Pulso por Van der Vaart sube de tono y su esposa dice sentirse amenazada

El pulso entre el Hamburgo y el Valencia por Rafael Van der Vaart subió de tono, hasta el punto de que el club alemán ha recurrido a la FIFA ante la insistencia de los españoles por ficharlo,...
 El pulso entre el Hamburgo y el Valencia por Rafael Van der Vaart subió de tono, hasta el punto de que el club alemán ha recurrido a la FIFA ante la insistencia de los españoles por ficharlo, mientras la esposa del jugador dice sentirse amenazada en Alema

MEDIOTIEMPO | Agencias17 de Agosto de 2007

  • El club alemán mandó el caso a la FIFA

El pulso entre el Hamburgo y el Valencia por Rafael Van der Vaart subió de tono, hasta el punto de que el club alemán ha recurrido a la FIFA ante la insistencia de los españoles por ficharlo, mientras la esposa del jugador dice sentirse amenazada en Alemania.

La dirección del Hamburgo ha llevado el caso tanto a la FIFA como a la Liga Alemana en su propósito de que el Valencia deje de presionar por conseguir el traspaso del jugador.

El Director Deportivo hamburgués, Dietmar Beierdorfer, ha advertido por carta al Valencia que debe suspender de inmediato sus gestiones por fichar a Van der Vaart, puesto que éste no está en venta, informa hoy el diario "Hamburger Abendblatt".

La carta habría sido enviada con copia a la FIFA y a la Liga Alemana, por considerar que las acciones del Valencia incurren en competencia desleal.

El internacional holandés ha expresado repetidamente su deseo por ir al Valencia, lo que ha calificado de "un sueño para él", y entretanto se ha extendido entre el Hamburgo la sensación de que el jugador está boicoteando a su club para irse a España.

Una lesión en la espalda impidió ayer a Van der Vaart jugar en el partido de la UEFA contra el Honved Budapest, lo que en Alemania se ha encajado como una "huelga" del jugador, apunta hoy el popular diario "Bild".

Dicho rotativo afirma que la esposa del jugador, Sylvie, se siente amenazada y que ha recibido varios correos electrónicos de seguidores de su club en que le dicen que se vaya de una vez con toda su familia.

"La cosa no tiene gracia. Tengo miedo, especialmente por mi hijo, sobre todo cuando Rafael no está en casa", dice.

"Bild" aporta una foto de la pareja con el pequeño Damian y recuerda que los Van der Vaart ya vivieron una situación parecida en 2004 cuando el jugador estaba en el Ajax y necesitaron guardaespaldas porque los aficionados insultaban al jugador.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×