Landon Donovan no se siente villano

Cuando México se enfrenta a Estados Unidos siempre hay un jugador estadounidense al que los aficionados mexicanos no dejan de seguir.
Cuando México se enfrenta a Estados Unidos siempre hay un jugador estadounidense al que los aficionados mexicanos no dejan de seguir.
 Cuando México se enfrenta a Estados Unidos siempre hay un jugador estadounidense al que los aficionados mexicanos no dejan de seguir.

MEDIOTIEMPO | Agencias23 de Junio de 2007

  • "No importa quien es el gigante"

Cuando México se enfrenta a Estados Unidos siempre hay un jugador estadounidense al que los aficionados mexicanos no dejan de seguir.

Su nombre es Landon Donovan, quien en los últimos años se ha ganado la animadversión de la afición azteca.

Razones hay varias. Donovan anotó el segundo gol en el Mundial de Corea Japón 2002 cuando Estados Unidos superó 2-0 a México, alguna vez orinó sobre la grama del Estadio Jalisco antes de un juego ante los aztecas y tras una victoria en las eliminatorias pasadas comenzó a festejar preguntando, ¿Dónde está México?

Sin embargo, a pesar de esas demostraciones, Donovan confiesa que no es anti-mexicano. Todo lo contrario.

"No quiero ser el enemigo de la gente mexicana, mucha gente me apoya en Los Angeles, yo sé que durante el partido lo que pasa pasa, pero después siempre son simpáticos", dijo Donovan el sábado, a unas horas de enfrentar de nueva cuenta a México, ahora por la Final de la Copa de Oro 2007.

"Yo creo en mi corazón, que la gente mexicana no me odia, vivo en Los Angeles donde hay muchos mexicanos y cuando estoy caminando en la calle todos me apoyan, me piden autógrafos, aún cuando muchos traen puesta la camisa de México", añadió.

Donovan afirma que puede parecer una figura para odiar por el hecho de que él siempre quiere ser la figura en un juego grande y que ante los mexicanos el escenario está puesto para conseguir ese objetivo.

"Yo siempre quiero ser la estrella en un juego tan grande, el estadio lleno es lo más importante como jugador, como futbolista y como persona. Espero que mañana sea lo mismo, si no anoto gol y ganamos, perfecto, pero cuando empiece el partido voy a jugar con todo para anotar y ser peligroso para ellos", añadió el veloz atacante.

"Cada que juego contra México es una oportunidad, el juego se ve en todo América y muchas partes del mundo, el escenario es grande para mostrar lo que puedo hacer como futbolista, voy a estar listo y motivado, pero no hay nada más".

Mexicanos y estadounidenses han forjado una rivalidad que es la más fuerte de la zona de CONCACAF y una de las más fuertes en el continente. Por eso, para Donovan, ganarle a México a cualquier nivel representa mucho.

"No importa quién juega por nosotros, quien juega para ellos, queremos ganar y tenemos esa mentalidad. Nada más nos importa, donde sea, Copa de Oro, Copa del Mundo, eliminatorias, queremos ganar, si ustedes dicen que somos sus papás, está bien, a nosotros lo que importa es ganar. Si México gana, es triste para nosotros, no importa quien es el gigante", concluyó.

[AP][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×