Crimen organizado estuvo detrás de los secuestros ligados al futbol

El crimen organizado en Brasil orquestó la ola de secuestros a familiares de futbolistas desatada entre Noviembre de 2004 y Diciembre de 2006, afirmó una fuente policial.
 El crimen organizado en Brasil orquestó la ola de secuestros a familiares de futbolistas desatada entre Noviembre de 2004 y Diciembre de 2006, afirmó una fuente policial.

MEDIOTIEMPO | Agencias6 de Septiembre de 2007

  • En Campinas se han concentrado las principales investigaciones de secuestros

El crimen organizado en Brasil orquestó la ola de secuestros a familiares de futbolistas desatada entre Noviembre de 2004 y Diciembre de 2006, afirmó una fuente policial.

Detrás de los plagios estuvo el grupo delictivo Primer Comando de la Capital (PCC), cuyos principales líderes se las han ingeniado para impartir órdenes desde las prisiones en que están recluidos, dijo el Comisario Edson Aidar, de la Delegación Antisecuestro de Campinas.

En esa ciudad a 100 kilómetros de Sao Paulo se han concentrado las principales investigaciones de secuestros relacionados con el futbol brasileño.

"Por la identificación de los autores creemos que en 2005, en Brasil, principalmente en el estado de Sao Paulo, delincuentes vinculados al PCC, pasaron a tener como blancos de secuestros, preferentemente, a personas vinculadas al mundo del futbol", dijo.

El PCC promovió en 2006 atentados contra policías y autobuses que dejaron más de 200 muertos en Sao Paulo y otros municipios vecinos.

En Diciembre el Consejo de Control de Actividades Financieras, organismo del Ministerio de Justicia que investiga casos de blanqueo de dinero, afirmó que el PCC movió en 2006 con sus actividades cerca de 36,6 millones de reales (unos 18,3 millones de dólares).

Para Aidar, una de las razones que pudo "fomentar" la ola de secuestros a padres y hermanos de jugadores fue la repercusión de "hechos semejantes que estaban ocurriendo en otros países de Latinoamérica", especialmente en Argentina, Colombia y México.

Aidar, quien destacó "la caída de los índices de criminalidad de esa modalidad" gracias al actual trabajo de inteligencia de las autoridades, comandó el operativo que en Mayo de 2005 rescató a la madre del ariete Luis Fabiano, por entonces jugador del Porto portugués y en la actualidad es figura del Sevilla español.

La víctima permaneció 63 días en poder de sus captores.

La Policía, según el Comisario, evitó el pago del rescate y el operativo, junto a las investigaciones posteriores, permitió la captura de siete personas, todas ellas con antecedentes criminales.

El Jefe Policial recordó que en Marzo de 2005, después de tres días de secuestro, fue liberada por sus hombres la madre de Rogério Fidelis, actual jugador del Santo André, de la Segunda División local, y quien en la época militaba en el Sporting de Lisboa.

Un mes después el comisario Aidar dirigió la acción que puso fin a 33 días de cautiverio de una hija de Wilson Fernandes de Barrios, Presidente del Mogi Mirim, modesto club de Sao Paulo.

Este operativo permitió descubrir que los secuestros eran liderados tras las rejas por Carlos Fabiano Catozzi, alias "Baixinho" (bajito), quien aguarda condena por extorsión y secuestro, cuyas penas en Brasil oscilan entre 12 y 20 años.

"En nuestra región no hubo más secuestros o tentativas. Después de la ola, los propios futbolistas comenzaron a pensar más en su propia seguridad y la de sus familiares", añadió el Jefe Policial.

Dalton Pereira, Director de operaciones de una de las empresas brasileñas líderes en seguridad privada, dijo que los agentes de los futbolistas han liderado en los últimos meses importantes compras de coches blindados y vigilados vía satélite, además de cámaras de circuito cerrado de televisión para residencias.

"El grupo que contrata servicios de guardaespaldas es pequeño, casi que limitada a los grandes astros que están en Europa y tienen familiares aquí", agregó Pereira, cuya compañía ofrece planes que oscilan entre 10.000 y 60.000 dólares.

Otros casos resueltos por la Policía paulistana fueron los de las madres de Grafite, entonces figura del Sao Paulo y ahora del Wolfsburg alemán; y de Marinho, zaguero del Corinthians.

También en 2005 el padre del barcelonista Anderson Luiz Souza "Deco" escapó a un secuestro en Campinas, el técnico Jair Picerni fue asaltado y su esposa llevada como rehén por unas horas.

Este año fueron plagiadas la madre del lateral Kléber, del Santos y de la Selección Brasileña; así como la hermana del palmeirense Michael, quien fue liberada con el pago de un rescate.

En Diciembre pasado, el volante Jónatas de Souza, del Espanyol, sufrió el secuestro de su padre en Fortaleza (noreste) y el 13 de Marzo la hermana de Ricardo Oliveira, punta del también español Zaragoza, fue liberada tras cinco meses de plagio.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×