Irak, unida breves momentos por el título de la Copa Asia

Millones de iraquíes olvidaron hoy por unos momentos sus penurias y celebraron emocionados el hito histórico de su Selección de futbol, que se trajo de Indonesia la Copa de Asia a un país quebrado...
Millones de iraquíes olvidaron hoy por unos momentos sus penurias y celebraron emocionados el hito histórico de su Selección de futbol, que se trajo de Indonesia la Copa de Asia a un país quebrado por la violencia.
 Millones de iraquíes olvidaron hoy por unos momentos sus penurias y celebraron emocionados el hito histórico de su Selección de futbol, que se trajo de Indonesia la Copa de Asia a un país quebrado por la violencia.

MEDIOTIEMPO | Agencias29 de Julio de 2007

  • Darán 10 mil dólares a cada jugador como premio
  • Nuevamente hubo bombazos

Millones de iraquíes olvidaron hoy por unos momentos sus penurias y celebraron emocionados el hito histórico de su Selección de futbol, que se trajo de Indonesia la Copa de Asia a un país quebrado por la violencia.

Ni el toque de queda para vehículos ni el temor a nuevos atentados impidieron que decenas de iraquíes de distintas comunidades y credos salieran a las calles del país para celebrar el triunfo de su Selección sobre Arabia Saudita por 1-0 en la Final de la Copa de Asia.

El triunfo guarda un simbolismo que va mucho más lejos que la gesta deportiva y se ha convertido en un acto de reivindicación nacional por encima de las diferencias religiosas y sectarias.

En Bagdad, justo después de que se acabara el partido, se escucharon repetidos disparos al aire, pese a las advertencias previas del gobierno para que los ciudadanos no utilizaran las armas de fuego para expresar su alegría.

Los iraquíes corearon eslóganes como "traiga la copa, traiga" o "el Irak suní y chií no se vende", mientras ondeaban banderas y bailaban en las calles de la capital.

Algunos aficionados al futbol echaron flores en las calles y otros intercambiaron mensajes de felicitación por móvil, con frases como "Felicidades al Irak unido" y "Vivan los leones de la Mesopotamia y los héroes del gran Irak".

La victoria de la Selección Iraquí cambió el ambiente en las calles de Bagdad, que momentos antes de que empezara el partido se encontraban totalmente desérticas, salvo por las patrullas policiales.

La prohibición de circulación de vehículos en Bagdad, Kirkuk y la provincia de Nínive, que habían declarado las autoridades para evitar posibles atentados, no ha impedido que los ciudadanos salieran de sus casas para expresar su alegría.

"Hemos salido a la calle pese a todos los peligros que podemos afrontar. Queremos dibujar una imagen de la alegría en esas calles que han sido siempre escenario de la muerte y la destrucción", afirmó a Efe Yaser Al Bayati, de Mosul, 400 kilómetros al norte de Bagdad.

Bayati expresó su deseo de que la victoria en el partido ponga fin a la tristeza que vive el país.

Con la bandera de Irak en la mano, Ghezuán Ali felicitó a todo el pueblo por el triunfo y expresó su esperanza en que las celebraciones terminen sin que ocurran atentados ni que mueran personas.

Ali se refería a los ataques se produjeron el pasado miércoles en Bagdad y otras ciudades tras el triunfo de la Selección Iraquí sobre Corea del Sur en las Semifinales de la Copa de Asia.

En esos incidentes, 50 personas murieron y 135 resultaron heridas en dos atentados perpetrados con coches bomba contra aficionados que celebraban en Bagdad el triunfo de su equipo.

También se sumó a la fiesta hoy el Primer Ministro iraquí, Nuri Al Maliki, que felicitó por teléfono a los jugadores y ordenó que se recompense con 10 mil dólares a cada uno de ellos.

Tanto el Presidente del país, Yalal Talabani, como el Presidente del parlamento iraquí, Mahmud Al Mashadani, entre otros responsables y dirigentes, felicitaron al pueblo y al equipo por su victoria.

La dimensión de la hazaña tuvo su fiel reflejo en las palabras del comentarista de la televisión iraquí, quien no cesó de alabar el "histórico" gol marcado por el jugador Yunes Mahmud a la salida de un corner y de apelar a la unidad nacional.

"Al Anbar (feudo de la insurgencia suní), Nayaf, Kerbala (ciudades santas para los chiíes) y todas las provincias están preparando para celebrar el gol", gritaba el comentarista minutos antes de que los ciudadanos se echaran a las calles para olvidar su sufrimiento, aunque sólo sea por un día.

DOS EXPLOSIONES EN FESTEJOS; 6 MUERTOS

Dos explosiones al norte de Bagdad dejaron hoy al menos siete muertos, una hora después de que los iraquíes salieran a las calles para celebrar su victoria en la Final de de la Copa de Asia.

Según fuentes policiales iraquíes, un suicida que conducía el camión bomba lo hizo explotar cerca de un puesto de control conjunto de la policía y del ejército iraquíes en la localidad de Sayed Gharib, cerca de Balad, 80 kilómetros al norte de Bagdad.

El estallido se cobró la vida a seis personas, entre policías y soldados iraquíes, y dejó otras cuatro heridas, explicaron las fuentes, y agregaron que las víctimas han sido trasladados al hospital de Balad.

En el segundo ataque, un coche bomba que estaba aparcado cerca de otro puesto de control de la policía iraquí en la entrada occidental de Balad, explotó y dejó un policía muerto y seis más heridos, según las fuentes.

Los atentados son los primeros que se han registrado después de que el equipo de futbol nacional iraquí venciera con un gol a cero frente a Arabia Saudita en la Final de la Copa de Asia.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×