Francia dejó al Campeón del Mundo contra las cuerdas

La Selección Francesa, con un meritorio empate sin goles en su visita a la italiana, en Milán, ha reforzado su liderato de grupo, dando un muy importante paso adelante en busca de la...
 La Selección Francesa, con un meritorio empate sin goles en su visita a la italiana, en Milán, ha reforzado su liderato de grupo, dando un muy importante paso adelante en busca de la clasificación, algo que en cambio se complica, y mucho, para Italia.

MEDIOTIEMPO | Agencias8 de Septiembre del 2007

  • Homenajearon a Pavarotti

La Selección Francesa, con un meritorio empate sin goles en su visita a la italiana, en Milán, ha reforzado su liderato de grupo, dando un muy importante paso adelante en busca de la clasificación, algo que en cambio se complica, y mucho, para Italia.

La Selección Italiana, que conquistó el Mundial de Alemania 2006 batiendo en la tanda de penaltis de la Final a Francia, sigue sin ganar a la francesa (sin ronda de penas máximas) desde el 2 de Julio de 1978, en el Mundial de Argentina (2-1).

Y sigue porque la que ha sido segunda revancha "post-Final Mundial" resultó decepcionante del lado italiano, no así de parte francesa. Estaba en juego el liderato del Grupo B, que veía en el mismo a Francia, con dos puntos de ventaja sobre una Italia que saltó al campo sabiendo que poco antes Escocia, con su triunfo ante Lituania, le había quitado el segundo puesto.

Pero Italia no saltó "a morder", a arrollar al rival en busca del temprano gol que le pusiese las cosas en su favor. Al contrario, apareció muy respetuosa. Y eso que se jugaba más que Francia.

El equipo italiano jugó tenso, como también lo estuvo el ambiente. Y es que pese a no estar sobre el terreno de juego los protagonistas de la polémica mundialista (ya retirado el francés Zidane y lesionado el defensa italiano Marco Materazzi, que recibió un cabezazo), el partido estuvo precedido de polémica y tensión.

Todo por un cruce de declaraciones entre las partes iniciadas por el seleccionador francés, Raymond Domenech, quien esta noche tuvo que seguir el partido desde la tribuna por sanción de la UEFA.

La tensión se palpó pronto. Iniciando por los silbidos con que los espectadores acompañaron la interpretación del himno francés, desoyendo lo que había pedido el día anterior el Capitán italiano, Fabio Cannavaro, que había solicitado se aplaudiera como se hizo el pasado año en París con el de Italia.

Siguió dentro del campo con entradas nerviosas, brazos en alto incluidos, en unos primeros minutos bastante trabados. Por fortuna no fue a más y se pasó a un partido con unos inicios en los que una Francia bien plantada y con una buena presión ahogó a una Italia más tensa y que dejaba muy solo en punta a Filippo Inzaghi.

El técnico italiano Roberto Donadoni no había recuperado finalmente al goleador Luca Toni y se decantó por el veterano y oportunista Inzaghi, uno de los delanteros que mejor conviven con la línea del fuera de juego, pero que precisa de que le sirvan balones en profundidad; lo que no aconteció, pues Del Piero no le apoyó.

La Selección Italiana estaba tensa y temerosa del contragolpe visitante, apenas construía. Su medular vivía en la primera mitad de la garra, empuje y fuerza de su "todoterreno" Gattuso, quien vio a la media hora la cartulina amarilla y no estará ante Ucrania. La lucidez de Pirlo y De Rossi no aparecieron.

El equipo francés, que sorprendió con una alineación que veía al madridista Diarra en el lateral derecho y al sevillista Escude en el centro de la defensa, jugaba más tranquilo y sin apenas pasar apuros merced a su control del centro del campo, con el buen trabajo de Makelele y Vieira y los apoyos de Maoluda y Ribery.

Francia congelaba el balón pero, a la mínima, lanzaba largo en busca de la velocidad de Henry y Anelka, quienes estuvieron muy vigilados y no lucieron lo habitual. Eso sí, el equipo francés sufría en exceso ante los saques de esquina del rival.

No obstante, cinco minutos de lucidez italiana pudieron traer el gol local, pero Landreau detuvo bien un disparo de Del Piero (m.32) y, poco después, otro de Inzaghi terminó contra la parte alta del travesaño.

La selección francesa, pese a su mayor control, apenas inquietó la meta de Buffon, salvó en una primera ocasión de Anelka y un disparo lejano de Malouda bien detenido por el meta italiano (m.42).

En la segunda mitad apareció una Italia algo más determinada, que ejerció una mayor presión, que adelantó unos metros la posición de Pirlo y contó con las subidas por banda izquierda de Zambrotta. Ello dio unos minutos de dominio local, con un buen disparo del italo-argentino Camoranesi bien desviado por Landreau (m.50) y con un centro de Oddo al que Inzaghi no llegó por poco (m.52).

Pese al empuje local, el conjunto francés no se descompuso. Siguió firme en defensa, donde Diarra cumplía de sobra como lateral y Thuram y Escude hacían lo propio en la parte central, y Vieira y Makelele seguían batallando al máximo en la medular.

Además, la apertura de líneas de Italia concedió mayor espacio de maniobra al contragolpe francés y pronto llegó la respuesta en una acción de Alnelka que salvó Buffon (m.52) con una eficaz salida.

Donadoni quiso seguidamente dar mayor fuerza y potencia a su centro del campo y delantera con las entradas de Perrotta y Lucarelli, pero seguía miedoso ya que quitó a Inzaghi y, por tanto, mantuvo a su equipo con una sola punta.

Los cambios no arreglaron nada. Se pasó de nuevo a una fase de control francés, que estuvo acompañado esta vez de buenas ocasiones al contragolpe que no terminaron en gol por falta de acierto en la resolución final.

Francia dominaba a una Italia muy cansada físicamente. El partido daba la impresión de estar del lado de un conjunto francés que era el que aparecía más cerca del gol. Pero terminó sin goles y con los franceses cada vez más cerca de la Eurocopa 2008, mientras que los italianos son terceros.

-Ficha técnica:

0- Italia: Buffon; Oddo, Cannavaro, Barzagli, Zambrotta; Gattuso, Pirlo, De Rossi; Camoranesi (Perrotta, m.58), Del Piero (Di Natale, m.83); y Filippo Inzaghi (Lucarelli, m.65).

0- Francia: Landreau; Diarra, Thuram, Escude, Abidal; Ribery (Toulalan, m.88), Vieira, Makelele, Malouda; Anelka y Henry.

Árbitro: Lubos Michel (Eslovaquía). Mostró cartulina amarilla a Makelele (m.6), Gattuso (m.31), Henry (m.56), De Rossi (m.87).

Incidencias: Partido, del Grupo B, de clasificación para la Eurocopa 2008, disputado en el Estadio Giuseppe Meazza, de Milán, que registró la presencia de unos 70 mil espectadores. Antes del inicio, y como homenaje al fallecido tenor Luciano Pavarotti, que hoy fue enterrado en su ciudad natal, Módena, se difundieron por la megafonía y los vídeo-marcadores varias de sus actuaciones.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×