Inglaterra recibe a Estonia con un ojo puesto en Moscú

Inglaterra afronta su partido clasificatorio para la Eurocopa del 2008 de este sábado ante Estonia como una preparación para el desafío que le espera el miércoles en el gélido Estadio Luzhniki de...
Inglaterra afronta su partido clasificatorio para la Eurocopa del 2008 de este sábado ante Estonia como una preparación para el desafío que le espera el miércoles en el gélido Estadio Luzhniki de Moscú.
 Inglaterra afronta su partido clasificatorio para la Eurocopa del 2008 de este sábado ante Estonia como una preparación para el desafío que le espera el miércoles en el gélido Estadio Luzhniki de Moscú.

MEDIOTIEMPO | Agencias12 de Octubre del 2007

  • Ya vencieron anteriormente a los estonios

Inglaterra afronta su partido clasificatorio para la Eurocopa del 2008 de este sábado ante Estonia como una preparación para el desafío que le espera el miércoles en el gélido Estadio Luzhniki de Moscú.

El choque del sábado ante la débil Estonia (sólo 3 goles a favor en 10 partidos) será el último aliento que tomen los ';pross'; antes de los dos partidos en los que ha de jugarse estar o no estar en Austria y Suiza el verano que viene.

Por debajo, los ingleses miran a Rusia, un rival directo por la segunda posición que tiene la lección aprendida tras el 3-0 que Inglaterra les endosó en Londres hace unas semanas.

Por arriba miran a Croacia, ante quienes podrían enfrentarse en Noviembre en Wembley por la primera plaza, la que da acceso directo a la fase final de la Eurocopa, en lo que sería un partido estelar.

Pero antes hay que vencer a Estonia y no sufrir en Moscú. Y con Inglaterra nunca se sabe.

Todo lo que no sea ganar a Estonia este sábado será considerado un absoluto fracaso para la Selección que entrena Steve McClaren. De fracasar, junto a una posible derrota del Quince de la Rosa ante Francia en las Semifinales de la Copa del Mundo de rugby el mismo día, la jornada se convertiría en una de las más negras en la historia reciente del deporte británico.

En todo caso, la probabilidad de no sumar los tres puntos ante los bálticos no entra en los pensamientos de McClaren.

El partido llega con el debate acerca de la conveniencia del concurso de Michael Owen, máximo delantero con la selección en activo.

El ex madridista acaba de salir de una operación estomacal y su partida preocupa al técnico del Newcastle, Sam Allardyce, que considera que es demasiado pronto para que su pupilo juegue dos partidos tan importantes de seguido. Allardyce, curiosamente, hizo reaparecer al inglés el pasado domingo ante el Everton, partido en el que Owen anotó un gol tras disputar sólo los últimos minutos.

La polémica, sin embargo, ha servido para articular un sentimiento patrio según se ha acercado el partido. "No voy a disculparme por querer jugar con Inglaterra", ha sido el gran titular que ha ofrecido Michael Owen, que se siente totalmente dispuesto para ayudar a su Selección a acercarse a la Eurocopa.

El Balón de Oro del 2001 cuenta ya con 40 goles, cerca de los 49 del mítico sir Bobby Charlton, que ya ha comentado que le haría feliz ver a Owen por delante de él.

McClaren cuenta en cada una de sus líneas con problemas domésticos. Al ya referido debate sobre Owen, el seleccionador ha tenido que salir a la palestra esta semana para defender a su portero, Paul Robinson, acusado por la prensa británica de ofrecer dudas en la portería inglesa. Su última actuación, ante el Liverpool de Fernando Torres, no ha ayudado para aliviar su situación.

En defensa el técnico de los ';pross'; cuenta con la duda del capitán Terry, que ha recaído de su lesión de rodilla. El defensa del Chelsea, además, se encuentra a una sola tarjeta de perderse el siguiente encuentro, el de Rusia. Para más parafernalia, Terry, de jugar, lo hará con la máscara facial que le protege de su fractura en el pómulo.

El último de los debates lo protagonizan otro jugador del Chelsea, Frank Lampard, recuperado de su lesión, y su eficaz sustituto en los últimos compromisos de Inglaterra, el aguerrido Gareth Barry, uno de los puntales del once inglés en las victorias por 3-0 ante Israel y Rusia.

Inglaterra ya venció a los estonios en Tallin (0-3) con goles de Joe Cole, Peter Crouch y Michael Owen.

Alineaciones probables:

Inglaterra: Robinson; Richards, Campbell, Ferdinand, Ashley Cole; Gerrard, Barry, Wright-Phillips, Joe Cole; Owen y Rooney.

Estonia: Poom, Jaager, Stepanov, Kruglov, Dmitrijev, Klavan, Lindpere, Vassiljev, Konsa, Terehhov y Voskoboinikov.

Estadio: Nueva Wembley.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×