Ronaldinho, vencedor de la "guerra de las camisetas" en Japón

Ronaldinho, el astro brasileño del Barcelona, no estaba hoy sólo en el terreno de juego del estadio de Yokohama: era omnipresente también en las gradas gracias a las camisetas que portaban muchos...
Ronaldinho, el astro brasileño del Barcelona, no estaba hoy sólo en el terreno de juego del estadio de Yokohama: era omnipresente también en las gradas gracias a las camisetas que portaban muchos aficionados nipones, sobre todo niños.
 Ronaldinho, el astro brasileño del Barcelona, no estaba hoy sólo en el terreno de juego del estadio de Yokohama: era omnipresente también en las gradas gracias a las camisetas que portaban muchos aficionados nipones, sobre todo niños.

MEDIOTIEMPO | Agencias7 de Agosto de 2007

  • Los niños japoneses lo idolatran

Ronaldinho, el astro brasileño del Barcelona, no estaba hoy sólo en el terreno de juego del estadio de Yokohama: era omnipresente también en las gradas gracias a las camisetas que portaban muchos aficionados nipones, sobre todo niños.

El "10" del Barca fue el claro vencedor de una de las batallas que llevan hasta Asia últimamente a los clubes españoles en busca de expandir su marca, crear afición allende fronteras y, de paso, vender camisetas a mansalva.

Y, en esto de la "guerra de las camisetas", Ronaldinho fue una vez más el rey en Japón, país rendido desde hace años a sus encantos.

Eran centenares los tranquilos y sonrientes seguidores japoneses que hoy llevaban el nombre del brasileño a la espalda, sobre todo muchos niños, y que durante el partido no dejaron de gritar cada vez que el delantero brasileño tocaba el balón y daba muestras de su clase.

El estadio Nissan de Yokohama, escenario de la derrota del Barcelona en el Mundial de Clubes del año pasado, no se llenó en esta ocasión para ver al equipo español, aunque los aficionados que copaban el 80 por ciento del aforo dieron un buen recibimiento al Barcelona, con carteles como "Japó és blaugrana" o "Visca el Barcelona".

"Me gusta el Barcelona porque tiene muchas estrellas aunque Ronaldinho es el mejor", aseguraba Toyohisa Arikawa, un niño de nueve años que iba vestido con una camiseta de su ídolo, que se mostró muy emocionado con la perspectiva de verlo en primera persona.

Ya antes del partido del Barcelona ante el Yokohama Marinos, era una auténtica marea de aficionados la que, siempre con un respetuoso orden muy japonés, se aproximaba al estadio vestidos de azulgrana.

Pero aquellos que se dejaron la camiseta en casa o no disponían todavía de ella podían todavía adquirirla en pequeños puestos a lo largo del recorrido, en alguno de los cuales se vendían vestimentas del Barcelona anunciadas en catalán.

También tenían especial éxito cara a las ventas las "manos" con el característico gesto de Ronaldinho, todo un clásico en Japón.

"Espero que gane el Barcelona por 3-0", confiaba antes del encuentro Shota Kawaminami, un japonés de 32 años que es socio del Barca desde hace dos, desde que el equipo catalán vino en dos ocasiones a jugar contra el Yokohama Marinos, cosechando sendos empates por 3-3 y 1-1.

"Me encanta el Barcelona porque juega muy agresivo y en eso no lo podemos comparar con los equipos japoneses", afirmaba Kawaminami, también con el "10" a la espalda.

Antes del encuentro algunos aficionados japoneses mostraron sus habilidades para cantar el himno barcelonista en catalán mientras los seguidores del Marinos, equipo en el que militó el ex culé Julio Salinas, no dejaron de animar a su equipo durante todo el encuentro.

En las gradas había también muchas mujeres, ante la creciente pasión que despierta el futbol en Japón.

"Vine a ver a los Marinos pero me gusta mucho el Barca porque son muy rápidos, da gusto ver cómo pasan los balones y cómo organizan las combinaciones", declaraba Kiyono Ohashi, una fan de 28 años del equipo de Yokohama que disfrutó mucho durante el encuentro.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×