Dinamarca 1-3 España... La 'Furia Roja' respira de nuevo en la Euro

La Selección Española respira de nuevo y atisba un futuro esperanzador tras superar con un claro triunfo el difícil examen que tenía en el encuentro ante Dinamarca, una prueba complicada, más que...
 La Selección Española respira de nuevo y atisba un futuro esperanzador tras superar con un claro triunfo el difícil examen que tenía en el encuentro ante Dinamarca, una prueba complicada, más que por la dificultad que entrañaba el rival, por el desagradab

MEDIOTIEMPO | Agencias13 de Octubre del 2007

  • Iker Casillas salvó en varias ocasiones a España

La Selección Española respira de nuevo y atisba un futuro esperanzador tras superar con un claro triunfo el difícil examen que tenía en el encuentro ante Dinamarca, una prueba complicada, más que por la dificultad que entrañaba el rival, por el desagradable ambiente con el que los de Luis Aragonés encararon la cita.

Quizá por el peso que la historia ejerce sobre el combinado nórdico (España le ha ganado 14 de 16 enfrentamientos), la "dinamita roja" cedió el balón a España.

Sorprendieron los escandinavos en su forma de encarar el encuentro, pues necesitaban imperiosamente los tres puntos para seguir divisando en el horizonte la fase final de la Eurocopa que se disputará el próximo verano en Austria y Suiza.

Se esperaba una Dinamarca con el cuchillo entre los dientes e intimidadora en el comienzo del envite, pero la realidad fue otra muy diferente.

España, que seguramente hubiese firmado un empate también válido para sus aspiraciones de clasificación, se topó con un rival endeble, sumamente débil, y se hizo rápidamente con la posesión del esférico.

La presencia de los llamados "jugones" facilitó la labor de toque de los de Luis Aragonés en la parcela ancha del terreno de juego. España fue tejiendo de esta manera su tela de araña, en la que daneses fueron cayendo con el paso de los minutos como fruta madura.

Toque y más toque. La Selección tenía el balón y ello le insuflaba tranquilidad y seguridad en sí misma. Mientras, los nórdicos sólo conseguían llegar a la portería de Iker Casillas con balones largos y bombeados que a veces generaron cierto miedo en la defensa española.

Pero fue un espejismo. Los entrenados por Morten Olsen se fueron diluyendo como un azucarillo. Saltaron al césped acomplejados y no estuvieron a la altura que la importancia de la batalla reclamaba.

Y fue Raúl Tamudo el encargado de traducir la superioridad española en gol al anotar el primero. Lo hizo de cabeza tras recibir un pase de Andrés Iniesta desde la banda izquierda después de un bonito recorte hacia atrás del barcelonista.

Caprichos del destino, tuvo que ser otro Raúl en el que enfilase el camino del triunfo español. Tamudo, que llegó a la selección como solución de urgencia tras la lesión de David Villa y que disfrutó de la titularidad por la baja a última hora de Fernando Torres, anotó su quinta diana como internacional en diez partidos disputados.

El tanto, cuando sólo habían transcurrido diez minutos, ejerció un efecto demoledor en los daneses y relajante en los españoles, aunque poco después se produjeron unas manos de Cesc Fabregas en el área de Casillas en un más que posible penalti que el colegiado no concedió.

El partido dibujó desde el principio el escenario más favorable para los de Luis Aragonés. Un rival atemorizado y un gol tempranero le pusieron enseguida en la senda del éxito. Sin un juego exquisito, España se hizo dueña de la situación.

Así se llegó al segundo tanto en la mejor jugada del encuentro. Una auténtica apología de la querencia por el balón de los españoles. Los hombres de Luis se cedieron el cuero en todas las direcciones en toques cortos con la complacencia de los daneses, que miraban de un lado a otro como corría la pelota. La secuencia de pases concluyó con una bonita pared entre Tamudo y Sergio Ramos que el madridista convirtió en gol ante la salida de Sorensen.

Era el 2-0 y prácticamente la puntilla al encuentro. Antes de concluir la primera mitad Cesc envió el balón al larguero y España se fue al descanso sabiendo que sólo un milagro podía voltear una situación muy favorable.

A base de balones bombeados, consiguió Dinamarca atisbar un tanto que le metiese en el partido en el segundo acto. Lo pudo hacer Martin Laursen de cabeza en un balón que despejó Casillas con el pie en la misma línea de gol, Thomas Helveg en un error del cancerbero español en un mal despeje y Nicklas Bendther en un balón que estrelló en el poste.

Pero España sabía que eran retazos y que tenía al rival contra las cuerdas, por eso siguió dejando pasar los minutos sin alterarse más de la cuenta a la espera de la conclusión.

Aún así, el jugador del Villarreal Jon Dahl Tomasson anotó el 1-2 en el minuto 87, pero no le tembló el pulso a España que sólo un minuto después sentenció con un golazo de Albert Riera.

Y consiguió llegar al término sin sufrimientos. Superó el examen a base de toque, sin juego brillante, pero sabiendo aprovechar a la perfección los puntos flacos de un enemigo que decepcionó.

España logró una victoria que producirá un efecto sedante tras la convulsiva semana vivida antes del encuentro. El incendio que se había propagado en los días precedentes con el debate sobre la ausencia de Raúl González en la convocatoria recibió hoy un refrescante chorro de agua. A falta de dos jornadas, España tiene pie y medio en la Eurocopa del próximo año en perjuicio de Dinamarca, que tras la derrota prácticamente ha dicho adiós.

Ficha técnica:

1 - Dinamarca: Sorensen; Helveg; Martin Laursen, Ulrik Laursen, Niclas Jensen (Kenneth Pérez m. 78) ; Poulsen, Andreasen (Bendtner m. 46), Daniel Jensen, Rommedahl, Tomasson y Gronkjaer (Kahlenberg m.64)

3 - España: Casillas, Sergio Ramos, Marchena, Albiol, Capdevila; Joaquín, Xavi, Albelda (Pablo m.63), Iniesta; Cesc (Luis García m. 78) y Tamudo.

Goles: 0-1: m. 10, Tamudo. 0-2: m. 44, Sergio Ramos. 1-2: m. 87, Tomasson. 1-3: m. 88, Riera.

Árbitro: Lubos Michel (Eslovaquia). Enseñó tarjeta amarilla a Daniel Jensen y Capdevila.

Incidencias: Partido de la fase de clasificación para la Eurocopa de 2008 correspondiente al Grupo F, disputado en el estadio NRGi de Aarhus ante 19.849 espectadores, entre ellos un grupo de unos quinientos españoles. España jugó con el segundo uniforme, de color blanco.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×