México brindó uno de sus mejores partidos, pero EUA fue mejor

México brindó uno de sus mejores juegos al mando del técnico Hugo Sánchez en la Final de la Copa de Oro de la CONCACAF, pero cuando las dudas parecían despejadas Estados Unidos todavía estaba ahí...
 México brindó uno de sus mejores juegos al mando del técnico Hugo Sánchez en la Final de la Copa de Oro de la CONCACAF, pero cuando las dudas parecían despejadas Estados Unidos todavía estaba ahí para vencer.

MEDIOTIEMPO | Agencias25 de Junio de 2007

  • No hay tiempo para el lamento

México brindó uno de sus mejores juegos al mando del técnico Hugo Sánchez en la Final de la Copa de Oro de la CONCACAF, pero cuando las dudas parecían despejadas Estados Unidos todavía estaba ahí para vencer.

Pero no hay tiempo para el lamento porque la Selección Mexicana debutará el miércoles contra Brasil en la Copa América en la que se juega su prestigio, después de la derrota amarga en Chicago.

Esto de perder ante Estados Unidos ha comenzado a ser una especie de pesadilla para México, esa del tipo del cuento "Y cuando despertó el dinosaurio todavía estaba ahí" del escritor Augusto Monterroso, que tantas interpretaciones ha tenido en la política mexicana.

Que Estados Unidos derrote a México ha comenzado a volverse habitual desde hace algunos años, pero que lo haga cuando el equipo mexicano parece jugar mejor, es una espina clavada en el orgullo de los aficionados mexicanos.

El primer tiempo que jugó México en la Final de la Copa de Oro dejó un buen sabor de boca y el estilo, la garra, el espíritu de lucha comenzaban a despejar las dudas que el equipo sembró en la Copa de Oro.

El gol de Andrés Guardado, justo antes del descanso de la primera mitad, volvió a ilusionar a los fanáticos, pero Estados Unidos se sobrepuso con dos goles, el primero de penalti marcado con pasmosa tranquilidad por Donovan.

El partido en el Soldier Field de Chicago recuerda la eliminación de México en los Octavos de Final del Mundial de Corea Japón 2002 ante Estados Unidos, la derrota en el Mundial de Alemania o la docena de partidos que México tienes sin ganar a EUA cuando juega en territorio estadounidense.

Y el principio de la era del técnico Hugo Sánchez, con una derrota ante Estados Unidos y ahora el freno que les han puesto en la Final de la Copa de Oro, tiene unas dolorosas consecuencias: por una parte, el orgullo herido y, por otra, la ausencia en la Copa Confederaciones de 2009 en Sudáfrica.

Desde su debut como seleccionador y hasta la Final perdida de la Copa de Oro, Estados Unidos ha marcado el trabajo como seleccionador de Hugo Sánchez. Entre las derrotas del 7 de Febrero y del 24 de Junio, se ha cumplido una etapa en esta Selección.

La Copa América, que arranca mañana, martes, marcará el principio de una segunda etapa en esta era de la Selección que se espera termine en el Mundial de 2010 en Sudáfrica.

Y esta segunda parte de este largo camino también tendrá un comienzo difícil porque el rival será nada menos que Brasil. De enfrentarse al nuevo gigante de la CONCACAF a medirse con el gigante Mundial que es la escuadra brasileña.

Pero los aficionados mexicanos son tan leales como tercos y esperan que los minutos de buen futbol que se vieron contra Estados Unidos sean parte de algo más grande y que sólo fue la otra vez la falta de suerte lo que explica la derrota ante los estadounidenses.

Los objetivos de Hugo estaban claros: ganar la Copa Oro y llegar tan lejos como se pueda en la Copa América.

Los aficionados se preguntan ahora hasta donde puede o debe llegar México en la competición sudamericana tras quedarse con las manos vacías en su Confederación.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×