El Liverpool vence con autoridad al Sunderland con Torres muy activo

Un derechazo de Momo Sissoko abrió el camino a la victoria del Liverpool frente al Sunderland (0-2) en un buen partido de Xabi Alonso y en el que Fernando Torres mostró luces y sombras, todo un...
Un derechazo de Momo Sissoko abrió el camino a la victoria del Liverpool frente al Sunderland (0-2) en un buen partido de Xabi Alonso y en el que Fernando Torres mostró luces y sombras, todo un repertorio de recursos, ganas y también errores.
 Un derechazo de Momo Sissoko abrió el camino a la victoria del Liverpool frente al Sunderland (0-2) en un buen partido de Xabi Alonso y en el que Fernando Torres mostró luces y sombras, todo un repertorio de recursos, ganas y también errores.

MEDIOTIEMPO | Agencias25 de Agosto de 2007

  • '; The Kid'; no realizó un partido especialmente brillante en la definición

Un derechazo de Momo Sissoko abrió el camino a la victoria del Liverpool frente al Sunderland (0-2) en un buen partido de Xabi Alonso y en el que Fernando Torres mostró luces y sombras, todo un repertorio de recursos, ganas y también errores.

El Sunderland recibió al Liverpool en su feudo con música de los Beatles. Mientras los miles de aficionados que acudieron hoy a ver a los Spanish Reds coreaban el mítico ';Hey Jude,'; el técnico español Rafa Benítez se disponía a alinear a toda su artillería en el "Stadium of Light" de Sunderland.

Los delanteros Fernando Torres, Voronin y Babel se convirtieron desde el primer minuto en un quebradero de cabeza para McShane y Nosworthy.

Torres, que no realizó un partido especialmente brillante en la definición, se movió constantemente alternando posiciones con Voronin, autor del primer disparo en el primer minuto de partido y volvió loco a su marcador, a veces dos marcadores.

El Sunderland de Roy Keane sobrevivía a la contra con balones largos hacia Chopra y al mítico Dwight Yorke. En uno de ellos, el inglés pudo superar a Reina, pero el portero español rozó lo suficiente el balón y Arbeloa pudo rechazarlo a tiempo antes de que se convirtiera en gol.

En una primera parte muy intensa en la que el defensa rojo Sammy Hyypia recibió un golpe por el que tuvieron que taponarle la nariz, Torres se mostró especialmente combativo. El madrileño demostró más ganas que pericia, incluso impreciso por tramos. Sin embargo su equipo agradece su constante afán por buscar el espacio o la presión en la salida del balón al rival.

Dos botones de muestra. Torres llegó tarde por milímetros a un balón que la defensa del Sunderland cedió con apuros a Gordon. Ya en el descuento de la primera parte el de Fuenlabrada cabeceó en el área pequeña un balón que bloqueó con problemas el meta del Sunderland y que se quedó justo en la línea de gol.

El primer gol, sin embargo, fue obra de Momo Sissoko, sustituto del buque insignia del club, Steven Gerrard, ausente por reposo.

Mohammed Sissoko hizo olvidar al gran capitán con un derechazo raso desde fuera del área en el minuto 36 que sólo pudo rozar el meta Gordon.

La jugada vino precedida de un pase marca Alonso al segundo palo, donde Pennant cabeceó para atrás y Voronin cedió para el ex del Valencia.

La segunda parte comenzó como acabó, con Torres de protagonista. El ex atlético, en una cabalgada poderosísima, se fue de sus dos marcadores y encaró a Gordon. Su disparo fue al cuerpo. Mediada la segunda parte fue más rápido de nuevo que su marcador y superó esta vez al portero con una vaselina que se marchó desviada.

Con el Sunderland volcado sobre la portería de Reina, el partido tenía esa impronta de choque que o se mata a la contra o acaba en empate.

Torres no pudo sentenciar en dos buenas ocasiones pero se desquitó con una internada en el área rival. Tras superar una vez más a su defensa puso un balón perfecto para Voronin que, sólo, remató al cuerpo del portero.

Y a falta de cuatro minutos para el final funcionó la conexión entre el español y el ucraniano. Un pase de Torres a Voronin sirvió para que el delantero colocara el definitivo 0-2 con un disparo cruzado.

Especialmente destacable fue el manejo del partido del español Alonso. De sus botas llegó la jugada del primer gol y fue un constante surtidor de balones a los puntas del Liverpool. Alonso con Gerrard funciona y, por lo visto hoy, funciona también sin él.

El Liverpool de Benítez consigue así su segunda victoria y espera con tranquilidad, segundo con los mismos puntos que el Chelsea, el resultado de sus rivales directos.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×