Federación estudia manifestación racista de hinchas ultras del Spartak Moscú

La Unión de Fútbol de Rusia (UFR) inició hoy una investigación de un incidente racista ocurrido durante el último partido liguero, disputado en la ciudad de Samara por el Krylia Sovétov local y el...
La Unión de Fútbol de Rusia (UFR) inició hoy una investigación de un incidente racista ocurrido durante el último partido liguero, disputado en la ciudad de Samara por el Krylia Sovétov local y el Spartak Moscú, por el que el club capitalino puede ser san
 La Unión de Fútbol de Rusia (UFR) inició hoy una investigación de un incidente racista ocurrido durante el último partido liguero, disputado en la ciudad de Samara por el Krylia Sovétov local y el Spartak Moscú, por el que el club capitalino puede ser san

MEDIOTIEMPO | Agencias13 de Agosto de 2007

  • Multa económica o jugar un partido sin afición

La Unión de Fútbol de Rusia (UFR) inició hoy una investigación de un incidente racista ocurrido durante el último partido liguero, disputado en la ciudad de Samara por el Krylia Sovétov local y el Spartak Moscú, por el que el club capitalino puede ser sancionado.

En la segunda mitad del partido, cuando entró en juego por el Spartak el brasileño Welliton, su nuevo delantero, un grupo de aficionados desplegaron en el sector de las gradas destinado para los visitantes una enorme pancarta de carácter racista.

"El dorsal 11 es sólo para Tíjonov. ';Monkey go home'; (Mono, vete a casa)", señalaba la pancarta en referencia al último fichaje del Spartak, Welliton, de 20 años, por cuyo traspaso pagó al Goyas brasileño seis millones de dólares y quien recibió en su nuevo club la camiseta número once.

Andréi Tíjonov, de 36 años, actualmente centrocampista del Khimki de la provincia de Moscú, durante muchas temporadas militó en el Spartak y era su capitán que vestía la camiseta dorsal once.

"La UFR ha estudiado en su reunión de hoy el incidente de Samara, pero aún no ha tomado decisión concreta, ya que hace falta llevar a cabo una investigación minuciosa", dijo un portavoz de la Federación a la agencia oficial rusa Itar-Tass.

En el caso de que el uso de la frase en inglés sea reconocido como una manifestación racista, el Spartak, tal y como lo estipula el reglamento de Liga rusa, debe pagar una multa de medio millón de rublos (19.600 dólares/14.300 euros) o jugar el próximo partido en casa sin el público, indicó el portavoz.

"La FIFA exige que las manifestaciones racistas durante los partidos de futbol deben ser castigadas con el descuento de seis puntos del equipo sancionado ", recordó el presidente de la UFR, Vitali Mutkó, citado por el periódico "Tvoi Den".

Los clubes rusos "lo saben muy bien, así que no descarto que vamos a aplicar semejantes sanciones contra ellos", afirmó Mutkó, quien resaltó que "hasta el silbar a los jugadores por el color de su piel significa el racismo puro".

Tíjonov, por su parte, afirmó que condena "cualquier manifestación del racismo" en el futbol.

"Me complace el apoyo de la afición del Spartak, que me recuerda y quiere. Pero cuando esas manifestaciones son mezclados con insultos contra otros futbolistas, de distinto color de piel, me siento indignado", dijo.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×