Nada detiene a los periodistas mexicanos y ponen ejemplo

Ya están todos los medios de comunicación instalados en el Monumental de Maturín, no sin antes haber pasado las de Cain para tener la lógistica bien armada.
 Ya están todos los medios de comunicación instalados en el Monumental de Maturín, no sin antes haber pasado las de Cain para tener la lógistica bien armada.

Alexander Jiménez | MEDIOTIEMPO (Enviado)Maturín, Venezuela. 2 de Julio de 2007

  • Las instalaciones dejan mucho que desear

Ya están todos los medios de comunicación instalados en el Monumental de Maturín, no sin antes haber pasado las de Cain para tener la lógistica bien armada.Y es que los problemas en el estadio siguieron, lo que se vaticinaba luego de constatar ayer el estado de la cancha, los accesos al inmueble, los pasillos, el estacionamiento, los puestos de comida y más, al final fue una realidad, nada quedó listo. La imagen que proyecta en organización la sede de Maturín es lamentable, tomando en cuenta que es una Copa América, la CONMEBOL no debió autorizar que esta sede fuera utilizada hoy. Pocas son las personas que saben dar informes, no hay señalamientos para acceder a los palcos de prensa. El elevador que se supone tendría que estar funcionando hoy ni siquiera llegó, las conexiones y cables están ahí, pero no el aparato. Las salas de prensa no fueron terminadas, de dos, una esta más o menos acondicionada con todo el equipo pero faltan lugares; la otra sala está en obra negra incluso, los medios internacionales prefirieron esperar turno en la otra sala y los mexicanos, como siempre, salieron avantes y armaron su propia sala. Una base de hierro fue suficiente para montar una tabla grande, que antes había sido utilizada como mesa, eso se veía en el corte que le hicieron a la tabla, pues es redonda y ahí se acomodaron cuatro periodistas aztecas, que pese al calor que hacía, no se lamentaron las condiciones y trabajaron contentos por hacer lo que les gusta, lo que les apasiona. Entre cajas de escritorio tiradas, cartones, periodistas que usaban sillas como escritorio, los mexicanos llegaron pusieron el ejemplo de que nada los detiene, pues aplican aquel viejo dicho que dice: Si la montaña no va a ti, tú ve a la montaña. Así que se aplicaron. Había una caja con un televisor de plasma tirado en el suelo, de inmediato se armo una comisión, sacaron la tele, la pusieron en el suelo, los colegas de Chile y Ecuador se integraron a los trabajos al ver el entusiasmo y ánimo de los mexicanos, ya que también quería dejar lista la sala de prensa armada, tal como fue el estadio Monumental, al vapor. Al final, chilenos, mexicanos y ecuatorianos, pudieron usar la sala, trabajar sin contratiempos. Se demostró que con trabajo, actitud y unión por un mismo objetivo, todo se puede.

[mt][foto: O.Martínez/MEXSPORT]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×