Italia 2-0 Georgia... Italia se llevó el triunfo casero ante Georgia

La Selección Italiana, que sigue sin efectuar un buen juego, cumplió el expediente y se llevó el triunfo casero ante la modesta Georgia (2-0), en un partido sin brillo pero que mantiene al vigente...
La Selección Italiana, que sigue sin efectuar un buen juego, cumplió el expediente y se llevó el triunfo casero ante la modesta Georgia (2-0), en un partido sin brillo pero que mantiene al vigente Campeón Mundial en la segunda posición del Grupo B.
 La Selección Italiana, que sigue sin efectuar un buen juego, cumplió el expediente y se llevó el triunfo casero ante la modesta Georgia (2-0), en un partido sin brillo pero que mantiene al vigente Campeón Mundial en la segunda posición del Grupo B.

MEDIOTIEMPO | Agencias13 de Octubre del 2007

  • Italia enfrentará a Escocia

La Selección Italiana, que sigue sin efectuar un buen juego, cumplió el expediente y se llevó el triunfo casero ante la modesta Georgia (2-0), en un partido sin brillo pero que mantiene al vigente Campeón Mundial en la segunda posición del Grupo B.

El equipo "azzurro" fue hoy, desde luego, más obrero aún que en anteriores ocasiones, pero cumplió su objetivo de ganar y esperar sin grandes agobios el partido de mitad del próximo Noviembre en Escocia, donde estará en juego el primer puesto del grupo y, con ello, estar ya prácticamente en la Eurocopa 2008.

Italia saltó al campo sabedor de los triunfos horas antes del líder, Escocia, ante Ucrania (3-1); y de Francia en las Islas Faroe (0-6), con lo que el conjunto francés le "robaba" la segunda plaza al italiano. Y, por ello, se esperaba que saliera a morder a un rival muy inferior técnica y tácticamente. No fue así.

La baja por sanción del Capitán Favio Cannavaro, que se unían a las de los lesionados Gianluca Zambrotta y Marco Materazzi, obligó al seleccionador italiano Roberto Donadoni a presentar un cuarteto defensivo inédito. Así, Panucci entró en la zona central y el mundialista Fabio Grosso volvió a ser titular en un lateral izquierdo donde contribuyó en gran manera al triunfo en Alemania';06.

En ataque, además, Donadoni dio entrada de inicio a Quagliarella ante la baja de última hora, por gripe, de Vincenzo Iaquinta. Con ello, jugó con tres teóricas puntas, dos de ellas que suelen jugar en banda. Pese a ello, Italia no entró por los extremos y pecó de ir demasiado centralmente.

Y eso que enfrente estaba una Georgia que un equipo modesto técnicamente, que tiene algunos titulares sin equipo y que llegaba a cumplir el expediente sin salir vejado, ya que como era lógico perdió hace tiempo sus opciones matemáticas de clasificación.

Además, Georgia se presentaba con las bajas por lesión del milanista Kaladze, sin duda su jugador más notable, y de Kobiashvili. La gran novedad en la alineación georgiana fue la presencia en ataque de Levan Mchedlidze, un joven de dieciséis años que juega en el conjunto juvenil del club italiano Empoli y que en la hora que jugó se movió mucho, dejó algunas cosas interesantes, pero lógicamente evidenció que debe aún madurar.

Pese a la modestia del rival, a Italia le costó mucho encontrar su posición sobre el campo. Se mostró espesa en la maniobra e incómoda ante la presión de un conjunto georgiano voluntarioso, tranquilo y que gustaba de tocar en corto. El equipo transalpino abusaba de colgar balones centrales y no desde los extremos, lo que facilitaba la labor de la defensa visitante.

Con ello, la primera media hora transcurrió con apatía, sin grandes cosas, con confusión. Lo primero notable fue un remate de cabeza al palo de Luca Toni, en excelente posición central y tras centro de Di Natale.

La acción, al menos, sirvió para espolear a la Selección de Donadoni, que sin jugar con brillantez, pero con empuje y mayor determinación empezó a encontrar hueco en la contención visitante. Fundamental en ello fue que Italia encontró los peligrosos saques de falta centrales de Andrea Pirlo, a distancia de una treintena de metros de la meta georgiana.

En el primero, Pirlo puso el balón sobre la cabeza de Toni (m.31), que remató alto; en el segundo, el centrocampista del Milán hizo el 1-0 (m.44), con la colaboración del meta Lomaia, ya que el lejano balón, pese al efecto, entró alto por el centro sin que nadie lo tocase. Hacía más de un año que Pirlo no marcaba con la selección.

Un minuto después, Lomaia se desquitó ante otro saque de falta de Pirlo, pero su anterior error ya había desbloqueado el empate inicial.

Una vez puesto a favor el resultado, se esperaba una Italia más activa y brillante en la segunda mitad. Pero no fue así: el equipo "azzurro" siguió espeso de maniobra, sufriendo la mayor presencia numérica en centro del campo y sin saber abrir espacios; le faltaba la lucidez necesaria para jugar rápido al primer toque.

Para fortuna para Italia, enfrente estaba una Georgia sin mordiente atacante y que al llegar al área rival no sabía resolver. Bien es verdad que no creó mucho peligro, pero sí podía cuando menos haber puesto en mayores aprietos al meta Buffon.

Italia, pese a seguir jugando sin gran criterio, gozó de alguna que otra ocasión para sentenciar el partido. Eran oportunidades fruto de saques a balón parado o de acciones aisladas individuales.

En una de esas últimas llegó el 2-0 (m.84), en jugada peleada bien por Toni con su marcador y cesión hacía la izquierda, donde se incorporó Grosso, que apuntilló al meta.

El lateral, este año en el Lyon, ponía brilló a su vuelta a la titularidad de un equipo nacional del que ha faltado mucho tras Alemania';06.

Fue lo último de un partido sin más interés que la lucha por la clasificación y que deja apasionante el Escocia-Italia, del próximo Noviembre. Georgia se fue cumpliendo su objetivo de no salir goleada.

-Ficha técnica:

2 - Italia: Buffon; Oddo, Panucci, Barzagli, Grosso; Gattuso, Pirlo, Ambrosini (Mauri, m.86); Quagliarella (Foggia, m.71), Toni, Di Natale.

0 - Georgia: Lomaia; Khizanishvili, Shashasvili (Kenia, 61), Asatiani, Salukvadze; Tsktishvili, Menteshashvili, Kvirkvelia, Kankava; Mchedlidze (Siradze, m.61), Demetradze.

Goles: 1-0. Min.44: Pirlo, en lejana falta directa; 2-0. Min.84: Grosso, por encima del portero.

Árbitro: Mejía Dávila (ESP). Mostró tarjeta amarilla a Demetradze (m.41) y a Oddo (m.65).

Incidencias: Partido del Grupo B de clasificación para la Eurocopa 2008, disputado en el Estadio "Luigi Ferraris", de Génova, ante la presencia de unos 29 mil aficionados.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×