que México ganara el juego con una acción a balón parado, porque en jugada estaba muy difícil llegar al arco rival. Honduras, en tanto, parecía bajar el ritmo, pero realmente estaban agazapados esperando el momento de dar el golpe letal.

Parecía que el Tri se llevaba al menos un punto, algo que no estaba en los planes y era ya bastante malo, pero que a final de cuentas permitía sumar. Sin embargo, en un corner al minuto 90, Salcido se perdió en la marca, fue superado en el salto como si fuera un debutante y permitió que Costly rematara de cabeza contorsionándose, con el acierto de poner la pelota en el ángulo a la izquierda de Oswaldo. Fue el 2-1 al 90’ que dejaba tendido en el terreno a los mexicanos.

ARBITRAJE

Malo del costarricense Walter Quesada quien mostró una imprecisión fuerte y prácticamente se despidió del torneo. El penal que le marcó a Oswaldo fue realmente una burla para todos los presentes y luego inventó y dejó de marcar faltas a diestra y siniestra aceptando los clavados como un sistema de juego. Al fallar el penal Honduras, Quesada quedó fuera de toda injerencia en el marcador, pues marcó bien el penal mexicano y no hay ninguna duda en la expulsión a Cuauhtémoc.

[mt][foto: M.Venegas/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×